DEPORTES

Gracias por tanto, perdón por tan poco Diegol

Me senté frente a la máquina y enseguida me salían frases, palabras sentidas, emociones, vivencias que quería volcar en un escrito, pero no podía ordenar mi cabeza, no me podía enfocar, es más difícil cuando querés escribir sobre alguien que amas tanto porque los sentimientos fluyen y no lo hacen en forma ordenada, hay una disputa interna entre cuál poner primero y cuál después, así que, entre lágrimas, respiré hondo y reflexioné sobre lo que te diría si te tuviese enfrente.