Martes 30 de Noviembre de 2021

Hoy es Martes 30 de Noviembre de 2021 y son las 03:41 ULTIMOS TITULOS:

OPINIÓN

8 de noviembre de 2021

Directo a las bancas

Últimos días de la campaña que dejará a tres santafesinos en el Senado y a otros nueve en Diputados. El justicialismo expone su invicto en la elección de la Cámara Alta y el radicalismo con apetencias de volver a un cuerpo que no ocupa desde hace 18 años.



La extensa campaña electoral entra en su recta final y el domingo 14, el electorado santafesini definirá sus tres senadores para los próximos seis años y nueve de sus diecinueve diputados para cuatro años posteriores.

Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias dejaron conformadas las grillas en cada frente electoral. Tuvieron mucha mayor virulencia que en esta campaña final donde los candidatos parecen trabajar para fortalecer el piso alcanzado para luego intentar crecer. En el medio, una ciudadanía apática y con mucha desconfianza en su sistema político. No es para menos ante los graves indicadores sociales y los problemas económicos agravados por la pandemia.

Ninguna elección se gana antes de votarse. Sobran ejemplos de favoritos derrotados por un cisne negro en las últimas horas o por groseros errores de encuestadores o de campaña. Pasó en Santa Fe, en Argentina y en muchas democracias del mundo.

En Santa Fe, Juntos por el Cambio, el Frente de Todos y el Frente Amplio Progresista (Fap) tienen la mayor expectativa en quedarse con las doce bancas en juego. La Paso los ordenó de esa manera. Los restantes espacios políticos parecen estar muy lejos y en uno de ellos -Primero Santa Fe- estallaron las diferencias entre Jorge Boasso y Luis Contigiani que hicieron que éste renunciara a la disputa por la banca en la Cámara Baja.

Desde 1983, en Santa Fe el justicialismo -con sus diferentes frentes- prevaleció en la elección de senadores nacionales. Ya sea por la elección indirecta o -a partir de la reforma constitucional de 1994- en la elección directa. Está invicto desde la designación, en 1983, por la Legislatura de Angel Celestino Marini y Liliana Gurdulich de Correa hasta Omar Perotti y María de los Angeles Sacnun en 2013. El radicalismo santafesino hace desde 2003 que no ocupa un lugar en la Cámara Alta. Allí terminó su mandato Horacio Usandizaga y luego la silla de la minoría la ocupó durante dos períodos Rubén Giustiniani representando al socialismo. Seis años atrás, la minoría fue para Carlos Reutemann desde la escudería Pro.

Juntos por el Cambio nacionalizó la elección y reforzó, con los principales dirigentes de la coalición, la campaña en Santa Fe para respaldar al joven binomio de Carolina Losada y Dionisio Scarpin. Incluso el acto de cierre previsto en Rosario tendría otra vez la participación de Alfredo Cornejo, Patricia Bullrich y Maximiliano Ferraro como ocurriera en el inicio de la campaña en Santa Fe. En el medio pasaron Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales, Martín Lousteau, Mario Negri, Gustavo Váldez, Alfonso Prat Gay e incluso Ricardo López Murphy. Los actos movilizaron a la vieja guardia radical santafesina que encontró en el binomio una oportunidad para volver al primer plano de la política nacional.

Omar Perotti encabeza la campaña del Frente de Todos. Con un ojo en la elección nacional pero también en el armado territorial. El gobernador repasa ciudad por ciudad, comuna por comuna, las chances de los candidatos. Optimismo moderado, es lo que dicen los que lo frecuentan. En la Paso logró constituirse en jefe indiscutido del peronismo y puso a las puertas del senador al rosarino Marcelo Lewandowski. Perotti también quiere ver los números finales para medir su posicionamiento nacional. El rearmado del oficialismo nacional podría tener como eje a los gobernadores justicialistas. Fueron muchos los ministros del gabinete nacional que pasaron por Santa Fe. No así el presidente ni la vicepresidenta. Aníbal Fernández, Julián Domínguez, Matías Kulfas, Gabriel Katapodis, Daniel Filmus, Alejandro Guerrera son algunos de los pisaron el territorio rodeados de los candidatos.-

En el FAP, tras la Paso, el peso de la campaña recayó en el socialismo y especialmente en las dos mujeres que encabezan sus listas: Clara García y Mónica Fein, ésta última con grandes chances de volver a la Cámara de Diputados tras una década. García en tanto sabiendo que el resultado electoral puede ser la base desde la cual el socialismo podrá imaginar la vuelta a la Casa Gris.

La elección de legisladores nacionales se completará con la de intendentes, concejales y presidentes comunales. Del análisis de los números que arrojen las urnas, la política empezará a pensar 2023. La ciudadanía pedirá una pausa y que la política se encargue de bajar los decibeles de confrontación y empiece a trabajar en mejorar las condiciones de vida de una conflictuada argentina.

Fuente :El Litoral

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!