Domingo 26 de Junio de 2022

Hoy es Domingo 26 de Junio de 2022 y son las 10:55 -

POLÍTICA - STA. FE

28 de mayo de 2022

El duro cruce radical en las redes sociales y el futuro de los frentes

La proximidad de las elecciones y el lugar donde va a jugar la UCR ya genera rispideces entre los dirigentes. Lisandro Enrico se alegró porque hay "alguien que se lleve al Palo Oliver", y el diputado le pidió al senador que no se comporte "como un imbécil"

"Por fin alguien que se lleve al Palo Oliver", tuiteó el senador radical Lisandro Enrico y acompañó la frase con un emoticón de celebración. La respuesta del diputado radical no tardó en llegar y fue en duros términos. "Lisandro, dejá de comportarte como un imbécil, está bien que lo seas pero trata de disimular", respondió el santotomesino.

El duro cruce radical entre Fabián Palo Oliver y Lisandro Enrico.

 

Los dos protagonistas del duro cruce dejaron todo ahí. La alianza entre la UCR y el PRO, en 2015, hizo que el centenario partido ensanchara sus límites ideológicos. Para algunos, ese corrimiento a la derecha les otorga una tangible chance de llegar a ser gobierno en la provincia el año que viene y si el radicalismo le gana la interna al PRO, conducirá la coalición y podrá fijar posiciones políticas más cómodas y acordes con su historia. El socialismo aúno no definió si participará de ese frente.

Sin embargo, para otros dirigentes –hoy una clara minoría– eso es ir demasiado lejos y piensan construir una estrategia diferente para el año que viene. "La @UCRNacional ratificará la permanencia en la coalición @juntoscambioar. El partido que nació contra el régimen oligárquico, una vez más, se asocia a estos grupos concentrados. Sepan que si Alfonsín viviera ratificaría que el límite es el PRO, después cuéntenla como quieran", dijo Palo Oliver en su cuenta de Twitter.

En ese marco, el diputado radical Fabián Palo Oliver participó este jueves de un encuentro que organizó Bases, la corriente interna del socialismo referenciada en la exministra de Educación, Claudia Balagué; el exdiputado provincial Eduardo Di Pollina y el exministro de Salud, Miguel Ángel Cappiello. Ese sector del PS también está señalando a su partido que el PRO es un límite en la posible conformación del frente de frentes que viene impulsando el presidente del radicalismo, Felipe Michlig.

En el acto, que tuvo lugar en el salón del Centro de Empleados de Comercio de Rosario, también participaron otros dirigentes progresistas o de izquierda, como los diputados provinciales Palo Oliver (UCR), Agustina Donnet (Igualdad y Participación), Carlos del Frade (Frente Social y Popular), la exdiputada provincial Alicia Gutiérrez (SI), la concejala de Rosario por Ciudad Futura, Caren Tepp, entre otros.

La foto que se sacaron este jueves esos dirigentes, Palo Oliver la acompañó con la frase: "La construcción de una alternativa política que permita realizar una oferta electoral y de gobierno progresista sigue siendo el desafío".

Caren Tepp, Carlos Del Frade, Agustina Donnet, Juan Giani, Eduardo Di Pollina, Fabián Palo Oliver, Claudia Balagué y Alicia Gutiérrez.

Caren Tepp, Carlos Del Frade, Agustina Donnet, Juan Giani, Eduardo Di Pollina, Fabián Palo Oliver, Claudia Balagué y Alicia Gutiérrez.

 

Balagué, Di Pollina, Palo Oliver, Gutiérrez y Rubén Giustiniani (Igualdad y Participación) tienen pasado común en el Frente Progresista. Mientras que Del Frade, que comparte bloque con Ciudad Futura en Diputados, tuvo la experiencia de formar un interbloque con Igualdad y Participación. Más allá de estas coincidencias, algunos participantes del encuentro admitieron que será difícil lograr un armado provincial. "Fue un primer encuentro donde todos los que participamos tenemos en común que no vamos a ir a un frente con el PRO", le dijo uno de los dirigentes a UNO.

Luego de la muerte de Miguel Lifschitz, que aceleró la salida del sector radical NEO del Frente Progresista para aliarse al PRO, varios dirigentes entendían que el 2021 debía ser la prueba de laboratorio para la construcción de un frente entre las fuerzas de izquierda y algunos partidos progresistas. Pero el año pasado cada uno atendió su juego interno y se postergó el debate por una construcción de este tipo.

Ahora, a seis meses de la definición sobre cómo se harán las alianzas para las elecciones de 2023, todos empiezan a mostrar algunas cartas, aunque eso no significa que sean las que se vayan a poner sobre la mesa. Tal vez, estos encuentros sirvan más para rediscutir cuestiones internas de los partidos que la posibilidad de una construcción electoral verdadera. El tiempo lo dirá.

Fuente:Uno Santa Fe

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!