Jueves 29 de Septiembre de 2022

Hoy es Jueves 29 de Septiembre de 2022 y son las 12:37 -

10 de mayo de 2020

Ahora empieza otra historia

Claves. La salida progresiva de la cuarentena hará que la sociedad siga poniendo el foco en la economía, pero sumará otras preocupaciones. En Santa Fe, la seguridad vuelve a ocupar centralidad

00:00 hs - Domingo 10 de Mayo de 2020

Ahora empieza la verdadera Presidencia de Alberto Fernández, la Gobernación de Omar Perotti y la Intendencia de Pablo Javkin.

 

Podrán decir los protagonistas que con lo que tuvieron que asumir durante estos últimos dos meses con la pandemia, la apreciación peca por defecto. Y tal vez tengan razón. Pero desde esta semana, la liberación de las condiciones de la cuarentena volverá a lograr que la sociedad ponga el foco en otros ítems que, hasta aquí, llegaban relegados.

Esa misma sociedad ha sido conceptuosa con lo que hicieron los tres protagonistas de los Ejecutivos. Les ha valorado la gestión en la emergencia, algo que no siempre sucede en la relación entre gobernantes y gobernados. Pero ahora empieza otra historia.

Lo dijo el gobernador a LaCapital: "La salida de la cuarentena es como cuando se expulsa del tubo a la pasta dental. No la podés volver a meter". El punto cero de la flexibilización empezó muy mal en Rosario cuando, ayer, en el velorio a cielo abierto del Trinche Carlovich no se respetó nada de los protocolos en marcha.

Lo que vendrá

Así como la ciudad viene siendo un ejemplo en la lucha sanitaria contra la pandemia (algo que reconoció el propio presidente de la Nación), las autoridades del Palacio de los Leones deberán extremar las precauciones a la hora de la salida. Si la cuarentena se va convirtiendo en cosa del pasado, salvo para los grupos de riesgo, querrá decir también que el país todo irá hacia un nuevo estadío.

El presidente de la Nación ha encontrado en todas estas semanas de reclusión y adoctrinamiento el más extraordinario trampolín para subir en las encuestas. Se dijo desde el primer momento en esta columna que cierta tendencia a hacer siempre una de más puso en riesgo más de una vez el ascenso de Fernández en las encuestas. Sin embargo, no todas son rosas en la cima del poder.

En las últimas horas han crecido las versiones sobre probables cambios en el gabinete. En ese sentido, la salida de Alejandro Vanoli encendió las alarmas entre el equipo que acompaña a Fernández. "No hay más de cuatro en ese gabinete que sepan ponerle nafta al auto. Demasiados hipsters", confió a LaCapital una fuente oficial, de ingreso diario a la Casa Rosada.

Se deja ver en las acciones de Fernández una fuerte impronta porteñocéntrica y bonaerense. El ritual cotidiano del vecino de Puerto Madero es no salirse del libreto: hablar con los medios porteños y centralizar la comunicación de emergencia con Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof. Lo más federal que había el viernes en la conferencia eran los vasos de agua.

El presidente, al fin, tuvo que transigir con la presión que bajaba de los grandes medios y los grandes grupos económicos para que desarticule la cuarentena. Hizo un gambito reconocible: los gobernadores y los intendentes del interior serán los responsables del futuro inmediato. El, tratará de ponerse en el justo término medio de los que la tienen más complicada, como son los casos de Rodríguez Larreta y Kicillof.

La pandemia aumenta en las barriadas porteñas y en el conurbano bonaerense. Los infectados en los asentamientos porteños preocupan y mucho a las autoridades. La Villa 31 está pegada a Recoleta y Retiro, barrios donde reside el sector ABC1 de la ciudad de Buenos Aires. Nada podría explicar mejor la desigualdad argentina que ese recorte geográfico. En la década del 80, se llamaba Belindia a esa situación: un sector de la sociedad gozando de la calidad de vida de Bélgica y el resto de la India.

Rosario adelanta los tiempos

Al daño económico de la cuarentena se le sumó la impaciencia de la gente, y ahora lo que viene está por verse. Sin dudas, la realidad inmediata estará teñida por lo económico y lo social. Y es en ese punto donde también se deja ver cierta actitud del gobierno. "A Rosario no nos está llegando nada", dijo a esta diario una fuente calificada del municipio. Y Rosario siempre adelanta los tiempos. Por ende, mucho mejor anticiparse a lo que puede pasar.

Pero, a diferencia de otros momentos de la historia económica, la durísima realidad no sólo golpea a los sectores más bajos. La clase media se ha empobrecido desde el nacimiento de la crisis sanitaria y, para muchos, nada volverá a ser lo que fue. En Santa Fe, el asesinato de Carlovich vuelve a poner el foco donde nunca debe dejar de estar: la seguridad.

También de a poco la política deberá ir encontrando su lugar. Hay cuestiones por resolver en el oficialismo y la oposición. El presidente intentó laudar entre dos de sus potenciales sucesores (Sergio Massa y Máximo Kirchner), hablando de ambos, pero guardándose para otro momento la carta más importante: la de su propia reelección.

Que nadie caiga en la tentación de creerle al presidente cuando dice que en su cabeza no figura la posibilidad de un nuevo mandato. Nadie que haya llegado al poder se baja antes de tiempo teniendo la posibilidad de cuatro años más. De estas cuestiones se comenzara a hablar —y mucho— ha medida que el 2021 se vaya acercando en el calendario.

Aunque los políticos digan casi al unísono que para las elecciones legislativas de mitad de mandato "falta una eternidad", todos empiezan a dibujar nombres en el horizonte.

Y Santa Fe lejos está de ser la excepción, porque se deberán elegir tres senadores nacionales. Los nombres empiezan a correr.

 

 

fuente: la capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!