Martes 28 de Junio de 2022

Hoy es Martes 28 de Junio de 2022 y son las 17:48 -

13 de junio de 2022

El consumo de carne vacuna cayó al mínimo en 100 años y hay menos vacas por habitante

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, en 2021 el consumo por habitante fue de 47,8 kilos; en 1920 ese indicador se había ubicado en 46,9 kilos; fuerte caída en la cantidad de vacas por habitante

El consumo de carne vacuna cerró 2021 con el mínimo registro en 100 años, según un informe realizado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De acuerdo al reporte, el año pasado el consumo equivalente por habitante fue de 47,8 kilos. Además, si uno compara la cantidad de vacas por habitante, este indicador quedó en un mínimo histórico de 1,13 bovinos por habitante.

“El promedio nacional de absorción de carne bovina fue el menor en 100 años. De hecho, debemos remontarnos hasta 1920 para encontrar un registro en el que se haya absorbido internamente un menor volumen de carne bovina per cápita. En ese entonces, se había precipitado hacia la baja la ingesta nacional, alcanzando el mínimo histórico de 46,9 kg/hab/año, siendo el menor registro histórico y encontrándose apenas 1 kg por debajo de 2021″, precisó el reporte de la entidad.

Para la BCR, la baja del consumo por habitante “es consecuencia de la disminución directa del consumo”. Además, esto obedece a que “también se amplió la absorción de otras proteínas animales”. De los 109,4 kg/hab/año de consumo total de carnes en 2021, el 44% correspondió así a carne bovina cuando a principios de este milenio, según la entidad, el rango iba del 60 al 70%. El pollo y el cerdo le ganaron espacio a la carne vacuna.

La carne vacuna representa el 44% del total de carnes

La carne vacuna representa el 44% del total de carnes

El reporte también muestra cómo el consumo de los últimos cinco años, que promedió los 54,5 kilos, está bien por debajo del período 1914-2021, que se ubicó en 73,4 kg/hab/año.

En otro tramo, el informe hace foco en que la producción en volumen no exhibe un incremento significativo.

“La Argentina se caracterizó históricamente por sus capacidades ganaderas y por participar activamente del comercio internacional, exportando parte de los bienes producidos internamente. No obstante, desde 1975 hasta la actualidad la producción cárnica bovina se ha mantenido en un rango relativamente estable que va de las 2,5 a los 3 millones de toneladas de carne bovina, con contadas excepciones. De hecho, el 2021 no fue la excepción, contabilizando una producción de algo menos de 3 Mt (equivalente res con hueso), por debajo de los 3,2 Mt del 2020 y cortando así con una racha de 3 años consecutivos donde se había superado el límite superior del rango de 3 Mt”, señaló.

Para la entidad, en cuanto al consumo aparente “su desempeño se encuentra ligado en buena medida a la producción”.

“Desde 1960 hasta la actualidad sólo en 13 oportunidades estos indicadores se movieron en direcciones contrarias”. Precisó: “Sólo en 13 de los últimos 61 años podemos decir que si la producción subió el consumo no tuvo un incremento, y viceversa”.

Respecto de las ventas al exterior, en algunos momento la producción y el consumo se distanciaron y tomó preponderancia la exportación. Pero no hubo saltos de esta última sobre la producción.

Indicadores

“Desde mediados de la década del sesenta hasta los primeros años de la siguiente, se registraron los mayores promedios anuales de la ratio exportación/producción de nuestro país. En este sentido, en ese entonces se exportó anualmente entre el 25% y el 33,6% de las toneladas de carne bovina que se producían internamente. Asimismo, el consumo per cápita del argentino promedio rondó entre los 60 kg/hab/año y 90 kg/ha/año. Luego, desde 1975 hasta el 2018 sólo se dieron 5 años en los que se superó al 20% de la producción exportada, y en ninguna ocasión se superó el 25% de la misma, al tiempo que en los últimos 3 años (2019-2021) se registraron exportaciones equivalentes del 26 al 28% de la producción por primera vez desde 1973″, apuntó.

En este contexto, el informe mostró que en 2021 la Argentina tuvo 1,13 bovinos por persona, un mínimo histórico. El máximo se dio en 1977 con 2,29 bovinos per cápita. El stock no siguió la línea del crecimiento poblacional.

Lo que ocurre con la ganadería es clave para el país. De acuerdo a otro reporte de la BCR, cuando se ven las distintas cadenas ganaderas allí se observa que la de carne vacuna genera 468.281 puestos de trabajo, esto es equivalente al 55% del empleo total del sector pecuario. Representa el 12% del total de los empleos generados en todas las cadenas agroalimentarias.

“Tomando la cadena bovina, de los 468.281 puestos de trabajo generados por toda la cadena, 265.445 (equivalente al 57%) corresponden a la producción primaria, y dentro de ese total, la gran mayoría (233.195 ocupados) realizan actividades de cría de ganado bovino. La etapa de industrialización le sigue con 104.647 ocupados (22%), de los cuales 45.442 corresponden a actividades de matanza de ganado bovino, mientras que 28.505 realizan actividades de elaboración de alimentos y 30.727 de tratamiento y fabricación de objetos de cuero. La etapa de comercialización crea 88.457 puestos de trabajo, con 37.065 relacionados a la venta mayorista y 51.393 a la venta minorista. Por último, 9.705 se encuentran ocupados dentro de otras actividades relacionadas, 1.306 en actividades de transporte y almacenamiento y 8.399 en insumos y maquinaria”, detalló.

Fuente:LA NACION

   

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!