Jueves 2 de Diciembre de 2021

Hoy es Jueves 2 de Diciembre de 2021 y son las 06:36 ULTIMOS TITULOS:

POLITICA

24 de febrero de 2019

Los últimos números de Cristina Kirchner: por qué hoy todavía no le alcanzaría para ganar

El análisis se hizo en base a los datos de su principal encuestadora. La ventaja en Provincia y el peso de los aparatos en el NOA y el NEA.

Si las elecciones presidenciales fueran hoy, a Cristina Kirchner todavía no le alcanzarían sus números para ganar. Y los dos talones de Aquiles los tiene, paradójicamente, en distritos donde aparece primera en intención de voto. El análisis, con esta conclusión central, lo hacen en Analogías, la principal encuestadora de Unidad Ciudadana. 

¿Cuál es la hipótesis? La ex presidenta lidera en intención de voto tanto en la provincia de Buenos Aires, como en la mayoría de los distritos del Noreste (NEA) y Noroeste (NOA). Pero aún no con la suficiente ventaja para compensar las derrotas que podría sufrir en Ciudad y en Córdoba, por caso; o en las urbes más grandes de todo el país.

La base de comparación son los votos que sacó Daniel Scioli en la primera vuelta de 2015, cuando ganó con 37,08%, contra 34,15% de Mauricio Macri. Un ejercicio didáctico es mirar cómo quedó pintado el mapa, provincia por provincia, con los resultados de cada uno. El del entonces Frente para la Victoria tenía tonos en la gama del azul. En Santiago del Estero, Misiones y Formosa se ven bien oscuros. Allí, el entonces gobernador bonaerense superó los 60 puntos.

"Ahí hubo un voto donde pesó el aparato estatal. Con un Gobierno nacional manejado por Cristina y gobiernos provinciales que apoyaban a Scioli. Tenías todo el aparato estatal jugándote a favor. Y ahora no lo vas a tener", explican en la consultora que conduce un ex funcionario K, Pablo Mandia.

Jujuy es otro caso emblemático. Scioli sacó allí cerca de 40 puntos y ganó la primera vuelta. "Ahora tenés cuatro años de (Gerardo) Morales como gobernador y eso te juega en contra (al kirchnerismo)", amplían en Analogías.

El otro lugar donde ganó Scioli, pero sobre todo donde creen en el Instituto Patria que Cristina podría hacerse más fuerte aún, es en la estratégica provincia de Buenos Aires. En caso de presentarse, la ex presidenta no tendría el lastre de Aníbal Fernández, pero sí un tramo a gobernador muy competitivo enfrente con María Eugenia Vidal. Como ya contó Clarín, cuando los miden por separado en el distrito más grande del país, Cristina aventaja a Macri y Vidal al que le pongan adelante. Cómo operarán esas fuerzas contrarias si comparten la boleta es un enigma. 

Macri y Lousteau: durmiendo con el enemigo

Mirá también

"Cristina creció en el verano. En las legislativas bonaerenses sacó poco más de 37 puntos y hoy mide cerca de eso. Es su piso. Pero para ganar la presidencial, creemos que tiene que subir a 43 o 45 en Buenos Aires y sacarle unos 8 puntos ahí a Macri", explican en la consultora. 

¿Cómo ven el panorama en el resto del país para la ex presidenta? "En Santa Fe puede estar en 30 ó 35 puntos, en la Ciudad de Buenos Aires en 25, en Córdoba también en veintipico. Y en el Sur está bien. Nos parece que la clave estará en la provincia de Buenos Aires, el NOA y el NEA", repiten en Analogías.

A su favor (porque le garantizaría entrar a la primera vuelta) y en contra (porque representaría un límite para el balotaje), Cristina tiene un voto consolidado desde hace meses, con pocas oscilaciones, pese a su complicadísima situación judicial. Este lunes, por caso, será indagada por ocho casos distintos vinculados a los cuadernos de las coimas.

En el Gobierno hacen su propia lectura del desfile de la ex mandataria en Tribunales para afrontar los juicios por corrupción. "No creo que baje de intención de voto, pero son ladrillos para endurecer su techo", analizó ante Clarín uno de los funcionarios que integra la mesa chica electoral del macrismo.

En medio de la tensión, en el Gobierno ya analizan abrirle la interna presidencial a la UCR

En la mayoría de las consultoras tienen una mirada similar. Y también hay coincidencia sobre el punto débil del Gobierno. "Un shock para Macri sería una disparada del dólar. Fijate que hoy subió un poco más de un peso y ya hay incertidumbre. Ojo con eso", especulaba días atrás un encuestador. La charla con este diario se dio a mediados de la semana pasada, cuando volvió la intranquilidad cambiaria. 

Mientras, en el kirchnerismo siguen con atención el mundo electoral que excede a la polarización. Y en estos días comenzarán a medir con atención al emergente de moda de los outsiders: el neurocientífico Facundo Manes: "A (Sergio) Massa ya lo medimos y no pasa de los siete o nueve puntos. No penetra. Con (Juan Manuel) Urtubey pasa lo mismo. Y nosotros no vemos que (Roberto) Lavagna pueda romper ahí. (Alfredo) Olmedo oscila en los cinco puntos. Y el tema es que ese universo es de 20 ó 25 puntos, para nosotros, y hay que ver quién lo capitaliza". 

Clarín

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!