Martes 27 de Febrero de 2024

Hoy es Martes 27 de Febrero de 2024 y son las 21:38 -

POLITICA

22 de diciembre de 2023

Tras el DNU de Milei, se recalienta la pelea en el Congreso por la comisión que evaluará su constitucionalidad

El oficialismo libertario y la oposición no kirchnerista tienen casi definidos los espacios en la bicameral de Trámite Legislativo. Quiénes son los candidatos. Nunca una medida de este tipo fue rechazada por Diputados y el Senado

El mega decreto de desregulación económica y laboral firmado ayer por el presidente, Javier Milei, generó el rechazo inmediato de una parte importante de la oposición y puso el foco de atención en la conformación de la comisión bicameral de Trámite Legislativo.

La bicameral de DNU -como se la conoce de manera simplificada- está compuesta por ocho senadores y ocho diputados, y se encarga de analizar los decretos de Necesidad y Urgencia del Ejecutivo para emitir un dictamen sobre su validez. No puede hacer modificaciones, agregados o rechazos parciales: debe ser convalidado o rechazado en su totalidad.

Para que un DNU sea anulado, ambas Cámaras deben rechazarlo por mayoría simple. Por eso, con controlar una de ellas, el oficialismo podría blindar las decisiones de Milei. Sin embargo, las recientes manifestaciones de importantes referentes políticos del radicalismo, la Coalición Cívica y los espacios provinciales muestran que los libertarios podrían enfrentar su primera derrota política -e histórica, ya que nunca ocurrió algo así con un DNU- en el Congreso.

La disputa por el reparto de los ocho lugares en Diputados -sujeta a movimientos entre los bloques no kirchneristas y decisiones que deberá adoptar el titular de la Cámara baja, Martín Menem- tendría al menos cuatro butacas definidas: Oscar Zago, por La Libertad Avanza; Francisco Monti, de la UCR, Hernán Lombardi, del PRO; y Nicolás Massot, del flamante rejunte federal. El resto, quedaría para el cristinismo de Unión por la Patria, que maneja Germán Martínez.

En el Senado, un conglomerado del oficialismo y la oposición no kirchnerista se unió la semana pasada para votar a las autoridades de la Cámara alta y repartir el porcentaje de las comisiones. En cuanto a la bicameral de Trámite Legislativo, habrá cinco lugares disponibles para este grupo. En tanto, el kirchnerismo se quedará con tres.

La Libertad Avanza definió, según confirmaron fuentes de la bancada a Infobae, al abogado riojano Juan Carlos Pagotto como representante del oficialismo senatorial en la bicameral. La Unión Cívica Radical (UCR) también selló su representante, que será Víctor Zimmermann (Chaco).

En tanto, el PRO pretende allí a su jefe de bloque, Luis Juez (Córdoba). Por su parte, el peronismo no kirchnerista de Unidad Federal iría con el titular de bancada, Carlos Espínola (Corrientes). Mismo camino adoptaría Cambio Federal, con el experimentado salteño Juan Carlos Romero.

José Mayans, presidente del bloque del Frente de Todos

José Mayans, presidente del bloque del Frente de Todos

Tras la reunión virtual del interbloque del Frente de Todos -ya no es más Unión por la Patria en la Cámara alta-, comandado por José Mayans (Formosa), se dieron a conocer sus candidatos. Según pudo saber Infobae, el kirchnerismo impulsa a María Teresa González y Mariano Recalde, por el Bloque Nacional y Popular; y Anabel Fernández Sagasti y Silvia Sapag, por el Bloque Unidad Ciudadana.

La maniobra que intentan realizar desde la bancada es dividir simbólicamente su nuevo interbloque para poder acceder a cuatro lugares. Sin embargo, la semana pasada se votó que recibirán solo tres.

Una vez conformada la comisión y, en caso de contar con el apoyo de la oposición no kirchnerista, La Libertad Avanza deberá ubicar como presidente de la misma a Oscar Zago o Pagotto. En esta ocasión le tocará al Senado, por lo que iría el riojano.

Bajo este panorama inicial, entre los cuatro diputados y los cinco senadores, el oficialismo y la oposición no kirchnerista tendrían nueve de los 16 integrantes de la bicameral de DNU. Si fueran ocho, desempataría su titular. Sin embargo, las declaraciones de las últimas horas de diferentes bancadas ponen en jaque el destino del mega DNU emitido por el Ejecutivo. Nunca hubo un rechazo de las dos Cámaras del Congreso, lo que sería algo inédito desde la creación de la ley que impulsó el entonces ex Frente para la Victoria.

En medio del revoloteado escenario activado con el DNU, el Congreso espera no sólo la conformación de la bicameral, sino la convocatoria a sesiones extraordinarias desde el Gobierno, prometida en varias ocasiones para “los próximos días”. Sobre el mega decreto, el Gobierno tiene 10 días para enviarlo y luego habrá 10 días para analizarlo en la comisión. Si ello no ocurriese, ambas Cámaras podrán llevarlo igual a los respectivos recintos. Es decir, su trámite no será exprés.

Sobre estas cuestiones y, en particular, sobre el Senado, la titular de la Cámara alta, Victoria Villarruel, se reunió esta tarde con el ministro del Interior, Guillermo Francos, y el formoseño Francisco Paoltroni, quedó relegado de la presidencia provisional del Cuerpo. Para él se piensa una comisión relevante. Hay varias en pugna, como por ejemplo, la de Acuerdos.

Fuente:Infobae

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!