Jueves 19 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 19 de Mayo de 2022 y son las 21:05 -

POLITICA

18 de abril de 2022

¿Es mejor vender un auto usado ahora o tenerlo como inversión?

La demora en la entrega genera distorsiones de precios. Además de la inflación, tener el vehículo en el garaje tiene un costo extra.

El proceso inflacionario, la "eterna" falta de dólares y la incertidumbre económica instalada desde hace años generan situaciones que en cualquier lugar del mundo serían insólitas, pero que en la Argentina ya son asombran, como por ejemplo que, en el mercado automotor, muchos usados nuevos valen hasta 20% más que un 0 km.

Sin lugar a dudas, la falta de autos 0 km generó enormes distorsiones de precios. Es que el plazo de entrega se estira a varios meses (en algunos casos podrían ser entregados recién a fin de año) y entonces un usado nuevo (no más de 5 años de antigüedad) pasa a ser la opción más rápida, casi inmediata. Sin embargo, tener un vehículo usado nuevo en el garaje tiene actualmente un costo extra.

Según la lista de precios que publica la Cámara del Comercio Automotor (CCA), la mayoría de los usados nuevos tienen un costo superior que un 0 km. El caso emblemática es el Volkswagen Gol Trend 5 puertas 1,5 (es el más vendido en el país), ya que la unidad cero kilómetro tiene un valor de 2.603.500 pesos, pero un modelo 2021 cuesta 3.059.000 (17,5% más) e incluso un modelo 2020 se cotiza en 2.736.000 pesos (5% más caro).

Las diferencias se acentúan en el Toyota Etios 5 puertas, donde un 0 km está $2.271.000, mientras que un 2021 tiene un valor de $2.775.000 (22% más caro) y hasta un 2020, a $2.643.000 (valor 16% más alto). Estos ejemplos se reiteran en otros vehículos como el Chevrolet Cruze u Onix, Ford Ecosport, Peugeot 208 y Toyota Hilux, entre los de mayor salida.

Cabe aclarar, que no todos los autos y camionetas se encuentran en esa situación. Según la CCA, hay marcas con rangos de precios normales (los 0 km más caros que los usados). Es el caso por ejemplo de Fiat, que salvo por el modelo 500, tiene listas de precios lógicas.

¿Qué hacer?

Si se cumplen los pronósticos, la entrega de los 0 km tendería a "normalizarse" en el segundo semestre del año, por lo que en los próximos meses, todo seguirá como hasta ahora. Entonces la pregunta es: ¿conviene vender el usado nuevo o tenerlo como inversión?

Si bien en la Argentina es a veces arriesgado proyectar sobre lo que pasará en el corto y mediano plazo, vendedores de concesionarias con mucha experiencia indican que "vender por vender sin comprar o invertir, no sirve. Si tenés visto qué comprar, podés cerrar la operación. Si no compras dentro de los 25 días, no sirve, porque todo aumenta mes a mes, tanto en cero kilómetro como en el mercado de los usados".

En un informe del periodista Marcelo Aguaysol del diario La Gaceta, se destaca que "los vendedores tratan de explicar a los potenciales compradores que, debido a las condiciones de mercado, resulta difícil acceder al 0 km. Detrás de esa dificultad está el precio. Con la inflación reinante es probable que una operación que se cierre en una semana a la siguiente puede variar porque el valor de la unidad se incrementa. Con suerte, si se cierra la operación, el auto puede tenerlo en dos o tres meses. Más extendido es el plazo para llegar al 0 km. con el sistema de planes de ahorro".

Ante la poca probabilidad de reducir el tiempo de espera de entrega de la unidad, cae la demanda y, en consecuencia, ese cliente intenta renovar su auto apelando a otro con menos años de antigüedad, lo que produce un automático incremento en el precio.

"Con poca oferta de 0 km, el usado ganará terreno"

"La actualidad del sector ya lo hemos pasado en la década del 70 en algún momento en que hubo falta de insumos. Lo que estamos viviendo hoy es un problema multicausal, pero lo más importante es la falta de oferta. Si la gente no puede acceder a un 0 km, recurre al usado más nuevo que pueda. Este va subiendo su precio hasta donde la gente esté dispuesta a pagarlo", dijo Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor.

"Lo que le pone el techo al usado es el mismo producto nuevo. En un mercado distorsionado pasan cosas como éstas", expresó el directivo, al referirse que el usado vale más que el 0 km.

"En general, quien va a comprar su 0 km va con un usado como mucho de cinco años de antigüedad. Hoy ese segmento está faltando porque no hay autos nuevos. Como falta, cuando entra algo en el mercado hay diez personas que lo quieren comprar", explicó.

El factor impositivo también es un factor

La cuestión impositiva también incide en las operaciones y causan aquellas distorsiones de precios particularmente por la incidencia del impuesto a los bienes de lujo.

Alejandro Lamas, secretario de la Cámara del Comercio Automotor, expresó que algunas marcas fuerzan el precio de esa primera transacción para evitar que el auto pague el impuesto y su valor de mercado se dispare, por lo que deriva en que el valor del usado sea mayor.

Fuente:El Liberal

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!