Viernes 25 de Septiembre de 2020

Hoy es Viernes 25 de Septiembre de 2020 y son las 23:29 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 27.5º
  • Mayormente nublado

12 de mayo de 2020

Un estudio anticipa que el Paraná se mantendría bajo por los próximos tres meses

El Instituto Nacional del Agua prevé "condiciones deficitarias de precipitación" y que no se debe esperar una recuperación sensible del Paraná en mayo, junio y julio.

16:43 hs - Martes 12 de Mayo de 2020

Luego de un leve repunte a fines de abril, el Paraná volvió a descender para dejar una marca histórica en el puerto local de Santa Fe de 0,80 metros. La bajante más importante de los últimos 50 años no da tregua y los pronósticos siguen sin ser alentadores a partir de una tendencia climática que sigue siendo desfavorable.

Un nuevo informe del Instituto Nacional del Agua (INA) sobre posibles escenarios hidrológicos en la cuenca del plata durante el período mayo, junio y julio advierte que en "el norte del litoral argentino y en el sur de Brasil se espera un trimestre con condiciones deficitarias de precipitación, al igual que en las cuencas del río Paraguay y Bermejo; en tanto, se prevén lluvias normales para en la cuenca del río Uruguay".

La falta de lluvias en la región anticipan que en los próximos meses "predominarán condiciones de marcada escasez y aguas bajas. Los caudales de los grandes ríos de la cuenca se mantendrían en valores bajos y cerca de los mínimos registrados en los últimos 40 años".

 

El documento publicado advierte que en el mes de "abril el patrón de lluvias en la cuenca alta del río Paraná se mantuvo por debajo de lo normal" y que los resultados del los "Centros Mundiales de Pronóstico Climático prevén Condiciones Deficitarias en los próximos 3 meses" para toda la zona, incluida el litoral argentino.

De esta forma, vaticinan que "los niveles en el río Paraná en territorio argentino, incluyendo el Delta, se mantendrán oscilando en la franja de aguas bajas en las próximas semanas, en los niveles mínimos de los últimos 50 años, con una especial atención a los efectos de posibles repuntes significativos de corto plazo, especialmente desde el río Iguazú".

 

La marcada situación de estiaje en los cursos que aportan al río Paraná no van a permitir aliviar la tendencia descendente debida a la disminución de caudal desde las altas cuencas. "La tendencia climática regional indica que no se debe esperar una recuperación sensible en el trimestre de interés", detalla el informe.

Desde abril que los niveles oscilan en el piso de valores mínimos. En Santa Fe por ejemplo, el descenso fue persistente hasta el 24 de abril. Una leve recuperación lo llevó el 1 de mayo a la marca de 0,98 centímetros. Sin embargo, nueve días despúes el río descendería a los 0,80 metros (misma medición que este martes al mediodía).

Un estudio anticipa que el Paraná se mantendría bajo por los próximos tres meses. Gentileza: Hernán Retamoso. El 24 de abril, el Paraná midió 0,82

Un estudio anticipa que el Paraná se mantendría bajo por los próximos tres meses. Gentileza: Hernán Retamoso. El 24 de abril, el Paraná midió 0,82

Graves consecuencias económicas

Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, "la bajante más severa del Río Paraná en los últimos 50 años representa un costo de US$ 244 millones para el complejo agroindustrial exportador de la República Argentina".

Cabe recordar que el gran Rosario concentra el 80% de la capacidad teórica diaria de procesamiento de soja y girasol que tiene Argentina. Además, desde estas terminales portuarias se despacharon en el año 2019 el 67% de los granos, el 96% de las harinas y el 93% de los aceites vegetales que exportó el país en el período.

La particularidad se presenta con aquellas empresas que antes cargaban un buque Panamax con 45.000 toneladas del cereal y completaban carga en Bahía Blanca-Necochea hasta las 60.000-65.000 toneladas, se ven obligadas a salir del Gran Rosario con menos mercadería por la falta de profundidad.

Esto las obliga a cargar más maíz en los puertos del sur bonaerense, lo cual plantea problemas en la logística porque hay menor disponibilidad de cereal en el sur bonaerense y los costos de adquisición son más elevados. En muchos casos debe retribuirse adicionalmente a los productores por el mayor costo de flete que existe para trasladar granos que están más alejados de los puertos bonaerenses.

"Estos mayores costos de adquisición, transporte y logísticos se estiman en 25 U$S por cada tonelada que no se pueda cargar en el Gran Rosario. Lo mismo sucede con el poroto de soja. En un Panamax, con una capacidad de carga en tono a los 60.000 a 65.000 toneladas, perder 4 pies de calado en el Gran Rosario implica dejar de cargar entre 8.000 y 10.000 t/buque. En el caso que carguen harinas, la pérdida puede ser menor ya que ésta cubica más (pesa menos por volumen de carga).

Estiman que los problemas logísticos, de transporte y de industrialización implican una pérdida para la economía argentina de US$ 244 millones en el primer cuatrimestre de 2020, al resentir la navegación y carga máxima de los buques y barcazas en las terminales portuarias del Gran Rosario, epicentro de la agroindustria argentina.

 

fuente: uno santa fe

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »