Lunes 16 de Mayo de 2022

Hoy es Lunes 16 de Mayo de 2022 y son las 03:12 -

SALUD

14 de marzo de 2020

En días, el Cemar será centro de diagnóstico definitivo del coronavirus

Como en 2009 ante la gripe A, el municipio pidió autorización al gobierno de la Nación. En Rosario hay cinco casos sospechosos. Se trabajará en la readecuación del sistema sanitario público y privado.



Al confirmar la presencia de cinco casos sospechosos en la ciudad y a la espera de los análisis complementarios, el secretario de Salud del municipio, Leonardo Caruana, anunció la puesta en marcha de la Central de Operaciones de Emergencia Sanitaria (Coes) para "esta fase de contención" de la pandemia de coronavirus, y señaló que se trabajará en la readecuación del sistema sanitario, coordinadamente entre el sector público y privado, para responder a los diferentes niveles de demanda que se vayan presentando. En lo inmediato, aseguró que se requirió a la Nación la autorización a convertir el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemar) en un centro de referencia que pueda realizar los diagnosticos definitivos en la ciudad (como el Instituto Malbrán) "para ganar tiempo" y anticipó se sumará una línea complementaria al 107 para evitar "la saturación de los servicios y las guardias de los efectores".

   

 

Equipado

Si bien el edificio del Cemar cuenta ya con el equipamiento para llevar adelante los diagnósticos en la ciudad, el funcionario señaló que, así como sucedió en 2009 durante la epidemia de gripe A, es necesario que la Nación envíe los kits con los reactivos y lo autorice como centro de diagnóstico definitivo de enfermedad por coronavirus.

"Estimamos que eso va a suceder en los próximos días", anticipó Caruana, y explicó que es un paso clave en la agilización de la toma de decisiones ante la crisis. "Todo lo que sea acortar tiempos de espera para intervenir y definir por protocolo qué se hace con las personas afectadas, es fundamental", consideró.

En lo inmediato, apuntó al trabajo que están llevando adelante tanto los servicios estatales como las cámaras de urgencias del sector privado para que "las primeras valoraciones de los cuadros se hagan en forma telefónica, de modo tal de no saturar las guardias y centros de salud".

Para eso, en las próximas horas se pondrá en funcionamiento una línea complementaria al servicio de emergencia que se presta a través del 107, un canal de comunicación sobre el cual también apeló "a la responsabilidad" ciudadana en su utilización.

Además, el responsable de Salud indicó que la ciudad "está aún en una fase de contención, ya que los casos que se han presentado son todos de personas que han estado en el exterior o de personas que han tenido estrecho contacto con ellos", por eso aseguró que "en este momento sigue siendo fundamental la detección precoz de los casos sospechosos y la vigilancia de sus familiares".

Así y todo, aseguró que "la realidad epidemiológica se modifica día a día", e indicó que ese factor, así como los protocolos nacionales y provinciales que se vayan estableciendo, serán los ejes sobre los cuales se harán las adecuaciones a nivel local.

Modificar el sistema

Con 2.500 camas de internación en la ciudad, incluido el sector público como privado, y un porcentaje de las mismas para cuidados críticos, Caruana indicó que es fundamental "poner el sistema en toda su dimensión e ir adecuándolo de acuerdo a las necesidades de respuestas" que haya que dar.

No sólo lo afirmó respecto del coronavirus, sino además teniendo en cuenta que las próximas semanas, ya a partir de abril, comienza a aumentar la demanda en los efectores por cuadros respiratorios de otro tipo, y focalizó la atención en la población de adultos mayores que hasta ahora son los más vulnerables ante la pandemia.

"Estamos estimando la necesidad de insumos, recursos humanos y equipamiento", detalló, además de modificaciones en los modos de atención para evitar la visita innecesaria a los centros de salud. Como ejemplo, puso el caso de los pacientes crónicos, a quienes se buscará entregar la medicación para períodos más extensos y así evitar su llegada a salas de espera que podrían afectarlos.

De este modo explicó que se "busca anticipar dificultades que ya se vieron en los países con circulación del virus", y señaló que "se trata de pequeñas intervenciones hasta medidas de mayor envergadura".

También indicó que se irán analizando los planes de contingencia de acuerdo a la demanda y las consultas que se vayan registrando, así como la necesidad de internaciones. Y en ese punto, explicó que "se irá transformando el sistema en función del problema, readecuando la atención en los centros de salud, guardias y dispositivos específicos para la atención de procesos respiratorios, lo que dará la posibilidad de ampliar el número de camas críticas de ser necesario, así como las de las salas generales de modo de llevar la atención a quien más lo necesita".

Fuente:La Capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!