Martes 16 de Abril de 2024

Hoy es Martes 16 de Abril de 2024 y son las 17:01 -

ECONOMÌA

29 de diciembre de 2022

El gobierno nacional anunció en Rosario que prepara medidas de alivio por la sequía

El secretario de Agricultura se reunió en esta ciudad con ministros provinciales y la mesa de enlace agropecuaria

El gobierno nacional prepara medidas para aliviar la situación de la producción agropecuaria afectada por la histórica sequía que golpea al país. Así lo señaló el secretario de Agricultura de la Nación, Juan José Bahillo, al cabo de una reunión que mantuvo en Rosario con los ministros de Producción y Agricultura de cinco provincias y con los integrantes de la mesa de enlace de entidades del agro.

Celeridad en la tramitación de las declaraciones de emergencia agropecuaria, alivio fiscal y ayudas directas, sobre todo para la lechería y la ganadería, son algunos de los puntos de la agenda que se discutió. Sobre esos ejes se apoyará el paquete que, en las próximas horas, sería anunciado por el ministro de Economía, Sergio Massa, o el presidente Alberto Fernández. Los referentes gremiales y los responsables de las políticas agropecuarias de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos y La Pampa, coincidieron en la necesidad de que estas medidas sean urgentes. “La situación es crítica y la ayuda que llega tarde no es ayuda”, señaló el vicepresidente segundo de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Raúl Etchebehere.

La reunión de Bahillo con la dirigencia agropecuaria y los ministros provinciales se gestó a instancias de estos últimos, luego de que una convocatoria del secretario para analizar la situación de la sequía fracasara la semana pasada por la ausencia de la mesa de enlace.

“Los tres le pedimos al secretario de Agricultura de la Nación que hiciera esta reunión porque necesitamos, sobre todo en lechería y ganadería, tener una visión conjunta y decisiones; las medidas van a existir y los anuncios tienen que ser rápidos”, dijo el ministro de Agricultura de Córdoba, Sergio Busso, durante una rueda de prensa ofrecida junto a sus pares de Buenos Aires, Javier Rodríguez, y de Santa Fe, Daniel Costamagna, al término del encuentro realizado en la sede de Gobierno provincial en Rosario.

Bahillo, a su turno, consideró que la reunión fue positiva porque permitió evaluar junto a las provincias y la dirigencia agropecuaria “lo que estamos analizando para aliviar la situación de los productores” frente a la sequía histórica.

“No es una reunión resolutiva, me llevo algunas opiniones e ideas y terminaremos resolviendo en los próximos días algunas medidas que anunciará el ministro Massa o el presidente”, dijo, consciente de las coincidencias que hay en tres temas: financiamiento, alivio fiscal y rapidez de las medidas. Esos son los ejes, más allá de las medidas puntuales.

“Con los ministros provinciales coincidimos en la mirada sobre la situación de la sequía; en ganadería, la situación de los pequeños y medianos productores es especialmente crítica, se retiraron las napas de agua y tienen hasta problemas de suministro para hidratar la hacienda”, describió.

Con la sequía golpeando a buena parte del agro por tercer año consecutivo, la situación es grave en toda la línea, aunque cada región tiene sus particularidades. Costamagna, el anfitrión del encuentro, describió que en Santa Fe la situación “es muy difícil en el Norte para los pequeños y medianos productores ganaderos, con mortandad de hacienda”. En la zona de Rosario, el complejo legumbrero se vio muy afectado y también se perdió el 50% del rendimiento de trigo en la provincia.

Así y todo, el funcionario alertó: “Todos coincidimos en que nos preocupa más la película que la foto, porque una sequía en este momento del año te pega en la línea de flotación”. Es que es la época en que se hacen reservas para la lechería y la ganadería, y en la que se siembra el maíz, “la bisagra productiva para toda la producción de alimentos”. De hecho, señaló que “hoy está prácticamente interrumpida la siembra de maízay soja”.

Busso, de Córdoba, señaló que en el distrito mediterráneo, la cosecha de trigo fue muy heterogénea y el impacto mayor fue en ganadería. También pidió acelerar compensaciones para los tambos por el aumento de los costos a partir de la implementación del dólar soja. En la provincia de Buenos Aires, Rodríguez explicó que se declararon 57 distritos en emergencia sobre 117 rurales. El fenómeno está pegando muy duro en el Norte del territorio vecino, justamente en el límite con Santa Fe. Menos afectada, dijo, está la zona triguera bonaerense, que es donde se concentra la mayor producción del país.

Fernanda González, ministra de Producción de La Pampa, señaló que casi 5 millones de hectáreas fueron declaradas en sequía en esa provincia, la mayoría en zona ganadera. “En agricultura hay afectación pero no tanto como otras provincias se pudo levantar la cosecha y se está avanzando con la gruesa”, agregó.

El reclamo unánime de los funcionarios provinciales fue la celeridad. No lo dijeron abiertamente pero advierten que desde que la cartera agropecuaria pasó del rango de ministerio a secretaría, el curso de los expedientes se volvió más lento. Hoy están esperando que se homologuen las emergencias agropecuarias para destrabar recursos para asistir a productores, fundamentalmente para la compra de alimentación para el ganado. Tanto en ayudas relacionadas con la emergencia como en el marco del Plan Ganar, Santa Fe está a la espera de unos $ 900 millones.

“Los ministros piden acelerar los procesos administrativos para llegar con los fondos y también líneas de financiamiento o fondos rotatorios”, señaló Bahillo. Además, dijo, “hay un pedido firme de autoridades provinciales y entidades de avanzar con pedidos de declaración de emergencia porque eso permite suspender los pagos de anticipos de Ganancias”.

Al respecto, Elbio Laucirica, titular de Coninagro, explicó que hay urgencia por las declaraciones de emergencia porque “estamos cerrando balances a fin de año y para la Afip es muy importante contar con eso para liquidación de impuestos”. Un punto clave es suspender el pago de anticipos de Ganancias, “que no van a existir el año que viene”.

Para Jorge Chemes, de CRA, el reclamo se basa en algunos puntos básicos: morigerar la carga impositiva en este momento y ver qué mecanismos de financiación se van a poner en práctica. “Cuando se termine la sequía se va a tener que seguir trabajando y el productor no va a tener capital de producción”, dijo.

Carlos Achetoni, de FAA, hizo hincapié en la urgencia. “Queremos que rápidamente el Estado asista a los productores en este momento crucial, el clima y el tiempo que tienen los productores no da para más”, dijo. Etchebehere, de la SRA, completó. “La ayuda que llega tarde no es ayuda”.

Y Laucirica llamó a tener en cuenta el impacto de esta situación en los pueblos del interior, donde el efecto de la sequía “se va a sentir los comercios, los servicios y toda la economía”.

Fuente:La Capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!