Martes 28 de Junio de 2022

Hoy es Martes 28 de Junio de 2022 y son las 19:06 -

SOCIEDAD

24 de julio de 2020

La angustia y el desempleo unen las historias de quienes cobran el IFE

Bajo una molesta llovizna y en plena circulación comunitaria de Covid-19, cientos de rosarinos hicieron cola para cobrar en el Banco Nación.

A pocas horas de que en Rosario se declarara la transmisión comunitaria de coronavirus y se impusiera una pausa de 14 días para volver a las reuniones familiares y afectivas, cientos de personas se volcaron ayer a la sucursal del Banco Nación de Córdoba y San Martín para acceder al cobro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). La fila llegó a tener más de 200 metros por la peatonal y obligó a desplegar un operativo de agentes municipales para que se mantuviera el distanciamiento y el uso del tapabocas. Hubo airadas quejas por la desorganización y las complicaciones para acceder a un turno.

La gente llegó al centro desde los barrios más alejados y se encolumnó delante de la puerta de la sucursal que el Banco Nación tiene en Córdoba 1026. Por momentos, bajo la lluvia y el frío, se formó una hilera que llegó hasta calle Mitre.

Mujeres con niños, desempleados y cuentapropistas sin la posibilidad de generar recursos por la caída abrupta del consumo. Llegaron desde muy lejos hasta en bicicleta para hacerse de los 10 mil pesos que otorga el gobierno nacional para atender la emergencia de los sectores sociales más golpeados por el Covid-19.

"Como lo cobrás, lo tenés que devolver", graficó Eduardo, de 43 años, mientras esperaba en Córdoba y Sarmiento. Desde que arrasó la pandemia, nunca más pudo conseguir trabajo como soldador u operario de montajes de estructuras.

Ayer había llegado hasta el banco desde el cruce Alberdi. Admitió que en este tiempo de crisis se empeñó en "36 lucas" (36 mil pesos), que pidió prestadas. A su lado, y casi al borde de las lágrimas, Claudia, de 55 años y residente en el barrio Acíndar, describió su angustiante situación.

"Tuve que cerrar un negocio de venta de ropa, ahora no tengo trabajo. La gente compra los artículos de primera necesidad y tampoco pude organizar ventas por internet. Tengo dos hijas grandes, sino fuera por ellas que me ayudan estaría muy mal, porque el IFE apenas puede alcanzar para hacer una compra en el supermercado o pagar un impuesto", remarcó.

Mientras tanto, los agentes de Control Urbano y de la Guardia Urbana Municipal (GUM) recalcaban la importancia del tapabocas hasta el entrecejo y el distanciamiento.

Sin trabajo

Jorge, de 34 años y a cargo de una hija pequeña, pedaleó ayer desde Parque Casas hasta el centro para cobrar el IFE. La pandemia lo dejó en la vereda del taller mecánico donde trabajaba. "Somos cuatro empleados, el salón es chico y por protocolo tuvimos que quedar algunos empleados al margen", describió.

"Estamos charlando con el dueño para volver, pero con todo esto de los nuevos casos, no se qué va a pasar", dijo amargado y apuntó al mal trato que recibió en la sucursal del Banco Nación de Juan José Paso y avenida Alberdi, donde lo despacharon sin explicaciones, aunque allí le deberían pagar por ser la entidad más cercana a su domicilio.

A las críticas a esa sucursal se plegó Ricardo, de 49 años, del barrio Ludueña, quien quedó sin empleo luego de trabajar durante 14 años en una cochera cercana al parque Alem. "En la sucursal de Alberdi no te explican nada y tienen a dos policías que te basurean y filtran a la gente", aseguró.

Claudia, de 49 años, vive en Uriburu y Avellaneda y llegó ayer al centro en remís gracias a los 300 pesos que le prestó una amiga.

"Soy peluquera. Antes de la pandemia trabajaba y atendía particular, pero todo se vino a pique. Tengo cuatro hijos de entre 16 y 8 años, ellos son chicos para ayudarme y dependen de mi. Con este dinero al menos hago una provisión en el supermercado, pero se va enseguida. Vine sin turno porque no tengo ni manejo internet", reconoció mientras resguardaba a su nietita de la llovizna.

Tensión

En la puerta del banco se dieron algunas situaciones tensas con personas sobrepasadas y afligidas que además deben transitar las dificultades que se les presentan al hacer los trámites del Ansés y luego tramitar el turno en el página web del banco (https://www.bna.com.ar/Personas/Turnos).

Es que a muchos ya les habían acreditado el dinero hace unas semanas, pero les otorgaron turnos para cobrar dentro de 10 días. Además, se dieron casos de beneficiarios a los cuales les asignaron bocas de pago distantes de sus domicilios.

Eso le sucedió a Inés, quien a pesar de que vive en zona sur y tiene cerca la sucursal de San Martín y 27 de Febrero, se tuvo que pagar un taxi para llegar al microcentro. "Ya cobré, pero ahora me dicen que vaya a buscar una tarjeta de débito a la sucursal del shopping ubicado en Sorrento y Circunvalación. Es increíble, soy persona de riesgo, ando de un lado al otro y ahora tengo que ir a la otra punta de la ciudad", dijo la mujer de 61 años.

 

Tercer IFE

La Ansés confirmó ayer que a partir del 10 de agosto comenzará a efectivizarse el tercer pago del IFE

fuente: la capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!