Martes 21 de Septiembre de 2021

Hoy es Martes 21 de Septiembre de 2021 y son las 14:59 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

15 de junio de 2020

Caso Vicentín: la agroindustria vuelve al centro de la escena política

El concurso de preventivo de la firma con sede en Avellaneda, originado en la cesación de pagos por u$ s 1.350 millones, alentó al gobierno nacional a intervenirla y avanzar con un proyecto de expropiación. Como en 2008, una parte de la ciudadanía tomó como propia la amenaza contra la propiedad privada y potenció el conflicto, obligando a los funcionarios a buscar una salida consensuada.

La decisión del gobierno nacional de avanzar en la intervención del Grupo Vicentín y su posible expropiación volvió a poner al sector más dinámico de la economía argentina en el centro de la escena política. El anuncio del presidente Alberto Fernández tomó por sorpresa a todo el mundo y, aunque el default de la aceitera regó el país de "heridos", una vez más la ciudadanía se identificó con el ataque a la agroindustria e hizo suya una causa justa: la defensa de la propiedad privada, uno de los pilares de la República consagrados en la Constitución Nacional. Así fue que volvió a verse una gran manifestación en el interior productivo del que se hicieron eco los medios capitalinos y obligó a los funcionarios a replantear la estrategia. De ahí surgió el llamado al diálogo que culminó el jueves con un encuentro en la residencia de Olivos, entre el primer mandatario, directivos de la firma y el gobernador Omar Perotti, del cual nació el compromiso de intentar una salida alternativa.

 

El anuncio

 

"Los santafesinos y los productores deben estar muy contentos oyendo esta noticia". Así el presidente Alberto Fernández anunció la intervención estatal de la empresa agrícola Vicentín y el envío al Congreso nacional de un proyecto de ley para avanzar con la expropiación de esa compañía. El Jefe de Estado detalló en la Casa Rosada que fue designado Gabriel Delgado como interventor, que a partir de ahora comenzará a ser gestionada por YPF Agro SA y declarada de "utilidad pública" si se aprueba la norma que se enviará al Congreso.

 

"Era una demanda que recibimos de muchos sectores santafesinos y también una preocupación del gobierno de Santa Fe", dijo Fernández, que no estuvo acompañado por dirigente santafesino alguno.

 

El Gobierno planteó un plan de rescate para la empresa, que solicitó en febrero pasado la apertura de su concurso preventivo de acreedores. En total, se estima que la deuda de la compañía asciende a 1.350 millones de dólares, de los cuales unos U$ S 1.000 millones corresponderían a préstamos de los bancos y el resto a empresas del sector agrícola. El Banco Nación es uno de los principales acreedores del grupo.

 

La repercusión

 

"Es un buen anuncio" afirmó el senador nacional Roberto Mirabella (PJ - Santa Fe) a los pocos minutos de finalizada la conferencia de prensa de Alberto Fernández sobre Vicentín. "Es una buena salida. YPF Agro siempre fue un tema pendiente" acotó el rafaelino quien subrayó la importancia de que en la conferencia de prensa estuviese presente su par mendocina Anabel Fernández Sagasti señalada como una de las ideólogas de la salida elegida por el gobierno nacional.

 

"Es una decisión estratégica para la economía nacional y para garantizar arraigo y soberanía alimentaria en nuestro país" destacó la también senadora por Santa Fe, María de los Angeles Sacnun.

 

También se expresó muy críticamente la diputada nacional Lucila Lehmann (CC - Santa Fe). "Una empresa que se presentó en concurso hace apenas cuatro meses el gobierno decide expropiarla. Tenía un largo trámite concursal por delante y estaba continuando con su operatoria comercial. ¿Qué es lo que motiva esta decisión? ¿Los 4 mil puestos de trabajo directos e indirectos?. Con un concurso en trámite tan incipiente, es al menos prematuro intervenir una empresa sin dejar al menos que avance el trámite concursal que, como tal, su objetivo es el saneamiento de las compañías. Solo en marzo del corriente año se perdieron más de 100.000 puestos de trabajo. No veo que el gobierno haya decidido salir a expropiar empresas por eso" le dijo a EL Litoral.

 

"Es claro que no se trata de los puestos de trabajo" acotó. "El gobierno habla de soberanía alimentaria. ¿Qué es eso? Lisa y llanamente que el Estado sea quien decida sobre la producción de alimentos. Y no puedo más que oponerme a esa ideología" advirtió.

