Martes 24 de Noviembre de 2020

Hoy es Martes 24 de Noviembre de 2020 y son las 23:03 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 32.8º
  • Nublado

POLITICA

31 de octubre de 2017

Reformas: Santa Fe, escéptica

Miguel Lifschitz espera la “letra chica” de los anuncios que hizo ayer Mauricio Macri. Desde hace un par de semanas, se reúne la comisión provincial de análisis tributario que trabaja en un proyecto de retoques impositivos locales. El mensaje llegaría a la Legislatura en noviembre. Hipótesis que generan alertas.

Miguel Lifschitz escuchó ayer el discurso del presidente Mauricio Macri. Como la gran mayoría de los invitados, coincidió con los trazos generales de los ejes que el presidente decidió colocar en el centro de la escena. “Un diagnóstico de temas que conocemos y compartimos; una buena agenda”, se encargó de decir el propio gobernador santafesino cuando se retiraba del evento. Ayer, se presentaron conceptualmente esos tópicos, pero no se avanzó con “la letra chica”. Y allí posó su mirada el mandatario provincial. “Habrá que ver ahora en las diferentes mesas cómo podemos avanzar en temas de consensos y acuerdos básicos. Hay que ver la letra chica de esas propuestas; cómo impactan en los trabajadores, en las provincias, en las empresas; para bien o para mal”, alertó. Por supuesto que valoró la amplia convocatoria que contempló “a todas las provincias y sectores”, y por eso entendió que se trató de “un buen comienzo”. Pero para el análisis fino de las reformas, dijo que “es demasiado pronto” opinar. En síntesis, Lifschitz dijo coincidir con los enunciados -bajar la litigiosidad laboral, terminar con los regímenes de privilegio del sistema jubilatorio, reducir la carga impositiva para el sector productivo...-, pero aclaró que en todos los casos es imperante conocer en detalle los proyectos y reformas respectivas para saber “qué hay detrás” de esos títulos que generaron casi una adhesión colectiva. Tributos La reforma tributaria que se impulsa desde la Casa Rosada es una de las que mayor incertidumbre -y preocupación- genera en las autoridades de la Casa Gris. Ayer, el presidente volvió a hablar de la necesidad de reducir la elevada presión impositiva en el país, aunque el cómo lo comenzará a desentrañar en las próximas horas el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. “Estamos dispuestos a acompañar todo lo que sea disminuir cargas al sector productivo, siempre que sea parejo para todos y que sirva para descomprimir los sectores más vulnerables”, dijo Lifschitz volviendo a condicionar su apoyo. Es que parte de esa reforma nacional -como ya se lo adelantaron a los funcionarios provinciales- pasa por eliminar progresivamente Ingresos Brutos, impuesto neurálgico y clave para la recaudación provincial. La Nación promueve esa reducción “en pos de la producción”, que obviamente aplaude la medida; pero induce a las provincias a que recuperen la consecuente pérdida de ingresos mediante el aumento “hasta donde se pueda” de los impuestos patrimoniales. Es entonces allí donde la provincia debe resolver “hasta dónde” puede incrementar, por ejemplo, el Impuesto Inmobiliario. Su actualización ha sido en los últimos años sólo en función de la pauta inflacionaria, porque una suba mayor es fuertemente resistida por los diferentes sectores. Prueba de ello es el congelamiento del proyecto de ley con el nuevo revalúo fiscal que hace tres años espera tratamiento en la legislatura. Aún así, y abriendo el paraguas, la semana pasada ya fue convocada en el ámbito del Ministerio de Economía la Comisión de Análisis Tributario que aglutina a referentes de la industria, el comercio, los servicios y el campo. Las entidades fueron “advertidas” acerca del escenario que la provincia tiene por delante, y de las directrices que bajan de Nación. Las reuniones seguirán en ese ámbito, hasta consensuar algunos retoques impositivos a nivel provincial, que el gobierno aspira plasmar en un proyecto de ley -independiente del presupuesto 2018, que no fue girado aún a las cámaras- para enviar a la Legislatura, incluso, en el período de ordinarias. Luces amarillas El escenario de alertas en materia financiera no se agota con la posible morigeración de la alícuota de Ingresos Brutos. Economía suma al contexto otras situaciones que, si bien son hipotéticas, impactarían de manera severa en los ingresos federales para Santa Fe. Por un lado, el eventual fallo de la Corte a favor del planteo de Buenos Aires sobre el Fondo de Conurbano; por el otro, el nuevo impuesto al revalúo, que implicaría perder coparticipación por Ganancias. Todo ello, más lo que resulte de los cambios a Ingresos Brutos. Las estimaciones de lo que Santa Fe podría resignar por esos conceptos oscila entre los siete y diez mil millones de pesos anuales. Ley de ART Macri volvió a reclamar ayer la adhesión a la ley que modifica la norma de accidentes de trabajo; otra vez habló de “las mafias” que actúan tras esa problemática, y reprochó que sólo dos estados han adherido a la normativa. Santa Fe está en el universo de las que no se sumaron, y mantiene sus reparos. “Es uno de los temas que requieren acuerdos -dijo ayer el gobernador-; nosotros lo venimos trabajando con distintos actores para presentar un proyecto buscando un marco de consenso. Coincidimos con la intención de bajar la litigiosidad laboral, pero sin lesionar derechos adquiridos por los trabajadores”, aclaró Miguel Lifschitz. Gremios Para este medio día en la sede de FESTRAM estaba prevista una nueva reunión de todos los sindicatos que integran el Consejo Económico y Social de la provincia, para discutir una agenda de trabajo y elegir autoridades. Si bien la convocatoria había sido previa a los anuncios de Mauricio Macri, se descontaba -al cierre de la presente edición- que su discurso iba a ser también materia de análisis.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »