Lunes 17 de Mayo de 2021

Hoy es Lunes 17 de Mayo de 2021 y son las 13:46 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

OPINIÓN

8 de marzo de 2020

La novela del verano santafesino

Claves. Luego del fracaso legislativo del proyecto de necesidad comenzará una etapa nueva en la política provincial. Demandas internas para frenar las escaladas y evitar mayores grados de tensión política.

00:00 hs - Domingo 08 de Marzo de 2020

 

La inminencia del fin del verano preanuncia también el cese del novelón político estival en Santa Fe, que hasta tuvo dos nombres en tres meses: urgencia y necesidad.

Al gobierno santafesino no le interesa que la media sanción que se votó en el Senado sea modificada en Diputados, y el Frente Progresista de ningún modo ratificará el texto que salió de la Cámara alta.

Ayer, mientras el sol de media tarde empalmaba hacia el atardecer, una fuente de la Casa Gris se sinceró ante LaCapital, y confirmó lo que se escribió hace una semana en esta columna: ya no hay más chances de insistir con el proyecto. Era "una más y no jodemos más", como el cantito pidiendo un bis en los recitales de rock.

"Que también se olviden los opositores de algunas cosas. Nuestros ministros fueron a la Legislatura toda vez que lo pidieron y, sin embargo, jamás nos dieron pelota", se puso grave la voz del interlocutor.

En verdad, la iniciativa de minoría del radicalismo no seduce al gobernador, porque, más allá de aprobar el endeudamiento, condiciona la aplicación marcando cuánto y cómo se deberían gastar los 22 mil millones de pesos. Para los de boina blanca se deben destinar 9 mil millones de pesos para sostener congelamiento tarifas, boleto educativo gratuito y pago de deuda flotante. Y expande en la negociación un fondo 6 mil millones de pesos para asistencia financiera a municipios y comunas.

Las palabras y las cosas

Desde el gobierno admiten que lo más importante de toda ley de emergencia/necesidad es la capacidad que le queda a todo gobernante para consolidar deudas, reasignar partidas y reprogramar pagos. Eso que, en este caso, Perotti quiere para sí, la oposición la llama "superpoderes". Toda esta catilinaria, para el lector que quiere saber cómo son en verdad los movimientos políticos en la provincia, resulta música lejana.

En ese sentido, por medio de un paper al que accedió este diario se conoció que el déficit con el que asumió la gestión peronista fue de $17.959.131.032,83.

"Vamos a avanzar por la propia. Se equivocan quienes dicen que sin la ley de necesidad no vamos a poder gobernar. Será todo un poco más engorroso pero pesará la responsabilidad de la oposición de ir en contra del progreso de la provincia", amplió un funcionario, que le puso nombre y apellido a lo que considera una estrategia obstruccionista del Frente Progresista.

A esta altura del partido no parece cercana una cumbre entre Perotti y su antecesor. El rafaelino está dolido porque asegura que Lifschitz no cumplió los compromisos y "descree de acuerdos personales que no involucren al conjunto". Flota en la superficie lo que ocurrió con el presupuesto que, según Perotti, el entonces mandatario se comprometió a no enviar a la Legislatura, desde donde salió aprobado con fritas.

Desde ese momento la relación entró en zona de temblores extremos e involucró todo el proceso de transición. Y como toda situación no resuelta prepara su propia venganza, el vínculo está roto.

Amanecido el 2020 en toda su intensidad, los idus de marzo van proyectando las características de lo que será una temporada parecida al infierno para todos los que tengan que administrar la cosa pública. Aunque, aparecen voces que indican que las cajas se irán más que normalizando a partir de abril.

La icónica rebelión del campo contra el gobierno de Alberto Fernández a nivel nacional ofrece motivos lógicos de preocupación también para Perotti, quien supo cultivar siempre un buen trato con las entidades del sector. Pero el ex senador nacional tiene cosas más inmediatas de qué ocuparse, por ejemplo con el conflicto con los docentes y la cola que forman los proveedores de obra pública para normalizar la situación. "Para todo eso, la necesidad nos daba respuestas. A nosotros y a los demás", refiere el informante oficial.

   

 

Desde el punto de vista político, Perotti considera que el vaivén de los proyectos de necesidad/emergencia permitió, al fin, consolidar la unidad de todos los senadores peronistas y "dejar en claro quién está de cada lado". Sin embargo, desde ese mismo redil partidario advierten sobre la importancia de frenar los choques. "No entiendo cómo no pueden hablar (Perotti y Lifschitz) entre ellos y ordenar en dos minutos la política santafesina", dijo a LaCapital un dirigente clave del PJ.

La realidad que aprieta a todos los gobiernos (nacional, provincial y municipal) exige que, al menos el primer semestre de 2020, no esté tensionado por las necesidades electorales. Luego comenzarán los perfilamientos y reperfilamientos para los comicios de mitad de mandato, en los que cada sector político deberá resolver sus cuitas internas. En el caso del Frente Progresista apareció algún sorprendente, aunque suave, cruce de opiniones tuiteras entre Lifschitz y Javkin por el humo de las islas que siguen soportando los rosarinos.

Y en el caso del peronismo comienzan las especulaciones sobre posibles nombres para las bancas a senador nacional. En lo poco en que los políticos y funcionarios unifican discurso es en cierta respuesta de ocasión: "Para las elecciones falta una eternidad".

En política nunca, nada, es una eternidad.

 

 

fuente: la capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!