 

La reacción

 

Al día siguiente del anuncio, cientos de personas de a pie y otros tantos en autos se manifestaron en defensa de la empresa Vicentín con un abrazo simbólico, realizado en el frente de la casa central del grupo. Antes de las 18 comenzó la concentración de vecinos, productores, directivos, accionistas, funcionarios locales con una consigna de cabecera: "Defendamos lo nuestro".

 

Con lágrimas en los ojos muchos de ellos, con banderines con la leyenda "no la expropiación de Vicentín" y con bocinazos que en forma ininterrumpida dieron cuenta del malestar y contundente rechazo a la decisión del gobierno nacional de intervenir y expropiar la empresa insignia del norte.

 

El intendente Dionisio Scarpin dijo sin medias tintas que "lo que están haciendo es robar una empresa", y pidió "estar unidos en este momento y convencer a nuestro gobernador Omar Perotti que nos ayude como intermediario entre la empresa y el Presidente de la Nación". El mandatario cuestionó el "histórico abandono al que el Estado nacional sometió al norte".

 

Carsfe habló de "atropello institucional". Si bien hubo muchas Sociedades Rurales del territorio santafesino que emitieron opinión al respecto, fue la Confederación de Asociaciones Rurales de la provincia la que expresó el sentimiento de gran parte del arco ruralista. "Queremos expresar nuestra profunda preocupación por el anuncio presidencial de intervenir y/o expropiar a Vicentín", comienza el comunicado. "La empresa está atravesando un proceso preventivo de crisis y en medio de un concurso que lleva adelante el Poder Judicial. Claramente, el Ejecutivo se está llevando por delante al Poder Legislativo y a la Justicia, lo que es muy grave", continúa.

 

El encuentro

 

Tras la imposibilidad de los interventores de acceder a las oficinas por las manifestaciones de repudio de la ciudadanía, los accionistas de Vicentín se aproximaron con el fin de "preservar la paz social" e hicieron un llamado a la calma.

 

"La compañía hace saber que, con la finalidad de preservar la paz social, evitar perjuicios para el patrimonio de la compañía y preservar los derechos de los acreedores, ha tomado contacto con los representantes de la intervención", dijeron en un comunicado.

 

Aseguraron buscar que "con la insoslayable participación del juez a cargo del concurso preventivo de Vicentín SAIC, se defina y determine el alcance de la intervención dispuesta".

 

Casi en simultáneo se conoció la convocatoria presidencial a la firma y el gobierno santafesino, encuentro que se produjo el jueves por la tarde. Al término del mismo el primer mandatario de Santa Fe, Omar Perotti, sostuvo que el presidente Alberto Fernández está "dispuesto a escuchar alternativas superadoras" respecto de la empresa Vicentín y anticipó que este viernes se llevarán a cabo nuevas reuniones.

 

"Ha sido muy claro. Su objetivo es el rescate de la empresa", enfatizó el mandatario provincial al finalizar el encuentro, del que participaron el ministro de Producción, Matías Kulfas; el ministro de Agricultura, Luis Basterra; y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

 

En ese sentido, destacó: "hay un mecanismo en el que si quedan alternativas superadoras, el Presidente está dispuesto a escuchar. Hay una decisión del Presidente de tener un diálogo abierto y de rescatar a la empresa. Lo que quiere es que la empresa crezca", insistió Perotti, quien destacó la actitud de Fernández porque "cualquier otro podría haber dejado que la empresa siguiera en su situación".

 

Adelantó además que "los integrantes de la empresa tendrán una reunión con YPF y el interventor Gabriel Delgado para analizar alternativas. Ahora hay una primera instancia, que es la de la intervención", subrayó Perotti en diálogo con la prensa.

 

Más que una aceitera

 

La empresa es una sociedad anónima constituida en 1957, con oficinas centrales en la ciudad de Avellaneda, departamento General Obligado.

 

Actualmente, el grupo Vicentín posee dos grandes unidades de negocios: Vicentín Saic, que tiene todo el desarrollo aceitero, con plantas en Avellaneda, Ricardone y Timbúes. Tiene además una división de producción de biodiesel (Renova). Esta es la que entró en default.

 

La otra, Vicentín Family Group, es la que administra empresas no cerealeras, como el frigorífico Friar, la participación en la Terminal Puerto Rosario, la láctea Arsa (que le compró a SanCor en 2018), bodegas en Mendoza (Vicentin Family Wines) y las hilanderías, elaboración de jugos concentrados en San Juan y de miel (Promiel).

 

Además, posee empresas con sedes en Montevideo, San Pablo y Asunción.

 

 

fuente: campo litoral

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!