Miércoles 17 de Abril de 2024

Hoy es Miércoles 17 de Abril de 2024 y son las 06:09 -

ECONOMÌA

14 de febrero de 2023

El juego de las diferencias entre los ajustes de Macri y Fernández

El gasto primario nacional disminuyó en $1.560.000 millones desde 2017. Jubilaciones, salarios y transferencias a provincias, los rubros más afectados.

"Queda en evidencia que jubilaciones y pensiones contributivas fue el gasto que más disminuyó ($1.609.000 millones), seguido por los salarios ($702.000 millones) y las transferencias totales a provincias ($554.000 millones)".

A valores de diciembre de 2022, el ajuste se revela en la comparación desde 2017 e involucra tanto al gobierno de Mauricio Macri como al de Alberto Fernández. Los valores están contenidos en un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal.

Con una salvedad: en el primero el recorte ayudó a una disminución del gasto primario de $24 billones a $19,5 billones, en tanto que en el gobierno del Frente de Todos el ajuste en jubilaciones, salarios y transferencias para obras, fue al mismo tiempo de una expansión del gasto primario de $19,5 billones en 2019 a $22,4 billones en 2022.

A favor de la administración del Frente de Todos, debe apuntarse el gasto Covid que en 2022 elevó el gasto primario a $22,5 billones. Pero también debe señalarse que en 2021 y 2022 se mantuvo en el orden de los $22,4 billones, siempre a valores constantes.

"Por otra parte, aquellos gastos que más aumentaron fueron: Programas Sociales ($1.555.000 millones), subsidios a la energía ($1.033.000 millones) e inversión real directa ($113.500 millones)".

A favor de la administración del Frente de Todos, debe apuntarse el gasto Covid que en 2022 elevó el gasto primario a $22,5 billones. Pero también debe señalarse que en 2021 y 2022 se mantuvo en el orden de los $22,4 billones, siempre a valores constantes.

"Por otra parte, aquellos gastos que más aumentaron fueron: Programas Sociales ($1.555.000 millones), subsidios a la energía ($1.033.000 millones) e inversión real directa ($113.500 millones)".

A favor de la administración del Frente de Todos, debe apuntarse el gasto Covid que en 2022 elevó el gasto primario a $22,5 billones. Pero también debe señalarse que en 2021 y 2022 se mantuvo en el orden de los $22,4 billones, siempre a valores constantes.

"Por otra parte, aquellos gastos que más aumentaron fueron: Programas Sociales ($1.555.000 millones), subsidios a la energía ($1.033.000 millones) e inversión real directa ($113.500 millones)".

A favor de la administración del Frente de Todos, debe apuntarse el gasto Covid que en 2022 elevó el gasto primario a $22,5 billones. Pero también debe señalarse que en 2021 y 2022 se mantuvo en el orden de los $22,4 billones, siempre a valores constantes.

"Por otra parte, aquellos gastos que más aumentaron fueron: Programas Sociales ($1.555.000 millones), subsidios a la energía ($1.033.000 millones) e inversión real directa ($113.500 millones)".

A favor de la administración del Frente de Todos, debe apuntarse el gasto Covid que en 2022 elevó el gasto primario a $22,5 billones. Pero también debe señalarse que en 2021 y 2022 se mantuvo en el orden de los $22,4 billones, siempre a valores constantes.

"Por otra parte, aquellos gastos que más aumentaron fueron: Programas Sociales ($1.555.000 millones), subsidios a la energía ($1.033.000 millones) e inversión real directa ($113.500 millones)".

A favor de la administración del Frente de Todos, debe apuntarse el gasto Covid que en 2022 elevó el gasto primario a $22,5 billones. Pero también debe señalarse que en 2021 y 2022 se mantuvo en el orden de los $22,4 billones, siempre a valores constantes.

"Por otra parte, aquellos gastos que más aumentaron fueron: Programas Sociales ($1.555.000 millones), subsidios a la energía ($1.033.000 millones) e inversión real directa ($113.500 millones)".

Allí queda en evidencia que se incrementó la discreción en el gasto público a manos del presidente, y se puede inferir que la mayor parte de los planes fue a provincia de Buenos Aires y que las boletas de energía siguen teniendo más ayuda del gobierno central en el Amba que en el resto de los distritos.

Iaraf habla de "una caída constante del gasto primario entre el 2017 y 2019, del 18,7%. Luego, en el comienzo del segundo trienio (2020), se dio un salto en el gasto debido a la pandemia de COVID-19 del 15%, con la particularidad de que el nivel del gasto se mantuvo en el resto del periodo".

Cuentas y relatividades

Por otra parte, aquellos gastos que más aumentaron según el informe del Iaraf, fueron los Programas Sociales ($1.555.000 millones), subsidios a la energía ($1.033.000 millones) e inversión real directa ($113.500 millones).

En cuanto a los Programas Sociales, Jubilaciones y Pensiones se llevó 38% del agosto primario en 2017 y cayó a 34% en 2022. Asignaciones Familiares y Universales marcaron 6% en ambos años; pensiones no contributivas también se mantuvieron en 4%.

Siempre en la comparación del primero y el último de los años del estudio, los programas sociales se llevaron 2% del gasto en 2017 y alcanzaron al 9% de las erogaciones primarias del gobierno central en 2022, lo que ratifica la política de menos salarios y jubilaciones y más planes.

El "ahorro anual de gasto en jubilaciones y pensiones" fue, según el instituto que conduce Nadin Argañaraz, del 9,2% en 2018, 21% en 2019, 22% en 2020 y -ya con la reforma jubilatoria del Frente de Todos- del 29,8% en 2021 y 39,1% en 2022.

$701,7 mil millones fue el ajuste de salarios de 2017 a 2022.

Subas y bajas

"De los 15 gastos identificados -dice Iaraf- 12 se redujeron entre 2017 y 2022. Los tres gastos que crecieron fueron el componente integrado Programas Sociales (400%), los subsidios a la energía (84%) y la inversión real directa (9,3%). "Entre los gastos que más cayeron se destacan Otros subsidios económicos (-69%), las transferencias de capital a provincias (-54,8%) y los subsidios al transporte (-31,2%). Si se analizan las transferencias a provincias en su conjunto, la caída se ve reducida al 32,7%, debido al comportamiento de las transferencias corrientes (-8,9%)".

$554 mil millones cayeron las transferencias totales a provincias durante 6 años.

Obra Pública

Iaraf señala que lo habitualmente denominado obra pública -el gasto de capital ( inversión real directa y transferencias de capital a las provincias) tuvo una reducción real del 17,5% entre 2017 y 2022, lo que equivale a $368.000 millones de pesos.

Si bien aumentó la inversión real directa que maneja el gobierno central, "no alcanza para revertir la baja en las transferencias de capital a provincias", que supuestamente manejan los gobernadores pero que en no pocos casos llega con condicionantes de contratos.

De cara a lo que viene, señala Iaraf que "si se piensa en recortar gastos, y se considera a la obra pública total, ya tuvo un recorte de $368.000 millones. Recortarla más bajaría los niveles de inversión económica y social".

Fuente:El Litoral

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!