Miércoles 26 de Enero de 2022

Hoy es Miércoles 26 de Enero de 2022 y son las 08:13 ULTIMOS TITULOS:

ACTUALIDAD

28 de diciembre de 2021

Robo y torturas a un productor ovino

En la noche del 23, Francisco Aguzzi sufrió un ataque de delincuentes que lo robaron y lo torturaron con una picana improvisada.

La Federación Agraria Argentina denunció que un asociado a la entidad fue víctima de un nuevo hecho de inseguridad rural en Santa Fe. El hecho se ve agravado por la inédita crueldad aplicada por los delincuentes contra la víctima, un pequeño productor ovino de la zona rural de San Eduardo, en el sur provincial.

Según informaron, el productor denunció que fue víctima de un robo y agresiones físicas por parte de cuatro delincuentes que entraron a su vivienda en la noche del 23 de diciembre, donde además le sustrajeron dinero en efectivo y parte de su producción.

"Francisco Aguzzi fue víctima de un robo a media noche y lo torturaron con picana eléctrica y pinzas para apretarle los dedos. Al productor federado le robaron afectivo, 10 corderos que tenían congelados para entregar el día 24 y el auto", destaca el comunicado.

"Pensé que me iban a matar. Trabajan con una impunidad total, eran cuatro personas y me dejaron atado tirado en el suelo. Me encontró mi hija a las nueve de la mañana", contó Aguzzi.

El productor, señaló: "Solo deseo que esto no le ocurra a otra persona. El partido de San Eduardo, y el sur de Santa Fe en general, es tierra de nadie. El distrito debe tener más de 60 mil hectáreas y la patrulla rural recibe $ 4.600 por mes de combustible. Para colmo la camioneta que tiene la guardia rural es del pueblo y no de la policía. Es realmente una vergüenza".

Finalmente, afirmó: "Agradezco estar vivo, y que nadie más viva lo yo viví. Debemos prevenir a los productores que estén alertas, porque estos hechos de inseguridad son los que hacen que la gente se vaya del campo. La inseguridad es tremenda, sumado a todos los problemas que tenemos".

En su campo, de algo más de 100 hectáreas, Aguzzi lleva adelante una producción ovina en conjunto con su hija, ya que los números no le dan para tener empleados.

En declaraciones periodísticas, Aguzzi recordó con amargura que esa noche, tipo 1.30 sintió que ingresaban por la fuerza. "Creo que eran 4 personas con linternas, que de inmediato comenzaron a golpearme. Intenté defenderme", aseguró, aunque claramente estaba en inferioridad de condiciones.

A partir de allí, comenzaría una pesadilla que duraría toda la noche, en al que lo maniataron a una silla, y mientras lo golpeaban, comenzaron a picanearlo (en las piernas y testículos).

Luego de escapar con un botín de 10 corderos congelados (que Aguzzi se aprestaba a vender); un anillo de oro; algo de efectivo y el auto del productor, los delincuentes huyeron.

"Encima en esta zona pueden disparar para Villegas (Buenos Aires) o Laboulaye (Córdoba), por lo que no creo que el auto aparezca", lamentó el productor, que agradeció que sus nietos no estaban de visita, como suelen hacer.

Fuente:Campo Litoral

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!