Lunes 26 de Octubre de 2020

Hoy es Lunes 26 de Octubre de 2020 y son las 22:09 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 17.8º
  • Despejado

CAMPO

26 de mayo de 2018

Precios bajos para la ganadería hasta el próximo ciclo

Un trabajo CREA indica que, por efecto de la sequía, se incrementó la tasa de faena, saturando el mercado y deprimiendo los valores. La recuperación llegaría cuando se sienta como faltante la sobre oferta actual.

Los ganaderos argentinos deberán esperar al año próximo si quieren vender su hacienda a mejores precios que los actuales, ya que por efecto de la sequía el incremento en la tasa de faena mantendrá planchado el mercado al menos hasta el siguiente ciclo, según un trabajo técnico que difundió el Movimiento CREA.

 

La seca entre los meses de diciembre y abril, especialmente en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires y gran parte de Entre Ríos, redujo la productividad del campo natural a la mínima esperable en 20 años, según los datos relevados por el Sistema de Seguimiento Forrajero Satelital de CREA-FAUBA. Otro aspecto no menor fue el retraso o imposibilidad de siembra de verdeos de invierno y pasturas, comprometiendo el pasto de otoño-invierno. Se estima que aún pudiendo sembrarse gracias a las últimas lluvias, la merma en la productividad de los verdeos por retraso en la fecha de implantación podría ser del 30-40%.

 

Como consecuencia de estas condiciones forrajeras se ha provocado un incremento de la faena impulsada tanto por una mayor faena de machos como de hembras.

 

Por parte de los machos, la sequía está incrementado la tasa de extracción de novillos, es decir, la cantidad de cabezas que se faenan sobre el stock. Una de las causas es que la falta de pasto condiciona a los sistemas a una mayor participación de grano en la dieta, tanto en la recría como el engorde. El impacto de dietas más energéticas lleva a una aceleración de los tiempos de producción y esto a un incremento de la tasa de extracción. Desde 2003 a la actualidad, por diversos factores, la mencionada tasa pasó de 70% a 104%; puntualmente en 2017 se faenaron mayor cantidad de terneros que los destetados. De continuar esta tendencia en la faena y sumando los efectos de la sequía, se proyecta para el 2018 una tasa de extracción de machos mayor, lo que impulsaría una caída en el stock de novillos en el 2019, condicionando la oferta de carne futura.

 

Por el lado de las hembras, a raíz de la escasez de pasto y por la relación entre el precio de la vaquillona preñada y vaquillona para faena (cercana a 1,1) se está registrando un aumento de la participación en términos absolutos y porcentuales en la faena total. En los datos de la última encuesta SEA, se refleja una caída del 20% en las expectativas para crecer en vientres y a su vez aumentó en un 30% la cantidad de productores con intención de disminuir su rodeo reproductivo. Cabe aclarar que esta mayor participación de hembras en la faena, con valores actuales superiores al 44%, no necesariamente implica entrar ya en una fase de liquidación. La nueva configuración del stock nacional, donde la recuperación de cabezas posterior al 2008 se ha dado principalmente por crecimiento de hembras, hace que el valor de equilibrio sea superior permitiendo hasta un 47% de hembras en la faena sin comprometer el stock de vacas del siguiente año. Es así que las hembras podrían generar la oferta de carne en el mercado, incrementando la faena, sin presionar o retrasando el cambio de fase y la recuperación de precios.

 

Es importante poder estimar los niveles de faena, ya que existe una marcada correlación negativa entre la faena total anual y el precio del novillo en moneda constante. A fines de 2017, antes de la ocurrencia de la sequía, el área de Ganadería de CREA a través de sus modelos proyectaba para 2018 una producción argentina de carne vacuna del orden de 2,8 millones de toneladas ERCH. Actualmente, por los efectos descritos anteriormente, esa previsión para este año aumentó para ubicarse en un rango de 3,0 a 3,1 millones de toneladas ERCH. La consecuencia será un impacto negativo en los precios de la hacienda, en base a resultados arrojados por los modelos mencionados. El precio real del novillo podría caer entre un 10% y 16%, en valores constantes lo que implica que la evolución del precio en moneda corriente, sería menor que la inflación proyectada para el 2018.

 

Para el 2019-2020 la oferta será menor si efectivamente se da el escenario de faena y reducción en el stock de machos anteriormente descripto. En consecuencia, sería esperable que el precio de la hacienda suba por encima de la inflación. Esto impulsaría la retención de hembras y machos, generando instantáneamente escasez de oferta que empujaría aún más el valor de la hacienda, iniciando una nueva fase del ciclo ganadero.

 

En función de lo antes descrito, el aumento de la tasa de faena impulsada por la caída en la productividad forrajera consecuencia de la fuerte sequía y dadas las condiciones estructurales actuales de la ganadería argentina, se espera un cambio de fase dentro del ciclo ganadero. Lo difícil y hasta el momento poco factible, es predecir en qué momento se va a dar.

 

FUENTE: CAMPOLITORAL

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »