Sábado 21 de Mayo de 2022

Hoy es Sábado 21 de Mayo de 2022 y son las 12:47 -

SANTA FE

4 de mayo de 2022

Marcha por seguridad en Santa Fe: "Ningún gobierno tuvo un plan serio, fueron todos parches"

La marcha se dio en el marco de los 12 años del asesinato de Marianela Brondino, bajo el lema: "¡Basta de inseguridad! ¡No hay tiempo para perder el tiempo!". Graciela Brondino cuestionó que "ninguna institución del Estado funciona como tiene que hacerlo".

En medio de un recrudecimiento de los hechos de violencia e inseguridad en toda la provincia de Santa Fe, la Asociación Familiares de Víctimas realizó una manifestación este martes frente a la Casa de Gobierno. La convocatoria fue en el marco de los 12 años del crimen de Marianela Brondino, asesinada en barrio María Selva en ocasión de robo, bajo el lema: “¡Basta de inseguridad! ¡No hay tiempo para perder el tiempo!”.

En conversación con la prensa, durante la movilización, Graciela Brondino, mamá de Marianela, afirmó que la situación respecto de la seguridad "empeoró" y que ningún gobierno "tuvo un plan serio de seguridad, fueron todos parches".

Brondino aseguró que la movilización "no está muy concurrida, pero hay más gente que lo habitual" y que le gustaría ver la plaza llena, pero que no se puede. Sin embargo, reparó en que lo que más le lastima es que "en 12 años ninguna institución del Estado funciona como tiene que hacerlo".

Además, la mujer señaló su preocupación porque hay muchos familiares de víctimas que no tienen la fuerza o las herramientas para conseguir la Justicia que ella consiguió y que a esa familia le diría: "Que no bajen los brazos, que luchen, que golpeen todas las puertas, que tienen derechos, que los funcionarios son empleados nuestros, no al revés".

Por último, afirmó que le gustaría que la recuerden "como una luchadora", pero no solo por el caso de Marianela, sino porque lucha desde mucho antes. "Seguiré hasta que me de la salud, últimamente estuve teniendo muchos problemas pero mientras la tenga voy a seguir luchando", concluyó.

El testimonio de María Inés, la mamá de Julio Cabal

Por su parte María Inés Masino, la madre de Julio Cabal, dijo en conversación con AIRE: "Seguimos en la misma situación o peor y la verdad que los que dijeron que sabían cómo hacer las cosas, todavía no dieron respuestas".

Además, se refirió a la escasa convocatoria que tuvo la marcha: "En lugar de hacer bien, yo siento que me hace mal, estamos los familiares de víctimas nada más y debería estar la sociedad entera", denunció.

Consultada acerca de por qué cree que la sociedad santafesina no se acerca a estas jornadas de protesta, dijo que "es porque la gente se cansa de reclamar y no surte efecto. Se viven reclamando cosas y no hay ninguna solución a esto. Todos los días hay un muerto nuevo, o dos, o más en Rosario. ¿Qué más tienen que esperar?", apuntó contra los gobernantes.

La referente de la entidad de Familiares de Víctimas sostiene que las autoridades no le brindan la atención que merece a la inseguridad, que “es cada vez peor”. Durante la convocatoria se abordará la problemática de la inseguridad que golpea a los santafesinos, también se proyectará un film que retrata el camino de Graciela en su reclamo de justicia por la muerte de su hija. “Espero que de una buena vez los santafesinos nos unamos todos porque no sirven las marchas aisladas —valoró Brondino—. Tendríamos que tratar de unirnos todos y reclamar pacíficamente por nuestros derechos”.

La fecha coincide con los 12 años del crimen de Marianela Brondino, hija de Graciela, que murió en abril de 2010 tras sufrir un intento de robo de mano de motochorros cuando se dirigía a trabajar. “La gente piensa que nunca les va a pasar. El caso nuestro es representativo, se tomaron todas las medidas de seguridad. Marianela trabajaba en una panadería a seis cuadras de casa, entre Aristóbulo del Valle y General Paz, siempre le recomendamos que alternara el recorrido. Sin embargo, la asaltaron dos veces, en la última oportunidad le reventaron la cabeza contra el pavimento”, relató.

Al respecto, recordó una de las primeras ocasiones en las que acudió a un despacho oficial de psicólogos. En un plano de Santa Fe observó los pinches azules que contabilizaban los crímenes que se habían registrado en la ciudad. “Eso me produjo una sensación tremenda. Me levanté y fui a ver dónde estaba el pinche azul de mi hija, la calle donde la habían matado. Los muertos, que para uno forman parte de uno, se habían transformado en un pinche azul puesto en una pared”, recordó Brondino.

Las peregrinaciones de juzgado a juzgado también se convirtieron en una rutina. “La vida de una persona se convierte en un expediente polvoriento. Así como vas a pretender justicia?”, reflexionó.

Fuente:Aire de Santa Fe

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!