Miércoles 26 de Enero de 2022

Hoy es Miércoles 26 de Enero de 2022 y son las 07:27 ULTIMOS TITULOS:

10 de abril de 2020

En Firmat construyeron un respirador de bajo costo

True es una empresa de Firmat, Santa Fe, que fabrica maquinaria para el campo. “Queremos cubrir la zona por si faltan equipos”, asegura su dueño y busca fondos para que el prototipo se convierta en un producto.

En Firmat, al sur de Santa Fe y escasos 100 km de Rosario un grupo de emprendedores, empresarios, ingenieros y profesores no descansan para lograr la certificación de un respirador (ventilador) con avanzadas prestaciones.

“Tenemos todo listo. El respirador ya está, lo hicimos”, asegura Mauricio Gallo (57), el dueño de la pyme True que fabrica maquinaria para el campo en Firmat, en el sur de Santa Fe. Allí, en una mesa tiene el prototipo funcional de un respirador artificial low cost. Gallo está entusiasmado, aunque siente algo de frustración. Igual, no baja los brazos. La pandemia, cree, va a impactar fuerte y él quiere ayudar a su zona y, si se puede, al resto del país.

Según informó Infobae, Argentina necesitaría 2.600 equipos más ante un eventual pico de coronavirus. Eso, con tres fábricas locales que el Gobierno intervino para administrar la logística de la distribución a las provincias, es algo que, por ejemplo, países vecinos no tienen.

No buscan rédito económico, solo que no ocurra lo que en otros países. Ahora se encuentran en la encrucijada que las autoridades puedan acelerar la burocracia para poder probarlo y certificarlo lo más rápido posible. Médicos terapistas lo probaron y están conformes con el desarrollo. Mientras se conoce la noticia, empresas y distintos profesionales se suman donando elementos y horas de trabajo.

El Gobierno reitera desde hace semanas, y de manera concreta ayer en un posteo en el sitio de Casa Rosada, que “los ventiladores (respiradores) de cuidados críticos son productos médicos, soporte de vida, y pertenecen a la clase de riesgo III según la regulación vigente”. En resumen: requieren de habilitación expresa de la Anmat y una larga lista de reportes, pruebas y registros y rótulos. En el mismo sentido se manifestaron instituciones como la Sociedad Argentina de Bioingeniería, la Cámara de Equipamiento Hospitalario de Fabricación Argentina y la Sociedad Argentina de Terapia intensiva.

De fácil fabricación, de lograr las aprobaciones correspondientes se pueden fabricar en masa con menos del 10% del costo de un respirador convencional.

“Había que hacer algo con lo que se viene”, dijo Gallo. Solo necesita un millón para producir en una pequeña escala su prototipo. Hoy tiene un conjunto de caños, cables, chips, controladores y plaquetas sobre una mesa que terminan, a modo de ejemplo, en un guante quirúrgico que se infla al ritmo del aire que administra el equipo sostenidamente. ¿Qué falta? Tener todo ese material dentro de un gabinete de metal, cuyas matrices ya encargaron a un tornero de precisión local.

“Tenemos listo un respirador: ya está, lo hicimos. Funciona. El terapista nos guió y tenemos un modelo estandarizado con circuitos, electroválvulas, plaquetas electrónicas y display. Todos componentes nacionales”, asegura Gallo.

El modelo que “copiaron” es de la fábrica cordobesa Tecme, el mayor fabricante local. “Creo que se podrían hacer unos 200 por semana. Pero para empezar con series medianas necesitamos un millón porque hay que comprar componentes en cantidad. El ensamble es muy rápido, sólo hay que aceitar el tema de los proveedores identificados, que tengan producto, y luego resolver la logística, que en estos días es complicada”, detalla.

“Tenemos una senadora nacional amiga (María de los Angeles Sacnun, del FPV) que nos está gestionando algunas cosas y también hablamos con el ministerio de Salud de la Provincia. Abrimos una cuenta hace tres días auditada por el Colegio de contadores y llevamos recaudados $280.000. El Senado de la Provincia dijo que iba a aportar. Pero ya estoy cansado de hablar con los políticos, prefiero concentrarme en el desarrollo. Lo importante es que podemos hacer equipos de primera, no son dos plaquetitas. Es complejo, pero seguimos todos los procesos”, msnifestó.

Los equipos requieren de aprobación de Anmat. El organismo dijo que tienen una mesa chica que va a aprobar este tipo de desarrollos. “Las clínicas nos aseguran que los van a usar igual, aunque no estén aprobados. Queremos cubrir la zona que con 15 respiradores para casos críticos. Los médicos están a favor, lo mismo que los terapistas y todos los neumonólogos de la zona”, dijo Gallo.

 

 

FUENTE: SIN MORDAZA

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!