Viernes 30 de Septiembre de 2022

Hoy es Viernes 30 de Septiembre de 2022 y son las 19:50 -

5 de marzo de 2022

Leche: con la oferta mundial en baja, los precios explotan

El Global Dairy Trade, el mercado de referencia mundial para los commodities lácteos, esta semana volvió a marcar valores récord que no se veían desde 2014. Sin embargo, advierten que Argentina no está exportando a esos precios.

En la primera subasta del Global Dairy Trade (GTD) de marzo -el mercado de referencia mundial para los commodities lácteos-, el precio de la Leche en Polvo Entera cotizó a un precio promedio de 4.757 US$/tn, lo que significó el valor más alto mensual desde febrero de 2014 cuando había alcanzado los 5.000 US$/tn, período histórico de precios máximos para este mercado.

Según analizó el Observatorio de la cadena Láctea Argentina (Ocla), el valor promedio de las últimas 23 subastas (abril 2021 y marzo 2022) de este mercado (GTD) alcanza los 4.013 US$/tn, los mayores luego del que se logró en 2013 (US$ 4.677). Con lo cual mantienen al mercado externo muy atractivo para los exportadores de este producto (entre ellos Argentina), ya que se ubica también bastante por encima de la media histórica, que está en torno a los 3.225 US$/tn contemplando una serie de 14 años, y en 3.028 US$/tn en una serie de los últimos siete años.

Las señales del mercado

También esta semana, los Precios Futuros del GDT y el NZX (referencias de Nueva Zelanda y Oceanía), mostraron mejoras significativas en función al estancamiento en la oferta mundial de leche, ya que muchos países productores exportadores han presentado bajas tasas de crecimiento en los últimos meses, sin perspectivas inmediatas de recuperación. Incluso evidenciando bajas debido a cuestiones meteorológicas, costos de insumos, restricciones ambientales, falta de mano de obra, entre otros factores bajistas para la oferta mundial.

Según los expertos que analizan la cadena internacional, es interesante ver lo que sucede en el mercado de futuros NZX, donde hasta junio inclusive se están negociando precios de referencia de 4.950 US$/ton, comenzando a descender desde julio con posiciones que se ubican en 4.800 hasta llegar en diciembre a 4.200 US$/ton.

Si bien los precios futuros del NZX superan a los del GDT, debido fundamentalmente a la menor demanda de China de los últimos meses y la incertidumbre futura respecto al comportamiento de la misma, los precios en general de los commodities lácteos están por encima de la media histórica, aunque no para todos los bloques exportadores. Por ejemplo para Sudamérica y particularmente Argentina, los valores que reportan los analistas de la cadena están por debajo de los que negocia el mercado de Nueva Zelanda y Oceanía.

Nuestras exportaciones no sólo logran menores precios, sino que deben detraer en ese valor los derechos de exportación del 9% para LPE (retenciones), agregar reintegros fuertemente disminuidos, y sobre todo convertir a pesos un tipo de cambio oficial que lleva varios meses con un fuerte retraso respecto de los índices inflacionarios”, señala el Ocla. Se estima que en Argentina el dólar se valoriza alrededor del 2% mensual, mientras que la inflación crece entre el 3 y 4%, lo que implica un retraso en los últimos doce meses de más del 30%. En este sentido, la brecha de valores es notoria.

Proyección de oferta

La producción mundial de leche se está reduciendo y los déficits son cada vez mayores en el mercado mundial.

Según un reporte publicado esta semana proveniente del Dairy Business News, “en diciembre, la producción de leche entre los cinco exportadores de lácteos más grandes del mundo cayó un 1,3 % por debajo de diciembre de 2020”. Esa es la caída más pronunciada en cinco años, que se remonta a 2016, cuando los gobiernos europeos pagaron a los productores de lácteos para reducir la producción.

Y agrega este artículo que lleva la firma de la analista de mercado internacional de lácteos, Sarina Sharp: “El déficit probablemente aumentó aún más en enero. Australia y Europa aún no informaron sobre la producción de leche de enero, pero las pérdidas se aceleraron en otros lugares”.

Por otra parte, en este espacio se publicó la semana pasada un dato que en el mundo lácteo se analiza como una señal también, según la experta citada. Allí consigna que “la recolección de leche en Argentina cayó 0,9% en enero, siendo esa la primera caída del país en dos años y medio; en tanto en Nueva Zelanda, las esperanzas de que la producción de leche se recuperaría a medida que mejorara el clima se desvanecieron una vez más en enero. Las recolecciones de leche en Nueva Zelanda cayeron un asombroso 6,1% por debajo de los niveles del año anterior, el peor déficit desde abril de 2019. La producción de leche de Nueva Zelanda ha bajado un 3,8% en la temporada hasta la fecha, y será difícil para los productores de lácteos compensar estas pérdidas ya que el año de ordeño termina”.

Por su parte, “con 19.000 millones de libras, la producción de leche de Estados Unidos fue un 1,6 % más baja que en enero de 2021; esa es la caída más pronunciada desde marzo de 2004. Juntos, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Argentina produjeron aproximadamente 664 millones de libras menos de leche el mes pasado que hace un año, mayor que toda la producción de enero en Nuevo México, el noveno país lechero más grande”, concluye el artículo traducido por el OCLA.

La excepción de Argentina

Si bien la evolución de la producción mundial de leche muestra signos preocupantes hacia adelante, loque explica la oferta ajustada por la que se pelean los grandes importadores, Argentina está en un lugar privilegiado, porque mientras en el mundo el crecimiento global es exiguo, acá los guarismos se mantienen muy por encima del promedio.

Es así que esta semana se conoció que “sobre un grupo seleccionado de los principales países productores e importadores que representan alrededor del 60% de la producción mundial de leche de vaca, se puede observar un aumento de la producción que en promedio se ubica en el 0,39% para el año 2021 respecto a igual período del año anterior”, según el observatorio citado.

“La Unión Europea, que venía con valores negativos en el acumulado de los siete primeros meses del año, luego presenta un recupero leve y vuelve a valores negativos en octubre-diciembre. Ese leve valor negativo de la Unión Europea y la suba de 1,4% de Estados Unidos, son por su alta representatividad dentro de la producción mundial, los que determinan el nivel de evolución del conjunto”.

En tanto, “Argentina, por segundo año consecutivo, presenta los mayores porcentajes de crecimiento a nivel mundial (7,4% y 4,0% respectivamente para 2020 y 2021)”, indicó el Ocla.

   

"Cabe mencionar que, a medida que transcurría el año, las tasas acumuladas de evolución de la producción de este grupo de países venían subiendo y en junio y julio ese crecimiento se detuvo, y en julio comienza a darse una tasa de crecimiento decreciente”, señala el informe. En este sentido, las previsiones de los principales referentes sectoriales a nivel mundial, plantearon un crecimiento leve para la producción mundial de leche en 2021, por debajo del 1%.

Debido a cuestiones meteorológicas, suba de precios de insumos (a pesar de los buenos precios de la leche al productor), restricciones ambientales de diverso tipo, disponibilidad de mano de obra, nuevas olas de Covid, entre otras, la mayoría de las estimaciones para 2022 indican una producción entre neutra y negativa para el primer semestre, con alguna probable recuperación en el segundo semestre que puede arrojar una tasa de crecimiento anual por debajo del 1%”, reportó el Ocla el día martes.

Fuente:Agro Clave

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!