Lunes 25 de Enero de 2021

Hoy es Lunes 25 de Enero de 2021 y son las 02:05 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

24.8°

El tiempo en Villa Minetti

POLICIALES

12 de mayo de 2017

Los "escueleros", los chicos que usaba la banda narco del intendente de Itatí

Son nenes en edad escolar que descargaban la marihuana que llegaba en balsas y lanchas desde Paraguay.

A un ritmo de 15 toneladas por semana, los narcos que ingresaban marihuana paraguaya a la ciudad correntina de Itatí no sólo contaban con protección policial, política y judicial. También tenían aceitadísimas sus bases que incluían a chicos del colegio del pueblo, nenes pobres a los que les pagaban unos pocos pesos por descargar los panes que cruzaban la frontera en lanchas cargadas con entre 600 y 1.000 ladrillos por viaje.

Así quedó explicitado este jueves en la resolución por la cual el juez federal de Capital Sergio Torres procesó al intendente de Itatí, Natividad “Roger” Terán, a su vice Fabio Aquino y a otras 26 personas, entre ellas cuatro policías de la provincia de Corrientes, un jefe de la Delegación Policía Federal, otro de Gendarmería y un restante de Prefectura.

“Trajiste todo lo maletero ya?” (sic) dice un mensaje de texto enviado por uno de los narcos que aún sigue prófugo en el expediente. Su interlocutor, otro narco apodado “Lechuga”, le contesta: “Los escuelero” (sic).

El SMS confirmó algo de lo que ya había hablado en el expediente uno de los arrepentidos que declaró bajo reserva de identidad. “’Cachito’ Bareiro (uno de los tres capos narco, procesado en la resolución) mandaba a los menores manejando vehículos cargados de droga para trasladarla desde Itatí a Corrientes Capital. Estos menores eran vecinos de ‘Cachito’, personas pobres”, dijo el testigo cuya declaración consta en el Legajo de Identidad Reservada N° 11.

A lo largo de las 642 carillas que tiene la resolución, el juez Torres abordó distintos aspectos del negocio del narcotráfico que había copado por completo Itatí. Esto también se ve reflejado en otros 21 expedientes abiertos en distintos juzgados y que involucran, entre otros, a la hija del intendente Terán (Mariela) y al hermano del viceintendente Aquino (Hernán).

En estas investigaciones, y sobre todo en la encarada por Torres, la composición de lugar describe a tres cabecillas narco de la zona: Carlos “Cachito” Bareiro, Federico “Morenita” Marín y Luis “Gordo”Saucedo.

De ellos tres sólo Bareiro está preso y de hecho, según Torres, “Cachito” manejaba su banda desde su celda de la Unidad N° 7 de Resistencia. Organizaba todo a través de sus subalternos que iban a visitarlo al penal o usando teléfonos celulares.

Marín, en cambio, está prófugo aunque su pareja fue detenida y procesada por Torres. Y algo similar ocurre con Saucedo, de quien no se tienen noticias pese a que en el expediente quedaron involucradas su pareja, su hermano y su primo.

Tan importante como los narcos propiamente dichos fueron los funcionarios de todas las posiciones y cargos que quedaron involucrados en el caso. Sobre el intendente Terán - que luego de ser detenido en marzo pasado se autodefinió entre lágrimas como “un perejil”- el juez evaluó que, lejos de estar al margen, él se encargaba de coordinar la obtención de la droga y de darles protección a los restantes integrantes de la banda.

El cuadro de corrupción lo completaban los miembros de las fuerzas federales destinados en la zona, entre ellos policías a los que incluso se les secuestraron varios panes de marihuana en sus despachos y un prefecto que habría pedido un préstamo para comprar un cargamento.

En la resolución también fue procesado un abogado que operaba en la Justicia provincial a favor de los narcos, una de las patas de la investigación que queda por profundizar.

Para el juez, Terán y Aquino integraron una asociación ilícita para la venta de drogas que utilizó a niños para llevar a cabo el delito. En sus comunicaciones, se referían a la droga como “nenas”, “bogas”, “sábalos”, “pescados” y “carne”. Y para diferenciar su calidad, “dorado” o “surubí”.

 

FUENTE: CLARIN

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!