Lunes 30 de Enero de 2023

Hoy es Lunes 30 de Enero de 2023 y son las 04:43 -

15 de julio de 2020

El comisario “molesto”

En las cuestiones sencillas no pueden aparecer equivocaciones. A los ministros no los vota el pueblo, el pueblo vota gobernadores.

En las cuestiones sencillas no pueden aparecer equivocaciones. A los ministros no los vota el pueblo, el pueblo vota gobernadores. Los gobernadores eligen, para cada rama del poder, para cada parte de su gestión, a quienes cree capaces de ejecutar lo que sabe, lo que pregunta, lo que necesita, lo que quiere. Así de sencillo. Así de simple.

En la provincia de Santa Fe, de un modo contundente, el tema paz y orden fue determinación de campaña. Se venía de años de un total desmanejo oficial y florecientes negocios, casi empresariales, de los reyes del delito, en buena medida asociados, prohijados, con la ceguera o la distracción, al menos eso, de los gobernantes.

En el mismo instante que se supo que venía a ordenar y pacificar el tema un especialista, que por otra parte ya estaba en la provincia con un cargo concursado y todos los pergaminos universitarios y profesionales en exhibición, la misma sociedad mediática que lo elogiaba lo atacó, comenzó el ataque. No ha cesado.

Que los fiscales, la sociedad de algunos fiscales entre si, como colegiación silenciosa y espúrea, no quieran que se toque un equilibrio, un statu quo que les entregaba poder y tiempo, el tiempo como poder sobre las causas, los dineros, los términos procesales, se entiende.

También se entiende que las sociedades narcos ejerzan todas las influencias posibles, las imposibles también, para que nada cambie o cambien un poquito. Estamos hablando de un emprendimiento ilegal con 100 millones de dólares de facturación al año.

Lo que no resulta fácil de entender es que el socialismo se oponga a un comisario que ellos avalaron, junto con los radicales.

Menos se entiende que el peronismo lo ningunee porque pertenece al mas claro escuadrón peronista. Trabajó en la formación de la única policía nueva gestada en democracia, la policía aeroportuaria.

Mas raro es que la izquierda loca de la provincia lo acuse siendo que, si avanza en las reformas, ataca el fondo de la cuestión: el poder narco.

Fuera de toda comprensión racional es que la derecha se niegue a apoyar a quien oferta orden.

Queda una sola variante: el carácter del comisario Marcelo Sain. Lo de “comisario” es broma y es serio.

Algunos se toman de sus dichos, de su forma de  hablar, de ironizar, de debatir. Es cierto, no es un  personaje sencillo y fácil de manejar, pero no lo eligieron para que vaya a las fiestas de etiqueta y salude a los comensales, lo pusieron para destripar comisarios corruptos, fiscales truchos y jueces corruptos o indolentes.

En una sociedad en la que muchos edificios no se pueden escriturar porque alguien puede preguntar… el dueño original… ¿de dónde sacó el dinero para construir?…

En una sociedad donde nadie se anima a meterse en los registros catastrales y determinar quien es quien en los terrenos y las construcciones… ni siquiera las intendencias de antes y de ahora…

En una sociedad donde las campañas políticas cuestan mucho y una campaña costaba 75 millones de pesos y una obra se licitaba por 720 millones de pesos con certificados de obra resueltos en menos de un año…

En una sociedad silenciosa con los territorios de los narcos de trocha angosta que definen un negocio a los tiros antes que a los porcentajes…

En una sociedad que mira y calla un comisario que no se calla molesta. No se han logrado convencer que al gobernador no le molesta. Todo lo contrario.

 

fuente: sin mordaza

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!