Jueves 25 de Febrero de 2021

Hoy es Jueves 25 de Febrero de 2021 y son las 10:58 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

26.2°

El tiempo en Villa Minetti

OPINIÓN

8 de febrero de 2021

Rosario, bajo las balas y la inseguridad

Claves. La canción sigue siendo la misma en la principal ciudad de la provincia. Se necesita con urgencia decisión política para cumplir la promesa de "orden y paz"

La ordalía de violencia e inseguridad azota a la provincia de Santa Fe, puntualmente a Rosario. Nada que no se sepa. Lo sorprendente es que nada parezca hacerse para cambiar la situación.

  La canción sigue siendo la misma, y no es el tema de Led Zeppelin. Ojalá lo fuera. Resulta asombrosa la cantidad de armas que hay en Rosario, y mucho más el verdadero arsenal balístico en la capital de la vaina servida. Ya que no puede parar la violencia, ni aumentar la cantidad de móviles policiales, ¿por qué el gobierno provincial no encara una política de Estado para que Rosario se desarme? Lo peor es no hacer nada. Los resultados están a la vista.

  La seguridad volverá a ser el principal tema de campaña en los comicios que se vienen, como siempre. El que está afuera prometerá “orden y paz” para cambiar la situación, como prometió Omar Perotti. Pero tampoco anduvo bien la seguridad durante los gobiernos del Frente Progresista.

Con este y con el otro

Todo lo que se observa hoy —amplificado por la ineptitud del titular del área, Marcelo Fabián Sain— existía en gobiernos anteriores. Curiosamente, Sain también participó del último gobierno del Frente Progresista, traído por esa coalición, en 2016. Hace años que la seguridad es un desastre. Y hace seis años que esta Sain. ¿Será por eso que no lo convocan a una interpelación, como lo pidió Juntos por el Cambio?

  La curiosidad de este tiempo, respecto a los anteriores, es que en vez de recato y vergüenza, el ministro de Seguridad injuria periodistas, se saca fotos con la camiseta de Platense, les moja la oreja a los peronistas diciendo que están aburguesados y no militan, le arma y desarma las internas al gobernador, dice que los santafesinos son conservadores. Y se tuitea encima. Todo eso, mientras los crímenes en Rosario caen como polen en primavera. ¿Y el gobernador Perotti?

  Para que quede claro que desde esta columna no se mira la realidad con anteojeras: el Frente Progresista perdió las elecciones por la inseguridad en Rosario. Perotti prometió “orden y paz”. Y ahora las cosas están peor. Punto y aparte.

  La novedad política de la semana vino por el lado de lo que se apronta como el nuevo frente político en santa Fe entre la UCR, el PRO y otros sectores. Sin la firma de diputados socialistas, el nuevo conglomerado presentó un proyecto para que el gobernador y los legisladores, más los jueces, intendentes y concejales, presenten sus declaraciones juradas. Una muy buena iniciativa que tenía craneado llevar a extraordinarias la Casa Gris, pero le ganaron de mano.

Frentes en formación

Si bien le bajan el tono al hecho de que haya sido el debut del nuevo frente entre radicales progresistas y Juntos por el Cambio, todo parece ir en ese sentido. Como el menú corto para los comicios es pata o pollo, salvo que Lifschitz decida ser candidato a un cargo legislativo, los radicales no van a desarmar las valijas.

  Se frotan las manos los peronistas si el socialismo se queda en la testimonialidad de un frente progresista. Se escribe en minúsculas, porque si se va la UCR los socialistas deberán cambiarle el nombre.

  Pero antes de eso, el PS tiene una parada de las bravas. Hay tres sectores dispuestos a competir en la interna partidaria que tiene cierre de listas en apenas unos días. Antonio Bonfatti quiere que el candidato de su sector sea Rubén Galassi. Lifschitz plantea otros nombres. Y hay un tercer espacio, con Eduardo Di Pollina a la cabeza.

  Lifschitz, quien es el único dirigente en el socialismo que puede aspirar a conducir con éxito una vía electoral, debería mantenerse al margen y buscar que todo el Partido Socialista se amigue. Perdieron la provincia. Pero, además, la ciudad de Rosario, donde empieza a tallar políticamente Pablo Javkin.

  “¿Sabe cómo terminan los socialistas? Abrazados a Javkin por interés mutuo. Desde ahí van a pretender que los radicales vuelvan a la coalición. Pero los radicales saben que otra vez, electoralmente, volver es ir al desierto con un tupper lleno de anchoas. Sin Lifschitz de candidato, salen terceros”, apuntó un dirigente clave de boina blanca.

A todo o nada

El tema es que si Lifschitz va de candidato a senador deja un espacio importante de la institucionalidad santafesina, como es la Presidencia de la Cámara de Diputados. Y si se presenta a las elecciones no tiene otra que ganar. La foto del 2021 es la película del 2023 con matices.

  Esta claro que los militantes socialistas dicen preferir “perder a ir con el PRO”. Pero la búsqueda de todo dirigentes con pretensiones es ir a adueñarse del poder. Y a Lifschitz le gusta el poder. “¿A quién no?”, repiten como un mantra todos los políticos. Lo que cambió es el contexto. No habrá espacio para que el progresismo en soledad pueda ganarle al Frente de Todos, y será difícil que pueda superar a Juntos por el Cambio. Son momentos. Antes, era al revés: el socialismo lideraba a sus anchas un espacio que impedía el triunfo del PJ. La aparición del PRO le dio a la clase media un nutritivo más.

 Sin ejercicio de síntesis le será muy difícil al no peronismo sacar al Frente de Todos del Sillón del Brigadier. Empezó la cuenta regresiva del cronograma electoral.

Fuente:La Capital

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!