Sábado 21 de Mayo de 2022

Hoy es Sábado 21 de Mayo de 2022 y son las 12:03 -

CIUDAD

6 de marzo de 2020

Nuevas pericias en el boliche Ming en busca de rastros de sangre .

El fiscal que investiga la muerte de Orellano ordenó pruebas con Luminol, así como un relevamiento "para croquis planimétrico exhaustivo" del local bailable.


Jueves 05 de Marzo de 2020

El fiscal que investiga la muerte de Carlos "Bocacha" Orellano, el joven que fue a bailar a un boliche y apareció muerto dos días después en el río Paraná, ordenó hoy la búsqueda de rastros de sangre en ese local a través de pruebas de Luminol, indicaron fuentes judiciales.

Además, el fiscal Patricio Saldutti ordenó un relevamiento “para croquis planimétrico exhaustivo del interior del local bailable”, así como del frente, la parte trasera y las adyacencias, indicó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Las pericias se llevaban a cabo esta noche en el boliche Ming, en la Estación Fluvial, donde fue visto con vida por última vez Orellano, de 23 años, la madrugada del lunes 24 de febrero pasado.

Las medidas de prueba eran realizadas por personal de la Policía Federal, atento a que el fiscal desafectó de la investigación a la fuerza de seguridad provincial ante posibles riesgos de complicidad.

Saldutti aguarda los resultados de análisis y estudios que se realizaron el lunes último al cuerpo del joven, que fue sometido a autopsia para establecer el motivo de la muerte.

Mientras los familiares y su perito de parte aseguran que el cuerpo presentaba golpes y hematomas, la directora del Instituto Médico Legal de Rosario, Alicia Cadierno, afirmó que “no hay ningún elemento” para afirmar que haya muerto por una paliza.

De acuerdo a la familia del joven muerto, Carlos intentó ingresar al VIP del boliche sin autorización y fue golpeado por los patovicas del local.

Edgardo Orellano, padre de Bocacha, se reunió la semana pasada con el presidente Alberto Fernández. El mandatario dijo entonces que hará “todo lo que haga falta para que, de una vez por todas, dejemos de reclamar justicia para uno y para el otro y que veamos castigados a los culpables de tantos delitos”.

 

El fiscal del caso secuestró los teléfonos celulares de los doce patovicas de Ming y de dos policías que realizaban servicios adicionales en el lugar.

Hasta ahora no se conoce la razón de la muerte del joven cuyo cuerpo apareció el miércoles 27 flotando en el río Paraná, a pocos metros del boliche al que había ido a bailar.

 

 

 

 

FUENTE: LA CAPITAL

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!