Jueves 30 de Mayo de 2024

Hoy es Jueves 30 de Mayo de 2024 y son las 14:19 -

AGRICULTURA

25 de abril de 2024

LAS LLUVIAS PARALIZAN LA COSECHA

Dada la realidad climática de la semana, cada hora de sol se aprovechó totalmente, a la espera de retomar las labores de recolección de soja y maíz.

Según el último informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte Santafesino, la semana se caracterizó por imágenes con cultivos de soja temprana (de primera), en proceso de cosecha y maduración de grano, maíz tardío (de segunda), en plena actividad de trilla y en etapa fenológica de maduración, con mazorcas pequeñas por la presencia de Spiroplasma kunkelii, transmitida por la chicharrita del maíz (Dalbulus maidis). Además, soja tardía (de segunda) y algodón, en distintas etapas de maduración y fructificación con variados escenarios, dada la realidad climática de la semana, donde cada hora de sol se aprovechó totalmente, en los departamentos del área de estudio.

Acumulados importantes

Los acumulados fueron muy importantes, particularmente en el norte santafesino, con mayor impacto y consecuencias en el departamento Vera (distritos Los Amores y Cañada Ombú). Situaciones que se acentuaron y agravaron por la secuencia de las inestabilidades, los milímetros acumulados, las condiciones fisiográficas y la deficiente infraestructura vial que complicaron los escenarios, tanto de las áreas urbanas como rurales. Pero mantuvieron y aumentaron los contenidos de humedad en los perfiles de los suelos. Las mismas se prolongaron en el tiempo, en el período se intercalaron días húmedos, lluviosos con secos, soleados. Todo influyó y determinó la irregularidad de la recolección, la lentificación del ritmo de la cosecha de soja temprana, algodón y sorgo granífero.

En los lotes de maíz tardío (de segunda), cultivo que afrontó a lo largo del ciclo una realidad, compleja, nuevamente se observó el daño progresivo y continuo que ocasionó la presencia de Spiroplasma kunkelii, transmitida por la chicharrita del maíz (Dalbulus maidis), su vector, con particularidades en cada sembradío.

Para el lapso comprendido entre hoy 24 y el 30 de abril, los pronósticos prevén desde su comienzo, aumento progresivo de la nubosidad, inestabilidad y muy altas probabilidades de precipitaciones de diversas intensidades e irregular distribución geográfica, condición que alternaría con algunas horas de sol y cielo despejado, en toda la superficie del SEA, prolongándose hasta mediados del domingo 28. A posteriori, lentamente variaría a estabilidad climática, despejado, soleado, buen tiempo, temperaturas diarias en descenso, condición que se mantendría hasta el final del intervalo. Las temperaturas diarias fluctuarían entre mínimas de 7 a 22 ºC y máximas de 18 a 32 ºC.

Maíz temprano, adentro

Fin del ciclo del maíz temprano de la campaña 2023/2024, con una superficie sembrada de 66.500 ha, una superficie cosechada (grano comercial), de 44.550 ha, con un rendimiento promedio de 76,0 qq/ha y una producción total de 338.583 tn

La soja temprana se demora

Tres o cuatro días avanzó la recolección de soja temprana (de primera), principalmente en los departamentos San Martín, San Jerónimo, Castellanos, Las Colonias, La Capital, área sur y centro del SEA.

Por las características climáticas que acontecieron la semana anterior, precipitaciones que complejizaron el proceso, falta de piso en los lotes, imposibilidad de acceso a los mismos por caminos en malas condiciones, sumado a los altos porcentajes de humedad ambiente y de grano, al final del período el proceso se paralizó otra vez.

En el sector sur, los rendimientos promedios mínimos obtenidos fueron desde 28 a 30 qq/ha, con máximos de 40 a 45 qq/ha y en lotes puntuales se alcanzaron 52 qq/ha. Grado de avance 48 %, con un progreso intersemanal de 18 puntos. En el sector centro, los rendimientos promedios mínimos obtenidos variaron desde 18 - 20 - 24 qq/ha, con máximos de 38 a 42 qq/ha y en lotes puntuales se contabilizaron 50 qq/ha. Grado de avance 30 %, con un progreso intersemanal de 12 puntos.

En el sector norte, comenzó la cosecha, la cual fue muy lenta por las condiciones ambientales y muy pocos lotes donde se avanzó. Se observaron los siguientes estados fenológicos: R "estados reproductivos", en un muy bajo porcentaje en R7 (comienzo de madurez, una vaina con color de madurez) y el resto, en R8 (madurez plena).

La soja tardía avanza

La realidad climática y ambiental que se describió permitió que los cultivares de soja tardía (de segunda), continuaran su evolución sin inconvenientes, en las etapas fenológicas en que se encontraba cada uno. La disponibilidad de agua útil en los suelos posibilitó el buen llenado de los granos y el sorteo sin dificultad del período crítico, por lo que ingresaron a la recta final con muy buenas perspectivas por los posibles resultados. A un 80 % de los sojales se los detectó en estados buenos, muy buenos o excelentes. El 18 % del área implantada, presentó estado regular, con secuelas por la ausencia de precipitaciones y el elevado régimen térmico que imperó por un período de 10 a 12 días durante el ciclo y malo, el 2 % restante.

El más perjudicado

Los maizales tardíos (de segunda), jornada tras jornada mostraron claramente el daño provocado por la presencia de Spiroplasma kunkelii, su vector la chicharrita del maíz (Dalbulus maidis), cuya expansión fue tan dinámica que originó escenarios muy complejos, sin antecedentes. Por dicha realidad, los destinos del cereal se determinaron y determinarían ante la situación particular de cada parcela y por cada productor. Debido a que el ciclo del cereal se interrumpió, ya se cosecharon anticipadamente algunos lotes de maíz tardío, lo que haría más rápido y corto el período, comparado con años anteriores. En la recolección de los sembradíos más avanzados, los rendimientos promedios estuvieron entre 16 - 18 - 20 -22 qq/ha, considerados como muy malos.

El algodón, con más picudo

La semana tuvo tres o cuatro jornadas de cierta estabilidad ambiental, pero elevada humedad, que posibilitó en forma muy lenta el avance de la recolección del algodón. El retraso en la cosecha permitió la aparición o el desarrollo de malezas, que dificultaron y afectaron la calidad de la fibra del producto.

También se observó el rebrote de las plantas, por lo que nuevamente se aplicaron desecantes. En algunos lotes puntuales, implantados tempranamente, aparecieron granos brotados en las bochas, que también afectarían la calidad de la fibra.

En las tareas de captura del picudo algodonero, se cuantificó un mayor número de ejemplares. Por lo que se intensificarían las recorridas y los monitoreos para la detección temprana de su presencia, cuando las condiciones climáticas, de suelos, caminos o acceso a los predios, mejoren. También deberían llevarse a cabo controles oportunos, acciones todas, que evitarían infecciones en la próxima campaña.

FUENTE CAMPO LITORAL

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!