Viernes 2 de Diciembre de 2022

Hoy es Viernes 2 de Diciembre de 2022 y son las 23:38 -

ECONOMÌA

2 de mayo de 2022

Hay actividades en que los trabajadores no registrados superan a los registrados

Entre 2016 y 2021 el avance del empleo se concentró en los no registrados y en el “cuentapropismo” que también tiene un fuerte registro de informalidad.

Cuatro de cada 10 asalariados del sector privado no está registrado. Son casi 5 millones (41,4%) sobre un total de 12.030.000. En 4 actividades son más los no registrados que los registrados: Personal de Casas Particulares (66,5%), Agro (66,2%), Construcción (55,9%) y Hoteles-Restaurantes ( 50,4%).

Son datos del Indec, del IV trimestre 2021, que marcan el fuerte avance de la precarización y empobrecimiento de la fuerza de trabajo. Y unido al deterioro de los salarios, fue bajando la participación de las remuneraciones del trabajo asalariado en el valor de la producción.

Los datos del organismo que conduce Marco Lavagna indican que, desde el inicio de la serie en 2016 hasta fines de 2021, los puestos de trabajo de los asalariados registrados privados se redujeron de 7.198.000 a 7.052.000.

En tanto, los “no registrados” de 4.753.000 subieron 4.975.000 y los no asalariados (“independientes”) de 4.957.000 a 5.281.000. El aumento del empleo privado en ese período se concentró en los no registrados y en el “cuentapropismo” que también tiene un fuerte registro de informalidad. El empleo público subió de 3.449.000 a 3.649.000, según el economista Ismael Bermúdez. L as actividades con mayores registros de informalidad son personal doméstico (1.006.000 puestos de trabajo), construcción (494.000), agro (659.000), comercio (777.000) e industria ( 562.000). Los no registrados carecen de obra social, no tienen cobertura por accidentes de trabajo y no tienen derecho a los beneficios de jubilación y pensión de la Seguridad Social. E n la Ciudad de Buenos Aires, la Dirección porteña explica que “la recuperación en los puestos de trabajo en este trimestre fue más rápida entre los que no tienen descuento jubilatorio (30,7%). Debe tenerse en cuenta que la comparación se está realizando contra el momento en que estaba vigente el Aspo y luego la Dispo, cuando el recorte en los puestos todavía afectaba, especialmente a la población asalariada sin registro en la seguridad social y a la población por cuenta propia sin registro y/o sin pago regular”.

En particular, “el servicio doméstico fue uno de los grupos ocupacionales que se vio especialmente afectado por la emergencia sanitaria. En el cuarto trimestre de 2021, la ocupación prácticamente no se expande en comparación con igual período del año anterior, y queda casi 35% por debajo del nivel previo a la pandemia (2019). El ingreso de las ocupadas en estas labores tuvo una suba promedio de 43,8%”, muy por debajo del 50,9% de la inflación nacional.

En tanto, “el crecimiento de los ingresos de la población asalariada con descuentos (52,5%) queda por encima del correspondiente a los ingresos de la población sin descuentos (45,2%)”.

Este retroceso laboral fue acompañado de un deterioro en la participación de la remuneración del trabajo en el valor de producción: de representar a fin de 2016 el 51,8% de la “torta”, descendió al 43,1% en 2021.

Mientras el sector empresario pasó del 48 al 54,3% Este achique en la porción de la “torta” en el valor de producción se explica por la caída de los salarios de los trabajadores registrados, en especial entre 2017/2019 y en mayor medida por la baja salarial de los “no registrados” que, en promedio, cobran un 50% menos. Y por el retroceso de los puestos de trabajo asalariados en favor del “cuentapropismo”.

Fuente:El Liberal

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!