Lunes 19 de Octubre de 2020

Hoy es Lunes 19 de Octubre de 2020 y son las 13:07 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 36º
  • Soleado

1 de junio de 2020

Perotti decide puertas adentro del PJ el futuro de las leyes de seguridad

La oposición, mayoría en Diputados, aparece más receptiva. En el Senado, de mayoría peronista, es generalizado el cuestionamiento a Saín.

00:00 hs - Lunes 01 de Junio de 2020

Las leyes de seguridad pública que el gobernador Omar Perotti anunció en su mensaje de apertura de las sesiones ordinarias están atrancadas en un circuito de paradojas. No hay ninguna fecha cierta para la remisión de los proyectos a los que el ministro de Seguridad Marcelo Saín condiciona su continuidad.

Al mismo tiempo el envío de esas iniciativas implicarían un casi seguro rechazo del Senado. Allí las expresiones de encono hacia Saín son generalizadas pero en especial la resistencia, exhibida desde el primer día pero ahora manifiesta, es ejercida abiertamente por senadores del peronismo. Lo significativo es que en la Cámara de Diputados, donde el PJ tiene seis bancas sobre 50, hay receptividad para tratar las leyes en caso de que lleguen. E incluso, por lo que trascendió públicamente, su contenido es considerado superador del obsoleto esquema normativo actual en la materia.

Ejes y proyectos

A veces la política produce estas encerronas. El primer acto de Perotti en funciones fue hablar de un pacto de gobernabilidad entre Estado y delito al asumirse como el mandatario que llegaba a desmontarlo. Prometió hacer de la seguridad pública un eje de su gestión. Esa misma semana Saín dijo que la herramienta del cambio anunciado por el gobernador eran tres leyes que debían transformar el sistema de seguridad pública, la estructura de la policía provincial y los mecanismos de su control.

Saín postula en sus tres proyectos de ley cambiar un esquema de seguridad pública que rige desde 1975 cuando no existía el narcotráfico como problema criminal ni urbano. También propone modificar un sistema policial que, según un diagnóstico enviado a la Legislatura en febrero, permite que la provincia dispusiera al asumir Perotti de apenas 3.100 efectivos por turno haciendo prevención policial para 3.369.000 habitantes. Además requiere una ley de control para una estructura donde la criminalidad, en especial el narcotráfico, penetró la fuerza con casos constantes de oficiales superiores acusados de corrupción. Esto tiene ejemplos permanentes en los principales departamentos y muy recientes en el que representa como senador Armando Traferri, San Lorenzo, donde el comisario Cristian Di Franco fue condenado por integrar la organización de Esteban Alvarado.

A debate

Dos de esos proyectos están terminados y superaron el análisis de la Fiscalía de Estado. El 1º de mayo Perotti anunció que los enviaría a la Legislatura pero nadie especificó cuándo. El gobernador dijo aspirar a que las iniciativas se analizaran en foros comunitarios para que la ciudadanía los conozca. De hecho, pasado mañana Saín compartirá uno con el especialista en sistemas procesales Alberto Binder y el rector de la UNR Franco Bartolacci.

Pero en el ministerio quieren que los foros sean correlativos al tratamiento de las leyes; de lo contrario la gestión de Perotti se agotará sin que se puedan obtener estos instrumentos considerados vitales para progresar hacia otro modelo.

Legisladores de cuatro bloques en la Cámara de Diputados consultados por este diario señalaron que el sentido de los proyectos tiene aspectos compartidos y que para su viabilidad será crucial primero conocerlos a fondo y luego el camino que adopte el debate. Pero no mostraron a priori la resistencia que ya empieza a advertirse en sectores del oficialismo.

En tanto en el Senado uno de los legisladores enfrentados a Saín en el mismo PJ es Traferri. En una nota de este fin de semana el senador por San Lorenzo se declaró contrario al régimen de escalafón único que su propio partido impulsó en la reforma de ley de personal policial de 2006. En declaraciones al programa "Sin Mordaza TV" sostuvo que a Saín "le gusta hablar más de lo que hace", exhortó a ser cuidadosos al hablar críticamente de la policía porque al hacer "interpretaciones erróneas sobre las fuerzas policiales estamos atentando contra la institución" y sostuvo que "no se puede improvisar ni tampoco hablar desde la teoría".

Dilema

¿Mandará las leyes Perotti en este esquema de virulencia? En todos los pasillos del Ministerio de Seguridad creen que remitir los proyectos implicaría una ruptura de un acuerdo de gobernabilidad con Traferri.

