Jueves 29 de Septiembre de 2022

Hoy es Jueves 29 de Septiembre de 2022 y son las 11:45 -

PANDEMIA

13 de mayo de 2020

La política santafesina empieza a desperezarse

La dirigencia comienza a hablar en reserva estricta sobre lo que nadie quiere expresar en público.

17:59 hs - Miércoles 13 de Mayo de 2020

La política santafesina empieza a desperezarse, aunque sus protagonistas lo nieguen y digan que para las elecciones de 2021 “falta una eternidad”, y otras falsedades por el estilo.

Para los comicios de 2021, en términos políticos, falta relativamente poco. Casi menos de un año para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. Lo que no hay es clima político. Tampoco lo habrá dentro de 12 meses. Una pandemia deja sus garras marcadas más allá de todos los calendarios impresos.

Las elecciones de 2021 tendrán dos mojones: senador nacional y Concejo Municipal, este último en las dos grandes ciudades. Los objetivos son parecidos, pero no iguales. Se sabe: no hay 2023 sin 2021. El que gana las elecciones de mitad de mandato (salvo una remake de lo horroroso que fue Cambiemos tras las elecciones de mitad de mandato del 2017) tiene buena parte del futuro asegurado.

A senador nacional el peronismo deberá elegir primero el método. Si va a una interna o se deja que el gobernador de la provincia, en tándem con el presidente de la Nación, coincidan en el nombre. Omar Perotti fue senador nacional hasta que ganó las elecciones a gobernador. Su reemplazante es su mano derecha e izquierda a la vez: Roberto Mirabella.

En algunos círculos del PJ dicen que Mirabella completará lo que falta del mandato de Perotti en el Senado y que el titular de la Casa Gris lo aupará para que sea candidato en 2021 a mantener la senaduría. Que el cupo se completará con una postulante kirchnerista. Hoy la senadora K por Santa Fe es María Sacnun.

En el Frente Progresista el nombre cantado es el de Miguel Lifschitz, pero el ex gobernador es necesario en la provincia para empezar el camino a una candidatura a gobernador en 2023. El actual presidente de la Cámara de diputados deberá empezar a deshojar la margarita. No es nada menor el cargo que tiene actualmente.

Donde están buscando un trébol de cuatro hojas es en el radicalismo provincial. Maximiliano Pullaro está dispuesto a ser candidato a senador con el apoyo de Lifschitz, pero dice que también se anima a ir a una interna contra el pope socialista. Al parecer, el legislador de San Cristóbal Felipe Michlig también suena con una banca a senador.

Una cosa será si el radicalismo va unido, y se establece un puente entre el Frente Progresista y Juntos por el Cambio, o cada uno va por la suya. Si la dispersión transforma las elecciones legislativas en un abanico, cualquier espacio de los mayoritarios puede perder o ganar con el 30% de los votos. Hay antecedentes. Por el lado del radicalismo cambiemita, José Corral quiere ser de la partida.

En Rosario, el 2021 será clave para el nuevo protagonista de la historia: Pablo Javkin. ¿Jugará el intendente la chance electoral con un candidato propio, aunque no muy conocido? Alguna vez, Hermes Binner arrastró a la victoria hasta a Manuel Sciutto, total desconocido en la política. Sin ir más lejos, Macri lo hizo ganar a Albor Cantard. A este hombre no lo conocen aún muchos de los que lo votaron.

Ahí está el capullo del gran interrogante: ¿Javkin y el socialismo irán de la mano, el intendente preferirá un armado radical para ir a las internas del Frente Progresista? Se sabrá dentro de algunos meses. Y dentro de esa pregunta flota la táctica y estrategia del peronismo. ¿Hará Marcelo Lewandowsky la “gran Jatón” (bajar de senador provincial a concejal) para buscar la Municipalidad en 2023?

Se sabe que ahora es tiempo de pandemia, de crisis sanitaria y económica. Se conoce que la agenda está marcada por otros temas. Lo que no se sabe es que, por abajo, la política santafesina empieza a desperezarse.

 

fuente: la capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!