Miércoles 26 de Enero de 2022

Hoy es Miércoles 26 de Enero de 2022 y son las 08:49 ULTIMOS TITULOS:

POLICIALES

4 de enero de 2022

Cuatro santiagueños, condenados en Santa Fe por robar 73 cabezas de ganado y negociarlas en Pinto

Fueron condenados dos hombres de negocios, el empleado de uno de ellos y el funcionario policial que trabajaba en el cruce de ambas provincias.

Cuatro santiagueños fueron condenados en la provincia de Santa Fe, al ser hallados responsables de conformar una banda que entre 2020 y 2021 robó ganado en dicha provincia, lo hizo pasar por una "zona liberada" y lo negoció entre ganaderos de Pinto y de otras regiones vecinas.

En debate abreviado, el juez penal de San Cristóbal, Gabriel Peralta, condenó a cuatro santiagueños, uno de ellos funcionario policial, implicados en el robo de más de 70 cabezas de ganado en zonas rurales de Ceres y Esteban Rams. La sentencia fue acordada durante un juicio abreviado celebrado entre la defensa de los imputados y la fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Silvina Verney.

El fallo recayó en contra de Carlos Rubén Maldonado, de 46 años; Federico Julián Orellano (34), funcionario policial; Eber Alfredo Schopp (29), hombre de negocios en Malbrán, y Adrián Ariel Véliz (46), quien habría adquirido los animales y era patrón de Maldonado.

Las penas

 

La resolución no fue uniforme. En el caso de Maldonado, fue condenado a cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo y fue declarado "autor penalmente responsable de abigeato calificado".

En tanto, recibieron una pena de tres años en condicional, Schopp y Orellano, tras ser declarados «partícipes necesarios». En cuanto a Orellano, el mismo se desempeñaba como policía en Santiago del Estero por lo que fue inhabilitado para ejercer cargos públicos por seis años.

Finalmente, Véliz fue sentenciado a dos años y seis meses de cárcel tras ser declarado autor de encubrimiento agravado.

Por el caso, habría media docena más de personas imputadas y a su vez, un prófugo que aún no pudo ser localizado por la fiscal Verney a más de un año de haber salido el caso a la luz.

De acuerdo con la investigación, los robos fueron perpetrados entre noviembre del 2020 y enero del 2021. El primero fue consumado durante la tarde del miércoles 18 de noviembre y la mañana siguiente en un establecimiento denominado La Cantora, jurisdicción de Esteban Rams, en el departamento 9 de Julio.

A su vez, el segundo golpe de vacas fue realizado el miércoles 20 de enero siguiente en un campo llamado «El Chajá», según informó la Fiscalía mediante un parte informativo.

Destrucción de protección

Según el proceso, los cuatreros santiagueños rompieron alambrados, tranqueras y un boyero para salirse con la suya. Luego, trasladaron el ganado (73 cabezas) hasta un camión propiedad de Schopp.

Al arribar el transporte a la frontera interprovincial con Santiago del Estero, Orellano, que prestaba funciones en un puesto policial, omitió voluntariamente controlar la carga, posibilitando con ello el "éxodo" masivo de ganado que después fue vendido en Santiago del Estero.

En resumen, la Justicia santafesina investiga a la banda santiagueña, tras el robo de dos camiones jaula con 120 vacas valuadas en $ 10.000.000, al parecer recuperadas y secuestradas en un campo de Pinto, Aguirre. Solo pudo establecerse el destino de 73 vacas, ya que aún hay eslabones sueltos de la organización.

Los roles en la banda y los eslabones aún sueltos

Para la Fiscalía, Schop era el transportista que cedió su camión; Orellano, sindicado de liberar la ruta, zona, para el ingreso de camiones con los animales; Véliz, el presunto comprador a sabiendas del mercado negro del que procedían las vacas; también está el dueño de un campo privado en el que fueron ocultadas las vacas.

Urgente, la fiscalía santafesina afectó al recupero de las vacas a efectivos de la Patrulla Los Pumas y de Gendarmería Nacional, quienes coparon varias propiedades e incautaron 32 vacas (en Pinto), sobre las 120 robadas en Santa Fe.

Habría cámaras de seguridad que los sitúa a los santiagueños en Santa Fe en los días del robo de ganado. La maniobra habría sido gestada en 2020 y concretado a fines de enero del 2021.

Audacia y libertad

Según fuentes oficiales, los santiagueños ingresaron a los campos y se llevaron los animales a bordo de un camión. El vehículo Mercedes-Benz (de Schop) fue identificado en relación a una causa por abigeato que se abrió en noviembre del 2020 en Montefiore, localidad ubicada a más de 30 kilómetros al norte de la principal ciudad del departamento San Cristóbal.

Desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe precisaron que el policía Federico Orellano trabajaba en el control caminero de Selva y su vivienda fue allanada al igual que la del transportista Schop, por pedido de la fiscal Verney.

La Guardia Rural Los Pumas trabajó durante un mes y medio en Santiago, luego de pedir autorización judicial. A través de fotografías y videos registraron la tarea de los ladrones. En el operativo recuperaron 32 vaquillas, vacas y novillos.

Durante el procedimiento para desarticular la banda, la Policía de Santa Fe encontró una decena de animales que tenían la marca de otro ganadero que había denunciado un delito similar. Ambos expedientes se unificaron a partir de las pruebas recabadas por Los Pumas.

Los eslabones sueltos

La causa no terminó. La Fiscalía avanza sobre los santiagueños que también formaban parte de la banda, sospechados de alzarse con jugosas ganancias por el robo del ganado, que en modo alguno expirará con los cuatro condenados, ya que había más gente protegida aún por el anonimato.

Fuente:El Liberal

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!