Lunes 20 de Mayo de 2024

Hoy es Lunes 20 de Mayo de 2024 y son las 18:53 -

DEPORTES

18 de enero de 2023

Pulga: "Me voy de Colón con el objetivo cumplido: ¡salí campeón!"

Un balance final de PR 10 con el diario de Santa Fe: sus mejores técnicos, el mejor gol, las finales de Paraguay y San Juan. La frase del "Barba" cuando lo mandó al banco y la de Aliendro: "Pulga, hijo de p..., yo corro 13 kilómetros y vos jugás parado".

Es un momento complicado para partir pero a la vez es un momento muy lindo porque llegué acá con un objetivo muy claro que era llegar a lo más alto con esta institución y que estaba hablado desde el primer momento: salir campeón con Colón y gracias a Dios lo pude cumplir. Era una desafío personal y grupal, además de toda una ciudad". Así arranca la última charla, exclusiva, de El Litoral con Luis Miguel Rodríguez en la intimidad de su casa.

-Son 101 partidos titulares, 37 goles, 24 asistencias, dos veces goleador, tres finales, una estrella en Colón...Mejor parece imposible...

-Miro para atrás y parece que fue ayer que llegué a Santa Fe. Acá viví cosas muy lindas, desde el primer momento me trataron como uno de ellos, como si fuera de las canteras. Rápidamente pude empezar a convertir y tuve acá buena performance. Pero al repasar los números, parece que fue ayer que llegué acá. SIempre estuve a disposición, alternando buenas , malas, regulares. Pero siempre estuve ahí, a la par de mis compañeros. Me voy de la mejor manera que me podía ir de una institución, porque los logros son importantísimos en el fútbol. Jugué dos finales y clasifiqué para tres. No tengo nada que reprocharme, es más miro para atrás y me gustaría volver a vivir la misma película porque pasé tres años maravillosos. Una ciudad hermosa, en una institución muy linda, con el cariño de la gente que es algo impresionante. Me voy contento y me quedo con lo mejor. Lo que pasó malo o no tan bueno son parte de un aprendizaje. Me voy de Colón recontra-mil contento, con el objetivo cumplido en Colón. Salí de mi casa, Tucumán, donde estuve toda mi vida, aposté a venir a una institución que sentí que me estaba esperando y acá pasamos cosas maravillosas juntos. No tengo nada que reprocharme y hasta me voy con un hijo santafesino que es León

-¿Qué es lo mejor que tiene Colón, "Pulga"?

-Tiene una hinchada impresionante, un estadio muy lindo, un predio espectacular para trabajar. Hay que gente que está adentro y que quiere mucho a la institución. Desde el canchero hasta el utilero, por decirlo de alguna manera. Te hacen sentir desde el día uno hasta el día que te vas como si fueras de acá. Lo de la gente ni hablar, tiene una hinchada maravillosa que apoya siempre y que no es fácil en todos lados llevar muchos hinchas. Con Atlético Tucumán es muy parecido: le tocó jugar una final en Mendoza, llenando el estadio. Lo de Colón en Paraguay, llenó el estadio. Tienen similitudes pero ahora estamos para hablar de Colón. Los lugares para entrenar, el estadio y la gran hinchada

-Repasando, en esta nota de despedida, tus tres años acá en Colón aparece esa final de la Olla en 2019: en la entrevista anterior me dijiste que no volviste a ver nada de Paraguay. ¿Sigue igual esa idea?-

- A la final de Paraguay no la volví a ver, no estoy preparado para volver a verla, porque dolió mucho, dolió mucho el desenlace, la cantidad de gente que había y el no haber podido salir campeón ahí...Fue muy fuerte para todos. Aunque algunos digan "fue una final, la perdieron y no les importa". Fijáte que después vino el 2020 que fue malo, muy malo porque no podíamos ganar ni hacer pie con Diego Osella. Sin dudas, lo de Paraguay nos afectó a todos.

-¡A la final del 4 de junio en San Juan sí la viste!

-De la final en San Juan siempre veo los goles pero creo que todo lo que se vivió ahí fue un desahogo de lo que vivimos en el 2019. Para todos o casi todos, salvo Rodrigo Aliendro que se desgarró el día previo. Después, todos los demás estábamos muy golpeados y conseguimos algo histórico para nosotros, para la institución y para la ciudad. Lo que se vivió ahí adentro fue algo muy maravilloso, que además sigue estando, pero debe ser algo que impulse a Colón a ir por nuevos logros.

-Mezclando las dos finales (Paraguay y San Juan), no queda la idea que "un clavo saca a otro clavo...", como se dice

-Capaz que lo de San Juana lo sepultó al clavo de Paraguay pero no lo sacó. Las cosas malas, si bien uno las deja atrás, pero los recuerdos esos te quedan. Día a día, el fútbol te demanda recuperarte para rendir al ciento por ciento. Lo de San Juan fue algo histórico y maravilloso; lo de Paraguay siempre va a quedar ahí.

-¿Cuál fue el mejor técnico? ¿Con quién te sentiste más cómodo en Colón?

