Jueves 19 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 19 de Mayo de 2022 y son las 22:12 -

30 de abril de 2022

Cannabis Medicinal: Santa Fe lidera la discusión en la Corte sobre el autocultivo, la producción y la distribución

El Laboratorio Industrial Farmaceutico aportó su experiencia en la elaboración de aceite

Se realizó la audiencia pública en la Corte Suprema de Justicia donde la organización santafesina Mamás Cannabis Medicinal (Macame) solicitó la despenalización del autocultivo de marihuana con fines terapéuticos, sin control del estado, y la provisión gratuita y sin trabas del aceite industrial, para tratar a sus familias con aceite de cannabis.

En diálogo con el programa Todo en UNO (de 7 a 9 en UNO 106.3) la integrante del Directorio del Lif, Lic. Élida Formente, expresó: “Ha sido un orgullo participar de una audiencia pública en la Corte Nacional, más con este tema que nos tiene trabajando ya hace un par de años”.

“Desde el Laboratorio nos presentamos como amigos del tribunal para poder contarle a la corte lo que venimos desarrollando en estos últimos años con respecto a las políticas públicas relacionadas a cannabis y particularmente lo que venimos trabajando desde el Laboratorio Público de la Provincia”, contó.

La directora del LIF afirmó que al comienzo de la gestión, en 2019, el gobernador Omar Perotti les pidió especialmente que se trabaje en el aceite de cannabis para tener producción propia, ya que hasta ese momento este medicamente se importaba. “Todos sabemos que es una deuda que estaba teniendo el Estado con la lucha que las Madres venían llevando adelante”.

“También vino la crisis sanitaria, así que tuvimos que enfrentarla y al mismo tiempo también trabajar en estos nuevos desarrollos, que era algo totalmente nuevo”, recordó Formente, precisando que el sistema de salud pública y la Obra Social provincial estaban a merced de una logística muy compleja con importaciones cada tres meses, gestión de stock y altos costos.

La especialista se refirió al aceite como una “especialidad medicinal” porque se trata de un medicamento con una composición numérica demostrable, verificable, exactamente el mismo producto producción tras producción, y que tiene que tener una acción terapéutica comprobable. “Del universo del cannabis nos dedicamos a la especialidad medicinal que tiene que ver con una tipificación de casi un 100% de CBD, 100 miligramos de cannabidiol por mililitro y casi nada del resto de los otros componentes”, precisó.

“En octubre del año pasado pudimos tener el primer lote que permitía, aunque sea, avanzar en el paso de sustituir las importaciones que se venían haciendo y tener a disposición el aceite aquí en la provincia, que se está distribuyendo para epilepsia refractaria en el ámbito público de salud y la obra social”, dijo la representante del LIF, quien añadió que actualmente se está avanzando con el cristal importado, la materia prima farmacéutica que aún no se produce en Argentina.

El laboratorio público de Santa Fe se presentó en calidad de amicus curiae (amigo de la corte) con el objeto de exponer ante el tribunal sus competencias específicas en materia de producción y distribución de cannabis medicinal.

El laboratorio público de Santa Fe se presentó en calidad de amicus curiae (amigo de la corte) con el objeto de exponer ante el tribunal sus competencias específicas en materia de producción y distribución de cannabis medicinal.

Prensa Santa Fe Provincia

Para acceder al aceite de cannabis del Lif, los pacientes deben estar dentro del sistema público de salud, y en general proviene de un neurólogo o neuróloga con el diagnóstico de epilepsia refractaria. “El pedido se hace por vía excepción en el formulario terapéutico, pasa por la comisión de medicamentos (que es un grupo de personas del ámbito de salud que hace los análisis de todos los solicitudes), ahí ven si corresponde o no, según historia clínica, y nos mandan el pedido al laboratorio”, contó Formento, aclarando que al día de hoy que es con nombre y apellido y no se genera un stock en cualquier lugar.

“Además se hace un plan de gestión de riesgo que acompaña al medicamento, y que es una herramienta de farmacovigilancia pero que también la estamos utilizando en la Comisión Reguladora para tener información más concreta de quiénes solicitan las edades y otras características que tienen que ver con el universo de las personas que se atienden.

"Generalmente los tratamientos son mensuales, a veces los hacen trimestrales, dependiendo de cómo lo lleva el médico o médica tratante y cómo hace la solicitud; después se hacen renovaciones”, concluyó.

La lucha de las madres

En diálogo con el programa Todo en UNO (de 7 a 9 en UNO 106.3) una de las abogadas patrocinantes de Macame, Dra. Guillermina Fregona, expresó que “el hecho de que la Corte haya fijado bien audiencia pública para este caso es muy importante, porque la Corte no tiene esa obligación y lo hace a su criterio”.

Desde el año 2007 la Corte reglamenta las audiencias públicas y solamente hubo 38 audiencias en todo el país; esta fue la número 39, en respuesta al recurso presentado por dos integrantes de Macame ante el revés obtenido ante la Cámara Federal de Rosario a la que acudieron en representación de sus hijos menores de edad, solicitando que se despenalice completamente el autocultivo de cannabis con fines medicinales para tratar las afecciones que ellos padecen.

“Lo que pedimos es un doble objeto que tuvo el amparo que iniciamos en el año 2018, que nos rechazó tanto en primera instancia como segunda instancia, por lo cual estamos acá hoy en día. Es, por un lado, que se garantice el acceso gratuito al aceite de cannabis sin ningún tipo de condicionamiento, y por otro lado lo que pedimos es la despenalización del autocultivo de cannabis con fines medicinales. Es decir, para aquellas personas que no quieran utilizar el aceite industrial, que su conducta esté despenalizada en cuanto a lo que es el cultivo y la preparación del aceite de cannabis de forma casera”, detalló la abogada.

El pedido de despenalización se sustenta en que la ley penal de estupefacientes es una legislación del año 1989 que sigue considerando estas conductas delito. “Nosotros lo que decimos es que una acción privada de las personas que no afecta a derechos de terceros, que por lo tanto está exenta de la autoridad de los magistrados y del Estado en general (conforme el artículo 19 de la Constitución Nacional) y que a la vez es una acción que las madres realizan para garantizar el derecho a la salud de sus hijos”, explicó Fregona.

Además, algunas mamás prefieren el aceite preparado en su casa porque necesitan ir haciendo variaciones de distintos balances de CBD y THC con distintos compuestos que vayan respondiendo las patologías de sus hijos y no se genere acostumbramiento. “Hoy en día no está en discusión los beneficios del cannabis medicinal; esa discusión ya está superada, y tampoco está en discusión el hecho de que hay ciertas personas que prefieran usar el aceite casero y no el industrial”, sintetizó la abogada.

Fuente:Uno Santa Fe

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!