Domingo 1 de Agosto de 2021

Hoy es Domingo 1 de Agosto de 2021 y son las 22:46 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

5 de enero de 2020

Legislatura: peronismo y oposición protagonizarán una dura pulseada

Los picantes cruces por el estado de las finanzas públicas y la inseguridad preanuncian el tono del debate parlamentario por venir. El reciente debate por la ley de emergencias fue un adelanto de las tensiones que marcarán el pulso de 2020.

Los cruces de alto voltaje que protagonizaron la semana pasada el PJ y el Frente Progresista (FPCyS) por el estado de las cuentas públicas y las responsabilidades sobre la inseguridad adelantan un año caliente en la Legislatura santafesina.

Allí, el vertiginoso fin de año dejó dos marcas visibles en el mapa de poder provincial: en el Senado, el peronismo logró unificar su bancada, mientras que en Diputados el Frente Progresista se mostró dispuesto a acompañar al gobierno en distintas áreas, pero también a ejercer el poder de veto cuando, a su entender, la Casa Gris traspasó ciertas líneas rojas.

Ambos factores serán clave en un 2020 que asoma complejo para la política santafesina. Días atrás, el debate sobre la situación fiscal de la provincia (en particular, la capacidad de pago en tiempo y forma a los empleados públicos) y las repercusiones de la marcha en Rafaela contra la inseguridad elevaron al máximo la tensión entre el oficialismo y la oposición.

En ese marco, la Legislatura será en el año que recién comienza la caja de resonancia de diversos conflictos. Y con una particularidad: por primera vez un gobernador peronista está en minoría en Diputados.

Así, los distintos espacios políticos (sobre todo, los mayoritarios) están obligados durante 2020 a construir acuerdos para aprobar leyes o bien se presentan dos riesgos para la institucionalidad santafesina: el gobierno por decreto o el bloqueo legislativo.

Unidad en el Senado

En la Cámara alta, la situación parece haberse acomodado para el oficialismo provincial. Después de la división del bloque peronista en la votación del presupuesto en los últimos días del mandato de Miguel Lifschitz, tras la asunción de Omar Perotti los senadores del PJ se alinearon y plasmaron su mayoría en el recinto para aprobar los proyectos que envió el gobernador.

El senador por el departamento Rosario, el justicialista Marcelo Lewandowski, recalcó que "el diálogo y el consenso son el camino" y que el objetivo del bloque justicialista para el año legislativo es que el Poder Ejecutivo "tenga herramientas para transitar un 2020 muy complicado a nivel nacional y provincial".

En ese aspecto, Lewandowski cuestionó a la oposición. "El socialismo no dejó una provincia parecida a Disney sino todo lo contrario. Votaron el presupuesto antes de irse, dejaron la cancha marcada y ahora no dieron las distintas emergencias que pedía el Ejecutivo", destacó.

Además, planteó: "Hace falta diálogo, pero también madurez política para darse cuenta que el tener la mayoría de una Cámara no significa oponerse a todo lo que venga del oficialismo, porque el perjudicado es el ciudadano santafesino".

En ese punto, resulta clave la cohesión del bloque peronista. "Aspiro a que no estemos seis contra seis sino que los doce senadores podamos acompañar los proyectos que vengan del ejecutivo, y podamos hacerlo más fuerte en torno a un momento muy complicado de la provincia", añadió.

Por el lado de la oposición, el senador por el departamento General López, el radical Lisandro Enrico, rescató que en "el Senado de la provincia hay una práctica tradicional e histórica de consenso y acuerdo, hay mucho debate y diálogo porque, en general, hay entendimiento".

Sin embargo, advirtió que "hace falta un diálogo mayor del gobierno provincial con la Legislatura y las intendencias".

De todas maneras, Enrico consideró que con el tiempo la posición del gobierno provincial "será más constructiva" y la relación entre el gobierno y la oposición "se irá descontracturando".

Al mismo tiempo, el legislador destacó que el diálogo entre los poderes también debe involucrar al Judicial. "Es imposible resolver el problema de la inseguridad y la impunidad en Santa Fe con una Justicia que está en piloto automático hace más de veinte años", cuestionó.

Minoría en Diputados

El panorama se complejiza en la Cámara baja: allí el Frente Progresista ocupa 28 de las 50 bancas y, por lo tanto, tiene una de las llaves necesarias para la llave que cualquier ley que quiera pasar el gobierno provincial. Desde el recambio de autoridades avanzaron cuatro iniciativas (ley de ministerios, presupuesto, consenso fiscal y reforma tributaria) pero la norma de emergencias fue desechada por la oposición.

Además de un límite republicano a la delegación de facultades al Ejecutivo, al Frente Progresista se le plantea un límite político: avalar las múltiples emergencias implicaría reconocer una pesadísima herencia por parte del antecesor de Perotti y actual presidente de la Cámara baja provincial, Miguel Lifschitz.

Sin embargo, en la Casa Gris confirmaron que insistirán con la declaración de emergencia. La semana pasada, el ministro de Gestión Pública provincial, Rubén Michlig, denunció que "la oposición está lejos de darle gobernabilidad (a Perotti) y no hace otra cosa que poner palos en la rueda, como ocurrió en la transición".

El diputado socialista Joaquín Blanco caracterizó como "peligrosa" esa estrategia del gobierno provincial. "Están sobreactuando la herencia recibida, somos de las provincias que mejor tienen las cuentas públicas. Además, están en una estrategia de instalar que la oposición pone palos en la rueda y, de cinco leyes que enviaron se aprobaron, cuatro", advirtió, para luego fustigar: "Hay que terminar con la pirotecnia de campaña y ponerse a gobernar".

En ese escenario, ¿Perotti podría gobernar por decreto? En el Frente Progresista, resaltó Blanco, aspiran a que el mandatario santafesino "se apoye en la legislatura y que crea en la necesidad de construir acuerdos". Y agregó: "Nos parece un ejercicio necesario institucionalmente y va a enriquecer el debate político y, por qué no, también la gestión de Perotti".

Por su parte, el jefe del bloque Justicialista, Leandro Busatto, aclaró que "no es la idea" recurrir a decretos, pero todo dependerá del comportamiento del Frente Progresista: "Si se mueven motivados estrictamente por una cuestión mezquina y sesgada políticamente, tendremos dificultades".

"El ex oficialismo puede tener una posición desde el punto de vista institucional que es mucho más seria y responsable, como la que tuvimos en el gobierno de (Antonio) Bonfatti, o puede tener una posición mucho más particularmente interesada en el posicionamiento político y desatender un poco la cuestión", indicó Busatto.

Al respecto, agregó: "Espero que sea la primera y que entiendan que la ciudadanía los ha votado para tener el control de La legislatura en la Cámara de Diputados, pero no para tener un proceso de cogobernabilidad".

En tanto, Busatto reconoció que 2020 será un año "difícil, duro y complejo". Además de la emergencia, adelantó, en el oficialismo se enfocarán en "las áreas más sensibles del gobierno", como la economía y la seguridad.

 

La Capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!