Jueves 2 de Diciembre de 2021

Hoy es Jueves 2 de Diciembre de 2021 y son las 05:54 ULTIMOS TITULOS:

INFRAESTRUCTURA

27 de noviembre de 2020

Crónicas del atraso: la historia de Gualterio, el gurí que buscaba señal desde un molino para entregar la tarea

La delegación Entre Ríos de FAA tomó este caso testigo para pedir que las escuelas rurales vuelvan a dar clases presenciales. La falta de conectividad a internet se volvió inocultable en la pandemia, un déficit de la ruralidad en buena parte del país.

En estos días fue muy difundida la historia de Gualterio, un gurí entrerriano que para recibir y enviar las tareas de la escuela subía a varios metros de altura en un molino, la única manera de lograr la conectividad que le permita establecer contacto con su docente. Su historia, explicaron desde la delegación Entre Ríos de la Federación Agraria Argentina, es la de miles de niños de esa provincia que no se pueden conectar por falta de señal, una falencia de vieja data que se hizo notoriamente visible en las clases virtuales.

 

En el primer semestre del año, jóvenes agrarios realizaron una encuesta entre chicos de todos los niveles educativos del Departamento entrerriano de La Paz que se vieron obligados a continuar su estudios a distancia a causa de la pandemia. El resultado fue que que el 83 % tenía problemas serios de conectividad.

 

En octubre, la Federación Agraria de Entre Ríos se dirigió al Gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, para que -con los cuidados necesarios- se puedan reiniciar las clases presenciales en todas las escuelas rurales, ya que el envío de cuadernillos, por parte de los docentes, no era suficiente.

Como ya lo dijo la entidad que agrupa a los pequeños y medianos productores, la actividad agropecuaria fue declarada esencial y no paró nunca, pero miles de gurises rurales entrerrianos han sido discriminados por el sistema educativo. “Está claro -dijeron- que los sistemas alternativos, al aula, no han dado resultado, a pesar del esfuerzo de muchos docentes”. Desde la entidad remarcaron que lamentablemente la falta de conectividad, algo bastante común en el campo, no hizo posible una comunicación fluida. 

 

 

El caso de Gualterio Canezza, el gurí de 13 años oriundo de Jubileo, pueblo rural cercano a Villaguay, se vuelve representativo de lo que le ocurre a miles en la provincia y el país. Por falta de conectividad, el niño cada día subía a un molino para enviar sus tareas escolares en tiempo y forma a la Escuela Agrotécnica N° 2 “J.J. de Urquiza”

 

“Ante esta realidad y experiencia, se deben arbitrar los medios para un inicio normal del 2021, incluidos los resultados de las tenues reaperturas de escuelas rurales que se están realizando”, reclamaron los federados.

Fuente:Campo Litoral

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!