Jueves 22 de Febrero de 2024

Hoy es Jueves 22 de Febrero de 2024 y son las 00:49 -

ACTUALIDAD

27 de junio de 2023

Cómo funciona el innovador sistema de limpieza del campo argentino

Los envases vacíos de agroquímicos utilizados en el campo representan uno de los principales residuos de la producción agropecuaria. En Argentina, se implementó un sistema de gestión ambiental coordinado entre entidades públicas y privadas para recuperar estos envases y reducir su impacto ambiental.

El programa de manejo responsable de CampoLimpio brinda una gestión sobre los residuos agropecuarios y pone a disposición del productor lugares donde se pueden entregar los envases vacíos de agroquímicos, ya sea Centros de Almacenamiento Transitorio (CAT) o campañas itinerantes. El objetivo es promover su función circular, pasando de ser residuo a recurso.

Desde el inicio de las operaciones en 2019 hasta marzo de 2023, la Asociación Civil CampoLimpio recuperó cerca de 9 millones de kilogramos de envases vacíos.

El Sistema de Gestión está actualmente aprobado en 19 provincias y recibe envases en 71 CAT distribuidos en todo el país. En la provincia de Santa Fe, el sistema está pendiente de aprobación por parte de las autoridades del Ministerio de Producción y del Ministerio de Ambiente.

Recuperar y reciclar

La eficiencia del sistema es compartida con todos, así lo decreta la Ley 27.279 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para la Gestión de los Envases Vacíos de Fitosanitarios, que establece las responsabilidad de todos los actores de la cadena a lo largo del ciclo de vida del producto fitosanitario. Asimismo, indica las prácticas prohibidas, como la quema, el abandono, la venta ilegal o el entierro de dichos envases, considerándolos delitos.

La gran mayoría de estos envases vacíos pueden ser recuperados, sometidos a un tratamiento adecuado y reutilizados para fabricar caños, postes, fratachos y otros materiales de construcción, así como elementos viales y otros productos, lo que promueve la economía circular.

Para facilitar la puesta en valor de estos desechos, los productores deben entregarlos limpios, según su tipo, para disminuir la cantidad de residuos químicos dentro del envase. 

En este sentido, la norma IRAM 12.069 establece que los envases, una vez vaciados, tienen que ser sometidos a las técnicas de triple lavado o lavado a presión. 

¿En qué consiste el triple lavado y el lavado a presión?

Para realizar el triple lavado, es necesario añadir agua limpia hasta cubrir 1/4 de la capacidad del envase, cerrarlo y agitar enérgicamente durante 30 segundos. Luego, el agua del lavado debe ser vertida en el tanque de la pulverizadora, repitiendo este procedimiento dos veces más. 

Luego de agotar su contenido, un recipiente fitosanitario puede retener en su interior volúmenes de hasta un 5% del producto. El lavado es importante no sólo porque permite aprovechar todo el producto; al minimizar los restos en el envase también se hace más segura su manipulación en toda la cadena de gestión del envase vacío y se reduce la posibilidad de contaminación ambiental.

En el caso del lavado a presión, se debe colocar la boca del envase dentro del pico lavador y activar el sistema de bombeo de la pulverizadora para lavar a presión durante 30 segundos. El agua resultante de este proceso también debe ser vertida en el tanque de la pulverizadora.

Los productores deben entregar los envases vacíos ya limpios y perforados en su base, en los Centros de Almacenamiento Transitorio (CAT) desplegados por CampoLimpio.

Fuente:Campo Litoral

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!