Viernes 18 de Septiembre de 2020

Hoy es Viernes 18 de Septiembre de 2020 y son las 10:12 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 16.8º
  • Soleado con bruma

26 de abril de 2020

La payada del coronavirus

Federico Aguer

“Llevamos un mes y pico/siendo un mensaje en el gancho/cada uno, compañero está encerrado en su rancho”, recita el paisano Uberfil Concepción, con gaucha resignación. Lo dice en referencia a la necesidad de mantener el encierro para un sector social que vive, trabaja y tiene su esparcimiento en las zonas rurales, y que hoy debe mantenerse tranqueras adentro.

Pero las implicancias de preservar la salud (con una metodología que ellos no cuestionan), son graves. Y desnudan la precariedad en algunas partes de este entramado que permite subsistir a miles de santafesinos, que hoy tienen cortada su principal fuente de ingresos.

“El circuito está roto”, sostiene Alfredo Baruffato, presidente de la Asociación Civil Santafesina de Fiestas Tradicionalistas y Jineteadas de Santa Fe. Y explica que esto impacta muchísimo a una gran cantidad de personas que viven ligadas a la actividad: jinetes, músicos, animadores, payadores, tropilleros (que están haciendo lo imposible para mantener sus caballos y evitar que terminen en un frigorífico); fletereros, pilcheros (que compraban a las textiles y ya no lo hacen), talabarteros o sogueros. Las ambulancias y los seguros. Algunos están inscriptos, aunque muchos trabajan en el campo o la construcción. “Y también le pega a alguna ONG que en cada evento recibía alguna donación, que tembién se pierde (por lo general, ligadas a la equinoterapia, etc.)”, asegura.
 

En Radio Patria. Baruffato -en la foto junto a una de las promesas de la jineteada femenina de la provincia- lamenta que el impacto del parate pegue tan duro a todo el circuito de festivales tradicionalistas.  


Nada para festejar 

Baruffato insiste con que “están todos los rubros impactados”. Y que si bien las fiestas se pueden postergar, el circuito está detenido, y esto frena la única fuente de ingresos para mucha gente. “Un reconocido artista está siendo mantenido por su hija que trabaja en un supermercado. Otros trabajan en los campos y se la rebuscan, pero "el circuito está muy deteriorado, mucho más que el turismo rural, porque involucra a mucha gente, y a pueblos y localidades que con cada evento tenían el aguinaldo del año". 

Baruffato ansía que todo vuelva a la normalidad cuanto antes. “A partir de la primavera ojalá se pueda reiniciar. Imaginate que los jinetes están inactivos, eso les puede producir un problema físico. Se trata de atletas (hombres y mujeres) acostumbrados a un deporte exigente, a ir al gimnasio, y que ahora tratan de mantenerse como pueden”.

A esos no los para ni el coronavirus 

En otro orden de cosas, agrega que la pandemia no frenó a la delincuencia rural, un flagelo que cada vez les pega con mayor severidad. “El tema de la inseguridad sigue siendo un problema sobre todo por el robo de caballos, una modalidad que se mantiene. Pedimos un destacmento nuevo en Sauce Viejo, una zona que es muy grande y muy conflictiva”. 

Lo cierto es que para este sector, poco amigo de los lujos, tan cercano a nuestra tradición, y acostumbrado a las privaciones, habrá que seguir “cinchando”. Tal vez, la resignación por este mal momento la resuma una vez más el recitado de don Uberfil: “Ojalá mi compañero/ de que se llegue al final, en forma franca y genuina/y que se salven las personas de esta América Latina”.

fuente: el litoral

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »