Lunes 20 de Septiembre de 2021

Hoy es Lunes 20 de Septiembre de 2021 y son las 14:51 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

ECONOMÌA

17 de agosto de 2021

La inflación: reina de la inversión

Los activos en pesos ajustados por IPC le sacan ventaja al resto de las inversiones. El Estado retrasa al dólar, crea pobreza y destruye valor

Los activos en pesos ajustados por inflación le sacan ventaja al resto de las inversiones. La reestructuración de la deuda pública argentina no fue suficiente para revertir el escenario económico. El estado crea inflación y retrasa al dólar, crea pobreza y destruye valor.

El 31 de agosto de 2020 lográbamos reestructurar la deuda privada argentina, los bonos tuvieron una quita en valor presente y quedaron valuados en torno de u$s 54 en el mercado.

A la distancia, la reestructuración de la deuda dejó un nuevo quebranto a los tenedores de bonos, ya que en promedio hoy están valuados en u$s 35,00. El país no consiguió financiamiento genuino y no se calmaron las expectativas de devaluación.

Al 31 de agosto de 2020 el dólar oficial valía $ 74,18 y el dólar blue $ 138, al mes de julio la devaluación del peso a valores oficiales fue del 30,3%, y en blue del 31,9%.

La inflación en dicho período fue del 46,2% aproximadamente. Este atraso en el tipo de cambio se logró gracias a la fuerte intervención del Estado en los mercados.

Las reservas se ubicaban en u$s 42.842 millones y a fines de julio en u$s 42.582 millones, una diferencia negativa mínima, pero una muestra cabal que no lograron crecer. Los pasivos monetarios del Banco Central se ubicaban en $ 4.751.813 millones, y a fines de julio en $ 6.660.421 millones.

El Estado se siguió financiando vía emisión de pesos del Banco Central, postergando el problema devaluatorio para más adelante. Está clarísimo que la restructuración de la deuda no cambió en nada la forma de financiamiento del presupuesto argentino. La emisión siguió brillando en el escenario económico.

Desde el 31 de agosto de 2020 a la fecha no se logró avanzar en un acuerdo con el FMI, por ende, no se despejaron las expectativas de cesación de pagos a futuro, ya que el gobierno no logra vertebrar una reestructuración que, a prima facie, lucía más fácil que la deuda con privados.

Los inversores que compraron bonos argentinos enfrentaron fuertes pérdidas, el Estado manipuló los bonos tratando de controlar la evolución de los dólares alternativos, y la deuda pública mostró un incremento de u$s 14.053 millones entre agosto de 2020 y junio del año 2021.

La reestructuración de la deuda pública era una condición necesaria pero no suficiente para que Argentina saliera de la crisis económica que atraviesa. Falta vocación por terminar de resolver la deuda con el FMI, y una política de incentivos fiscales a nuevas inversiones. La inversión extranjera directa desde agosto de 2020 a junio de 2021 ascendió a u$s 621 millones, una miseria.

Como conclusión, los bonos no generaron rentabilidad alguna, no llegó financiamiento genuino, no fue el primer paso para acordar con el FMI, los capitales no vinieron, la deuda aumentó y Argentina no logró una recuperación económica consistente.

Cómo quedaron los bonos

Los bonos con vencimiento en el año 2030 comienzan a pagar amortización en el mes de julio del año 2024, hasta dicho momento pagan tasas extremadamente bajas que los hacen escasamente atractivos. En bolsa vale U$S 35,40 y su tasa de retorno es del 21,4% anual, un bono de tesorería americano durante 10 años rinde el 13,4%, por ende, se necesitarían 17 años para igualar el rendimiento de un año del bono argentino.

Los bonos con vencimiento en el año 2035 comienzan a pagar amortización en el mes de enero del año 2031, hasta esa fecha las tasas son poco atractivas: en el año 2022 1,12% anual, en el año 2023 el 1,5% anual, en el año 2024 el 3,62% anual, en el año 2025 el 4,12% anual, en bolsa vale u$s33. Sería atractivo si Argentina no sería sospechosa de default, su tasa de retorno es del 17,5% anual.

Estos son los dos bonos más populares, los bonos que vencen en el año 2038 y 2041 tienen una tasa de retorno del 18,4% y 15,6% anual respectivamente.

Se entregó en el canje un bono con vencimiento en el año 2029 en reconocimiento de los intereses no pagados, este bono vale en bolsa u$s 36,2 y tiene una tasa de retorno del 22,5% anual, comienza a pagar amortización en enero del año 2025.

Conclusiones

En conclusión, estos bonos carecen de atractivo, ya que tienen flujos de fondos muy amarretes a corto plazo, es una inversión pensando en la capitalización del bono, y son altamente manipulados por el Estado para controlar el precio de los dólares alternativos. Argentina no logra convencer al mercado que no caerá en cesación de pagos en los próximos 5 años.

El índice Merval al 31 de agosto del año 2020 cotizaba a 45.075 puntos que equivalía a u$s 326,6 medido a u$s blue, en la actualidad el índice Merval se ubica en 66.005 puntos, que implica una suba del 46,4%, medido en dólar blue se ubica en u$s 362,7 que implica una suba del 11,1%.

La mejor inversión en este período de tiempo en Argentina fue hacer un plazo fijo ajustado por inflación, ya que en el período bajo análisis la inflación fue del 46,2% y la suba del dólar blue del 31,9%, dejando una suba en dólares del 14,3%.

Resulta una paradoja que en Argentina la mejor inversión es la inflación, producto de que la crea el propio Estado vía emisión de moneda sin respaldo y posterior absorción de fondos. Pero lo más interesantes es que el propio Estado lleva adelante artilugios de venta de dólares para retrasar el tipo de cambio, ya sea oficial o alternativo, y hace que esta inversión también gane en términos de dólares.

En este contexto nace una competencia que es inflación versus dólares, en ambos casos la mano del Estado incide en el resultado final.

Esto no favorece a la producción, es una máquina de generar pobres, pero puede ser bien aprovechado por la especulación para sacar jugosas ganancias en dólares.

Fuente:La Capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!