Miércoles 29 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 29 de Mayo de 2024 y son las 18:45 -

SANTA FE

27 de agosto de 2022

Entre el mito, la realidad y la ciencia: ¿llega la tormenta de Santa Rosa a Santa Fe?

La mítica tormenta de Santa Rosa traería el alivio por unos días a las calurosas jornadas y despediría agosto con la llegada del frío. Cómo estará el clima en Santa Fe el fin de semana.

Luego de una semana casi veraniega en la ciudad de Santa Fe, cuando todavía falta poco menos de un mes para terminar el invierno, y donde tanto el miércoles como este viernes las temperaturas rozaron los 30ºC en la capital provincial, finalmente llegaría el alivio, las lluvias y el frío nuevamente de la mano de la mítica tormenta de Santa Rosa.

Luego de un viernes a puro sol y calor para disfrutar del aire libre en la ciudad de Santa Fe, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anunció para la región, desde este viernes por la noche y el sábado por la madrugada, la llegada de tormentas de variada intensidad.

Según el pronóstico del SMN este viernes por la noche en la ciudad de Santa Fe se presentarías tormentas aisladas, sin cambios de temperatura. Para el sábado, la jornada se presentará con mal tiempo durante todo el día con tormentas aisladas y chaparrones, con mínimas de 15ºC y máximas de 24ºC. Ya el domingo se pronostica un día a puro sol pero con un notable descenso de las temperaturas, que oscilarán entre los 4ºC y 17ºC. La próxima semana comenzará con buen tiempo y mínimas entre los 3ºC y 6ºC.

Santa Rosa: ¿mito o realidad?

Cada 30 de agosto se celebra el día de Santa Rosa de Lima, y, según la creencia popular, alrededor de esta fecha hay que esperar una tormenta intensa. Pero ese “alrededor” no está fijo, y según la conveniencia del creyente, puede ser una tormenta que ocurre unos 3 o 4 días en torno al 30 de agosto o unos 15 días antes y después de esa fecha. Lo cierto, es que como este límite no está del todo claro, cualquier tormenta entre agosto y septiembre podría ser “la de Santa Rosa”.

Para el SMN, "según el glosario meteorológico de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), para que haya tormenta tiene que haber actividad eléctrica. Una lluvia sin la presencia de descargas bruscas de electricidad atmosférica acompañadas por un resplandor (relámpago) y un ruido (trueno), no clasifica como tormenta".

"Las tormentas se asocian a nubes denominadas convectivas (cumulonimbus) las que, generalmente, provocan precipitaciones intensas en forma de chaparrón de lluvia o, en ocasiones, de nieve o granizo, así como también vientos fuertes", agrega el SMN.

"En regiones como la Patagonia no es común tener la formación de tormentas, así que la frecuencia de Santa Rosa es muy baja. Algo similar ocurre en Noroeste Argentino (NOA), donde la época está marcada por la estación seca y predominan los días despejados y con mucho sol. Donde sí es frecuente la generación de tormentas en esta época es en el centro y noreste argentino. Desde mediados y finales de agosto, la atmósfera es sometida a cambios en su circulación debido a la proximidad de la primavera, lo que favorece la presencia de aire cálido, más humedad y condiciones propicias para su desarrollo. Eso sí, aunque popularmente se espera que la tormenta de Santa Rosa sea más fuerte que cualquier otra, no hay evidencia de que esto sea siempre así", continúa el informe del SMN.

En el siguiente gráfico, los registros de las tormentas ocurridas en fechas próximas al 30 de agosto (entre el 25 de agosto y el 4 de septiembre), sobre la base de las observaciones hechas por los registros del Servicios Meteorológico Nacional (aquí ubicados en la ciudad de Sauce Viejo) y del Instituto Nacional del Agua (INA), en el período que se comprende desde 1906 al 2012.

Cabe aclarar que, eventualmente, pueden observarse tormentas, a veces intensas, aún antes del 25 de agosto, a las que la gente considera como “Tormenta de Santa Rosa”. Este es el caso del año 2005, cuando tuvo lugar una intensa tormenta de lluvia y viento entre los días 20 y 23 de agosto, con un total de agua caída de 188.4 mm.

El resultado de este análisis muestra que, en los 107 años de registros, en 58 oportunidades, es decir solo el 54% de los casos, se produjeron tormentas en los días próximos al del santoral de Santa Rosa de Lima, si bien no siempre estuvieron asociadas a precipitaciones intensas y/o abundantes.

Cabe destacar el aumento de la frecuencia de tormentas que se observa a partir de la década del 90: sólo en 1995, 2005, 2006 y 2007 no se observó este fenómeno durante los días considerados. No obstante las décadas con mayor frecuencia de este "episodio" son la del '90 con nueve casos y la del '50 con ocho. Así mismo entre los días considerados pudieron haber tenido lugar episodios de lluvias sin tormentas, los cuales no fueron considerados en el análisis, como bien se aclara al principio de este informe.

Tal es el caso, por ejemplo, del año 2010 que durante el día 2 de septiembre precipitaron más de 45 mm pero sin observarse tormentas. En cambio durante el día 31 de agosto del mismo año llovieron sólo 18 mm, pero con tormentas, por lo que es este episodio el considerado para el análisis del informe ya que cumple con el criterio pedido.

Vale la pena aclarar que la llamada “Tormenta de Santa Rosa” no se observa en todo el país. Excepto en el este y el centro del país, es difícil que se manifieste con actividad eléctrica. En el noroeste argentino, la extrema sequedad del aire en esta época del año hace muy poco probable la ocurrencia de actividad tormentosa.

La leyenda de la tormenta de Santa Rosa

En 1615 en la “Ciudad de Los Reyes” (Lima) una religiosa llamada Rosa –(Isabel Flores de Oliva, 1586-†1617)– encabezó una rogativa desde una iglesia, ante el posible desembarco de piratas holandeses que ya habían asaltado el puerto vecino de Callao. Sin previo aviso, una gran tormenta impidió que las embarcaciones se acercaran a tierra y así, la ciudad de Lima quedó salva. Los creyentes comenzaron a atribuir la presencia de la tormenta y la huida de los piratas al poder místico de Rosa.

La leyenda se popularizó en Argentina, con gran fuerza en la zona del Río de la Plata, en Córdoba y en la región de Cuyo. La capital de la provincia de La Pampa lleva su nombre. Es una región en donde se dan tormentas fuertes con mucha frecuencia, principalmente en primavera y verano. Generalmente las primeras tormentas de la temporada se suelen dar en la fecha de la Tormenta de Santa Rosa. En Uruguay también es muy popular dicha tormenta en los 5 primeros días posteriores o previos al 30 de agosto.

Fuente:Uno Santa Fe

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!