-Creo que Eduardo (Domínguez), Pablo (Lavallén). Eduardo tuvo algo que para mi fue maravilloso: venir y decirme "hoy no sos el primer delantero, no sos la segunda opción y tampoco la tercera. Vas a arrancar de atrás y dependerá de lo que vos hagas para ver hasta dónde llegás". Entonces, cuando pasa eso, está en el jugador. Porque si vos decís "este DT no me quiere", entonces te vas a la camilla o te quedás sólo a tomar mates...Está en el jugador, por eso siempre le digo a los chicos...es feo no jugar, pero yo prefiero que me lo digan a que no te digan nada y de pronto verte en el segundo equipo o en el tercero directamente.

-¿Cuándo el "Barba" te dice que no te tenía en cuenta, te explicó el motivo?

-El tenía en la cabeza, como primera opción a Wilson (Morelo) y Chanca (Chancalay), capaz para salir más rápido de contra. No le pregunté el porqué. Cuando pasó esa charla y decido quedarma, le digo: "Mirá Eduardo, conmigo podés contar...cinco, diez minutos, afuera, adentro...Si tengo que apoyar desde el vestuario contá conmigo. No te pido jugar, voy a entrenar al ciento por ciento y quedamos así". Entrenaba con Charly (N.de R: asistente de Eduardo Domínguez) que se encargaba de todo para los que no nos tenían en cuenta y me puso diez puntos físicamente.

-Llega ese partido con Defensa, el gol "mordido", tu "no festejo"...

-Me toca entrar, pero no es que estaba enojado con Eduardo o con alguien. Muchas veces tengo una forma particular de festejar los goles, no soy muy efusivo.

-Es cierto, no veo de colgarte de alambrados (ahora prohibido) o besar camisetas...

-La única camiseta que besé fue la de Atlético Tucumán...después de siete años en el club. Porque la besé en el momento que la tenía que besar. Lo sentí en ese momento y lo hice. Fue la única camiseta que besé. Pero no me enojo por hacer un gol. ¡Hasta mis hijos me dicen pero papá porque no te sacás la camiseta, la revoleás, hacés el festejo como hace Cristiano!

-Y vos normal...como si nada

-Es que no me sale, recuerdo que hice el gol ahí; al otro partido no jugué porque venía con una molestia en la semana, elige Eduardo no ponerme con Independiente. Me acuerdo que hay un penal sobre el final que lo termina errando Olivera y entonces arrancaron "si hubiera estado el Pulga". En el fútbol, el que no está siempre es el mejor (risas). Al siguiente partido, entro un rato con Santiago y me tocar convertir. Entonces, Eduardo me dice "Pulga vas a jugar", encima "Chanca" estaba con Covid y nosotros ya estábamos clasificados. Me sirvió muchísimo para agarrar ritmo, estar a disposición y termino jugando los últimos cuatro o cinco partidos de la Copa Maradona que clasificó Banfield contra Boca.

-Se empieza a construir el "Colón Campeón"

- Ahí viene de nuevo Eduardo, de cara al otro torneo y me dice: "Mirá estoy armando un equipo para rodearte a vos y necesito que te quedes en Colón". Le digo, bueno me voy a quedar, necesito hablar con el presidente y me voy a quedar. Me termino quedando, salimos campeones y Eduardo armó un equipazo.

-¿Rodearte que era "Pulga"? Mayor tenencia de pelota?

-Hubo más tenencia, sin 9 y claramente jugábamos sin 9. Estaba "Facu" Farías y al principio arrancó Legui, que era el de mayor referencia que teníamos. Después, Aliendro, Lértora, Castro...el mediocampo estaba súperpoblado y salíamos rápido. Salíamos rápido, yo hacía la pausa, los dos volantes llegaban y yo llegaba de atrás...me tocaba empujarla y convertir así. Arrancamos muy bien ese torneo...Con el que mejor sentí fue con Eduardo en ese Colón campeón. Aliendro me cagaba a pedos: "Pulga hijo de puta, yo corro 13 kilómetros y vos parado" (jajaja). ¡Vos tenés que correr, estás para éso...!

-Siempre se dice, en el fútbol, que es preferible que se vaya uno (el DT) y no 22 (los jugadores). ¿Qué siente el jugador cuando un DT se queda sin trabajo en poco tiempo, por ejemplo los casos de Comesaña y Rondina?

-Es una situación incómoda, porque ningún jugador va a jugar para que echen un técnico. Eso pongo las manos en el fuego por todos los jugadores de fútbol del mundo. Ninguno va a salir para perder un partido, es imposible. Porque el DT no te caiga bien, no te guste la cara o no te guste como habla. Es imposible eso. ¿Cómo hacés?. Es como si vos decís "hoy voy a hacer mal una nota", es imposible.

-Hace algunos años, "Bichi" (Fuertes) prefirió no chocar con Falcioni y por el bien de Colón se fue a Chile...

-Yo casi siempre elijo estar, fue la primera vez que me había pasado con Eduardo, nunca antes me había pasado de tener que arrancar desde atrás. Me sirvió muchísimo. Porque a los 36 años me planteaba estar al máximo. Mirá, yo me entreno bien, me gusta entrenar. Pero de golpe, otra vez era un pibe...¡otra vez las pasadas en 17 segundos, 18 segundos!. A los 36, hacer una pasada de 100 metros así es muy complicado. Pero me sirvió muchísimo. Eso me dio el margen para estar en las óptimas condiciones físicas y pelear con todos.

Fuente:El Litoral

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!