Perotti asimiló a un mes de llegar la dificultad de gobernar frente a una minoría propia en el Senado pese a la mayoría peronista. Todo el capítulo de seguridad en la ley de emergencia diseñado por Saín naufragó en la Cámara alta a instancias de Traferri. El gobernador entendió que ese grupo de seis senadores propios serían la aduana para su gestión. Y la siguiente ley (necesidad pública) pudo salir bajo la venia del sanlorencino.

Pero Saín acaba de hacerle un favor al Senado con declaraciones que le implicaron, salvo pocas excepciones, el repudio transversal de la Cámara donde los legisladores interpretaron que el ministro les atribuye relaciones con el narcotráfico. Lo que Saín hizo desde el primer día fue señalar que durante mucho tiempo los senadores volcaron su peso para decidir las autoridades policiales en sus departamentos y que eso se iba a acabar en su gestión, a la vez que priorizaría a los intendentes como actores clave para el control del delito.

Perotti está en una encerrona porque su gobierno es una coalición de sectores muy dispares y con alguien no podrá acordar. Deberá elegir entre Saín y los senadores. En la oposición legislativa hay una idea general de que a Saín lo boicotea su propia fuerza política aunque también creen que el ministro rompió con agravios puentes hacia sectores que le son afines. La pregunta latente es si las leyes de Saín son en realidad las leyes de Perotti.

Receptivos

"Perotti llegó prometiendo paz y orden y poniendo muy alto el tema de seguridad. Y hoy en este eje parece no tener ningún apuro", dijo Joaquín Blanco, diputado socialista en el Frente Progresista, el sector que invitó a Saín a sumarse como asesor durante la gestión de Miguel Lifschitz en 2016. "Leyes tan importantes que van a impactar por quince a veinte años no se sacan sin construir mayorías en las dos cámaras. Esto tiene que tener validación política desde el oficialismo y es Perotti quien tiene que liderar el proceso. Saín tuvo acciones agraviantes como culpar a Lifschitz de instigar una marcha en Rafaela a la casa del gobernador. No conocemos aún los proyectos pero tenemos responsabilidad institucional y los vamos a analizar con toda seriedad”, sostuvo.

 

   El diputado Maximiliano Pullaro, del bloque UCR en el Frente, considera correctos los proyectos en el marco general, pero el marco político que los hace viables es otra cosa. “Una discusión fructífera dependerá mucho de quién sea el negociador del oficialismo. Puede haber receptividad. Si tienen que ver con los proyectos de reforma que nosotros queremos, trabajaremos para que salgan. La división de tres policías fue algo que nosotros tratamos de implementar. Si un funcionario busca sacar leyes no puede pegarte todo el tiempo porque eso genera un conflicto de fondo. No dejaremos de debatir, hay voluntad porque acordamos en varios temas, pero creo que el ministro tendrá que dialogar más en el Senado”, dijo quien fuera durante cuatro años el anterior ministro de Seguridad.

   El diputado Rubén Giustiniani (Igualdad) muestra predisposición. “No conocemos el proyecto pero por la información periodísticas contiene líneas generales cuya orientación compartimos. Pero debería ingresar por Diputados para que no llegue algo distinto a lo que se propone. Hasta que eso pase no es posible una opinión de fondo”, sostuvo.

   Algo similar señaló Carlos del Frade (Frente Social): “Avalamos las ideas generales de lo que trascendió, queremos participar del debate legislativo porque tenemos varios proyectos en ese sentido”. El bloque de Cambiemos, en cambio, pidió la dimisión de Saín. Pero la perspectiva en Diputados no es refractaria a los proyectos de seguridad.

Débil fortaleza

La crítica multipartidaria de los senadores provinciales, un encendido editorial del diario La Nación que no con frecuencia reserva ese espacio para analizar un aspecto de la política de una provincia y los propios errores no forzados del ministro son una muestra de que desde el mismo PJ ahora un sector va por su cabeza.

   Otra de las paradojas es que pese a la debilidad de su soledad política Saín tiene en sus proyectos una extraña fortaleza: nadie parece dar debate con ideoneidad en la materia y los que lo hagan sólo con críticas quedarán pegados a lo viejo que está probado en su fracaso.

   En el peronismo hay un acuerdo en el cual Saín no tiene lugar. Pero la pregunta ya no es qué hará el ministro sino el gobernador que llegó prometiendo una transformación radical en la seguridad santafesina.

 

fuente: la capital

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »