Miércoles 26 de Enero de 2022

Hoy es Miércoles 26 de Enero de 2022 y son las 08:41 ULTIMOS TITULOS:

PANDEMIA

19 de abril de 2020

Críticas infundadas y respuestas justas: con los médicos, no

00:00 hs - Domingo 19 de Abril de 2020

La semana que hoy termina pareció mostrar más miserias que gestos de comprensión. ¿Acaso no son los médicos y el personal de salud los que ponen el cuerpo y viven en constante tensión ante cada imponderable provocado por las consecuencias de un virus que recién están empezando a conocer? Su responsabilidad se interpone ante los miedos lógicos que como humanos pueden tener. Y no dejan de cumplir su tarea. Pero también han evidenciado ser conscientes ante la adversidad que implica el alto porcentaje de posibles contagios debido al implacable Covid-19.

Ese fue el caso de una joven residente del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, sin embargo muchos de sus propios compañeros, presas de rumores, no dudaron en criticarla y así aportar a que lo ocurrido realmente se tergiversara.

Pareja de otro médico, del Sies y del Sanatorio Parque, quien tuvo síntomas de coronavirus y se aisló, tomó la misma decisión apenas supo lo que le estaba pasando a su novio. Y él no dudó en detallar el malestar y el dolor de ambos en las redes sociales.

A los dos los acusaron de no respetar la cuarentena obligatoria requerida para personas con probabilidad de haber contraído el virus. "Estamos acostumbrados a tratar con pacientes críticos y somos muy cautelosos, lo que menos queremos es contagiar un virus ni enfermarnos nosotros y se han hablado cosas dolorosas de parte del personal en contra de mi novia que se aisló apenas tuve mis síntomas, antes de los de ella. Hubo chisme, dijeron que atendió con fiebre, que no respetó a los compañeros, es todo muy doloroso porque no es verdad", expresó para cerrar: "Como si no fuera suficiente estar enfermos, tenemos que soportar a los colegas".

   

 

El profesional se contagió trabajando, porque, claro, está expuesto. Y su pareja también sufrió las consecuencias. Hasta hablaron de incumplimiento del juramento hipocrático, ese que refiere a "no llevar otro propósito que el bien y la salud de los enfermos", tal como Hipócrates les hizo prometer a sus discípulos. Lo cumplieron a rajatabla.

¿A nadie se le ocurrió siquiera detenerse en cómo es su día a día, con qué medidas de seguridad trabajan y cómo se presentan las condiciones laborales de un residente?. No. Porque primó el dedo acusador, de muchos sectores. No. Porque es más fácil pararse en un pedestal y opinar desde la nada.

Mientras tanto, ahí están los profesionales sanitarios, en una lucha contra un enemigo invisible. Al aguardo del reconocimiento que se espera llegue oportuno cuando todo esto concluya.

 

fuente: la capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!