Lunes 28 de Septiembre de 2020

Hoy es Lunes 28 de Septiembre de 2020 y son las 10:01 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 16.3º
  • Soleado

OPINIÓN

7 de septiembre de 2020

Volver a empezar: lo único transversal es el coronavirus

Claves. La situación en Rosario obligó a tomar medidas antipopulares. El futuro electoral está en duda. Fernández vuelve a errar en sus declaraciones públicas: dijo que la cuarentena no existe. Que se lo explique a los rosarinos

La realidad sanitaria pegó un giro repentino en Rosario. El virus penetró hasta poner en duda el futuro inmediato, contraponer opiniones ciudadanas y obligar al gobernador y al intendente a tomar medidas antipopulares. Lo único transversal en el mundo es el coronavirus.

   La Casa Gris debió acompañar las medidas de vuelta atrás con anuncios de beneficios fiscales y financiamiento, subsidios para empresas y personas, créditos y aportes no reembolsables, que se explican en detalle en la edición de hoy de La Capital. ¿Pero qué queda por reseñar políticamente de ahora hacia adelante, con tantos protagonistas de la economía santafesina del día a día en estado de alerta roja? Queda un mar de incertidumbre.

   Ningún político en su sano juicio puede aventurar hoy que va a pasar con la política electoral santafesina dentro de poco tiempo más, cuando empiece lo que será la campaña electoral más extraña del mundo. ¿Cómo pedir el voto en tiempo de pandemia? Ese interrogante debería funcionar como catalizador de ahora en mas, cuando comienzan las roscas para completar listas.

La tómbola electoral

Algún lector dirá que a nadie le importan los tiempos electorales en medio de una pandemia, pero esta columna respira política, refiere a la política. La principal motivación, lo que definirá el rumbo de las cosas dependerá de como salgan los gobiernos de la crisis sanitaria. Con vacuna, sin vacuna, con cuarentena o sin cuarentena. Son variables que definirán más la suerte de los oficialismos que de las oposiciones.

   Aquellas encuestas que bañaban de imagen positiva a todos los gobernantes encontró las limitaciones lógicas con la desarticulación de la economía y el paso del tiempo. Como siempre, será la clase media la gran influencer. Y la clase media la está pasando de mal en peor.

   Ese sostenimiento en base a subsidios y aportes que mantiene vivos a los sectores bajos y los empresarios que pagan sus sueldos a partir de los desembolsos del gobierno nacional viven una realidad nada paralela a los pequeños comerciantes que deben abrir y cerrar persianas. Como la gastronomía y tantos otros sectores que, en Rosario puntualmente, ya no tienen margen.

   Debe ser reconocida toda esa franja que acató ayer las decisiones y no abrió sus negocios. Pero esto también es por plata. Los gobiernos (provincial y municipal) deberán dar toda la ayuda necesaria. También debe reconocerse que actuaron como se les pedía desde algunos sectores, aunque siempre es impopular anunciar restricciones.

   A la par de la asistencia, la Casa Gris debe ajustar las políticas de seguridad en momentos en que la crisis económica acicatea el crecimientos de robos, arrebatos y entraderas. El ministro de Seguridad, Marcelo Saín, se cargó al jefe de policía que eligió el gobernador para acompañarlo en su función, y nunca se terminó de aclarar por qué fue echado. Si es por falta de resultados, tuvo razón Saín. Habrá que ver si con la nueva jefa mejora la gestión en ese ámbito. Debe ser rápido. Aquí y ahora.

   

 

   En Santa Fe hay un muy mal clima político, que no se termina de desencadenar porque la avanzada de la peste es cada vez peor. Por eso, el 2021 cuando se habilite la competencia electoral, tendrá ribetes poco conocidos. Pasan cosas en la provincia que no sucedieron nunca, y que ya venían preanunciadas por la muy mala transición que llevaron adelante el Frente Progresista y el Frente de Todos. De aquellos polvos, estos lodos.

El mismo día, a la misma hora

Se adelantó el jueves pasado en esta columna que no habrá desdoblamiento electoral. Esa situación siempre es aconsejable para que se debatan temas diferentes en momentos diferentes. Pero la emergencia sanitaria hará que —si se vota— se vote rápido.

   Hay quienes empiezan a poner en duda la puesta en práctica de las Paso, que deberían realizarse en el mes de agosto. Imaginen a los frentes políticos tratando de aunar posiciones sin internas abiertas, y con el dedo de los caudillos. Aunque suene insensato, no hay que descartar la suspensión de las primarias si la pandemia cruza los idus de marzo.

   En el terreno nacional, se empiezan a advertir los problemas que le acarrea al gobierno esa obsesiva compulsión del presidente de hablar en los medios porteños. También allí se observa su porteñocentrismo. Alguien escribió por allí que “hay un Fernández para TN y otro Fernández para C5N”. Acompaña su espejo político: Fernández no es de izquierda ni de derecha sino todo lo contrario.

   Advertidos ya todos de quién manda y quién es el mandado, todos reclaman su parte en el loteo. Cristina participa cunado las decisiones le importan. Para todo lo demás existe Máximo, con la capacidad paterna de anudar voces empresarias y políticas. Fernández no quiere que se hable de “fernandismo”

   Ese arnés cristinista obliga al jefe del Estado a extremar apariciones y declararse encima. Como cuando dijo que “no existe la cuarentena”.

   Que se lo venga a explicar a los rosarinos.

Fuente:La Capital

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »