Sábado 22 de Enero de 2022

Hoy es Sábado 22 de Enero de 2022 y son las 11:57 ULTIMOS TITULOS:

19 de abril de 2020

Saglione apunta que "hace falta emisión, pero coordinada"

El ex ministro de Economía de Santa Fe e integrante de la consultora P&G analizó la relación fiscal entre Nación y provincias en el marco de la pandemia.

00:00 hs - Domingo 19 de Abril de 2020

El efecto económico del coronavirus se hizo sentir, entre otras cosas, en una caída brutal caída de la recaudación fiscal tanto nacional como provincial. Frente a esto, la Nación apeló a la emisión monetaria para financiar los mayores gastos destinados a atender la pandemia y sus impactos. En ese marco, dispuso una millonaria asistencia a las provincias.

El ex ministro de Economía de Santa Fe e integrante de la consultora P&G, Gonzalo Saglione, señaló que "la pandemia agarra a la economía argentina muy mal parada", y que la emisión monetaria será necesaria para financiar este déficit. En ese marco, "es deseable que se generen los mecanismos de coordinación entre la Nación y las provincias y entre éstas y los municipios para evitar que los niveles inferiores de gobierno busquen algunas medidas alternativas como las cuasimonedas, que claramente no solucionan el problema de la economía argentina y generan otros que no tenemos".

El gobierno nacional puede cubrir la brecha fiscal generada por la caída de la recaudación y el aumento del gasto en esta emergencia sanitaria, con emisión de pesos a través del Banco Central, algo que no pueden hacer provincias y municipios. De esta manera, "esa emisión monetaria para cubrir el déficit del Tesoro también debería ir direccionada a cubrir los déficits que resulten de esta pérdida de recaudación en las provincias y municipios", dijo Saglione y recordó que actualmente "la ley no habla de una coparticipación automática de la emisión monetaria".

Por eso, consideró clave buscar los mecanismos "para que el gobierno nacional, que tiene el monopolio de la emisión de dinero, lo haga pensando no sólo en las dificultades fiscales nacionales sino en las provinciales y locales".

Ante esto, calificó de "positiva" la decisión del gobierno nacional de destinar $ 120 mil millones para atender las necesidades financieras de las provincias y a la vez destacó que la mitad de esos fondos, $ 60.000 millones, se realizaron de modo automático mediante la modalidad de Adelantos del Tesoro Nacional (ATN) y en los mismos términos de la coparticipación.

"Es como decirle a cada provincia que aquello que no recibió por coparticipación se les transfiere vía ATN sin diferenciación entre cada administración y con los mismos criterios y coeficientes que la ley establece, algo que me parece totalmente saludable", dijo Saglione y también consideró que sería necesario que ese mismo criterio apliquen las provincias con los municipios.

"Esto es muy beneficioso porque el financiamiento que las provincias pierden como consecuencia de una menor coparticipación, al menos parcialmente, lo pueden recuperar a través de una distribución automática y no discrecional", agregó.

La economía en recesión

Este rojo ya se empezó a cuantificar. Esta semana el gobierno santafesino confirmó que la recaudación impositiva en la provincia cayó en marzo último un 7,8 por ciento interanual y, si se considera la merma registrada en los recursos coparticipables, el impacto en las arcas provinciales representó unos $ 4.000 millones.

"Claramente la pandemia viene a profundizar una actividad económica en recesión, ya que veníamos con una caída desde 2018, y una década sin crecimiento genuino", dijo Saglione para dimensionar el impacto de la emergencia sanitaria global en el país.

"Si hacemos una comparación con una familia, si antes de la pandemia tenía ahorros y resto financiero el impacto será uno, y si no los tenía, la situación será distinta y peor", dijo y señaló que "hay economías de países desarrollados que van a tener el mismo impacto que Argentina por la pandemia, pero partiendo de una situación de origen mucho más holgada, y ese no es el caso nuestro".

Por eso, la situación presenta "un desafío para todos los sectores de la economía y también para aquellos que administran las finanzas públicas en los distintos niveles de gobierno", dijo el ex funcionario de Economía y por eso se mostró partidario de "coordinar" acciones entre los Nación, provincias y municipios en términos monetarios para evitar el camino de las cuasimonedas, una opción que estuvo en boca de gobernadores e intendentes en las últimas semanas, como salida frente a la falta de recursos.

"Las cuasimonedas no son una opción deseable porque tienen muchos impactos negativos y se usaron allá por el 2001 justamente porque la ley de convertibilidad le prohibía al Banco Central emitir moneda. Esta restricción hoy no existe, todo lo contrario, tenemos una ley de responsabilidad fiscal que le impide a los gobiernos provinciales y municipales emitir", recordó.

Desde la consultora P&G, que Saglione conduce junto al ex secretario de Finanzas provincial Pablo Olivares, trataron de dimensionar el impacto de la cuarentena en la economía provincial, haciendo un corte en el primer período de aislamiento que fue del 20 de marzo al 12 de abril último, en un informe que la semana pasada publicó La Capital, en este suplemento.

"El Producto Bruto Geográfico (PBG), es decir la producción de bienes y servicios finales tuvo una caída de 40 mil millones de pesos en ese lapso", indicó Saglione y aclaró que esta medida de aislamiento obligatorio tiene un doble impacto. "Por un lado hay muchas actividades que dejaron de producir porque no están exceptuadas y en consecuencia por el lado de la oferta no están en condiciones de producir bienes y servicios; y por otro lado, la cuarentena generó una merma en el ingreso de la población, una incapacidad de producir demanda y eso también impacta negativamente sobre la economía", dijo.

   

 

De ese modo, "si se observan en forma conjunta ambos elementos, la conclusión es que de cada 100 pesos que la economía santafesina produce en un día normal, la medida de aislamiento impide producir 42 pesos, en términos de oferta y demanda", explicó Saglione. Es decir, la afectación diaria es del 42 por ciento de la producción y si eso se pondera por el impacto total en el año "nos da ese orden de caída de 40.000 millones de pesos, que significa, año contra año un 2,6 por ciento de caída en la producción tan solo explicado por la cuarentena", detalló.

El mismo cálculo la consultora P&G lo realizó sobre el Producto Bruto Interno de la Argentina y el retroceso les dio un 3,2 por ciento. De ese modo, la caída del 2,6 por ciento de la economía santafesina es inferior a los pronósticos nacionales, muchos de los cuales son aún menos alentadores y hablan de un retroceso cercano al 5 por ciento.

"Esto se explica fundamentalmente por distintas participaciones relativas de los sectores económicos en cada provincia", indicó Saglione.

Por eso, "cuando uno compara la estructura productiva de Santa Fe con la del país, encuentra que acá, en promedio, las actividades que menos están afectadas por el aislamiento tienen un mayor peso relativo y eso explica el diferencial entre el 2,6 por ciento y el 3,2 por ciento", concluyó el economista.

 

 

fuente: la capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!