Sábado 27 de Noviembre de 2021

Hoy es Sábado 27 de Noviembre de 2021 y son las 02:43 ULTIMOS TITULOS:

INDUSTRIA

23 de octubre de 2021

La industria láctea advierte que el congelamiento de precios es "inviable"

Las cámaras empresariales que representan a las procesadoras de productos lácteos manifestaron su desacuerdo con la resolución de la Secretaría de Comercio Interior y aseguran que este tipo de medidas "agravan el problema".

La resolución 1050/2021 de la Secretaría de Comercio Interior está cosechando absoluto rechazo por parte del sector lácteo, especialmente desde el eslabón industrial, donde consideran que “se trata de un sistema inviable que no es sustentable en el tiempo, porque para vender a esos valores hay que hacerlo por debajo de los costos”, se quejó el presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL), Ércole Felippa, en diálogo con este medio.

Lo mismo opina el representante de las pymes lácteas, Pablo Villano, presidente de Apymel: “Nosotros teníamos un acuerdo con el Gobierno sobre precios cuidados, para lo cual estábamos haciendo un gran esfuerzo para colaborar en ese sentido con un volumen determinado, porque en muchos casos se hacía por debajo de los costos, por lo que sinceramente no veo que este acuerdo pueda aplicarse así tal cual”.

Ércole Felippa, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL)

Ércole Felippa, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL)

 

La dinámica de precios

El sector lácteo arrastra una situación particular desde 2020, cuando a lo largo de casi todo el año, los precios de los productos a salida de fábrica se incrementaron muy por debajo de la inflación anual, mientras que desde mayo de este año hasta septiembre, actualizaron fuertemente para llegar a la inflación mayorista y evitar el quebranto financiero.

Según el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (Ocla), “el nivel general del índice de precios internos al por mayor (IPIM) registró un aumento de 2,8% en septiembre de 2021 respecto del mes anterior, un incremento del 39,8% en el período enero-septiembre y acumula una suba del 59,1% en los últimos 12 meses”. En tanto, “el índice mayorista de precios de los Lácteos registró un aumento de 1,5% en septiembre de 2021 respecto del mes anterior, un incremento del 42,8% en enero-septiembre y acumula una suba del 48,8% en los últimos 12 meses”, producto de aquel control de precios de 2020.

   

En este sentido, desde el Ocla señalan: “Se observa claramente cómo los productos lácteos tuvieron una fuerte recuperación en lo que va del 2021 y lograron alcanzar a alimentos y bebidas (incluso lo superaron en los últimos seis meses), rubro al cual pertenecen y respecto al que traían un importante retraso en el último trimestre de 2020 y el primer trimestre de 2021”. Pero “los lácteos, a pesar de la recuperación de los últimos meses, se encuentran 10,3 puntos porcentuales por debajo del índice general de precios mayoristas”.

Doble retraso

Según explican desde ambas cámaras empresariales, de las cuales sólo el CIL (grandes empresas) participó de las conversaciones con el Gobierno, este nuevo esquema de precios congelados viene a endurecer lo que ya se practicaba en cierto modo a través del programa de Precios Cuidados, que el sector venía cumplimentando desde mayo de este año.

Habíamos logrado como cadena un acuerdo importante con el Ministerio de Producción, con un volumen de 27 millones de litros mensuales que se volcaban al mercado interno con precios cuidados, asumiendo compromisos mutuos, lo que le dio una cierta previsibilidad a nuestra actividad pero sabiendo que este tipo de medidas no son sustentables en el tiempo”, indicó Felippa.

“En el caso particular de la lechería, no sólo que ahora se retrotraen los precios al 1 de octubre, sino que la mayoría de los productos que figuran en ese listado toman como referencia a los precios cuidados, con la diferencia que se incluye la totalidad de los lácteos, siendo que aquel convenio sólo incluía un volumen determinado que permitía que trabajemos al costo en dichos productos, pudiendo compensar ese margen con el resto del mix”, agregó el dirigente industrial, presidente de la cooperativa láctea Manfrey.

Cabe la aclaración, los precios cuidados que se venían desarrollando en este sector, permitían actualizaciones trimestrales y la última había sido en julio, por lo que correspondía actualizarlos en octubre. “De hecho esa actualización sucedió el día 8 de este mes, cuando el Gobierno nos autorizó un 6% en promedio, pero ahora al anular este último aumento y retrotraer los valores a octubre, se vuelve a los precios de julio”, explicó Felippa.

Respecto a este atraso doble en los precios, el presidente de Apymel contó: "Con esta resolución vigente, se produce un doble atraso en las actualizaciones que necesitaba el sector", lo cual fue ratificado también por el referente de las pymes: “el pasado 8 de octubre el Gobierno nos autorizó un aumento del 5 al 7% para compensar el trimestre jul-sept, pero como ahora el congelamiento lo anula y encima se extiende hasta enero, en realidad volvemos a los precios que teníamos en julio sin posibilidad de actualizarlos por el lapso de seis meses”, enfatizó Villano.

Pablo Villano, presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel)

Pablo Villano, presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel)

 

Además, desde el CIL señalan que muchos de los precios que figuran en esta nueva lista de más de 300 lácteos, hay algunos que ni siquiera son del 1 de octubre sino de mediados de año, en un escenario inflacionario que viene actualizándose sin descanso mes a mes.

Piden llegar a un consenso "razonable"

Los industriales lácteos afirman que el congelamiento de precios en todos los lácteos de la canasta es imposible de cumplimentar porque en muchos casos, no sólo que no aumentaron sino que quedaron muy atrasados respecto a la inflación. “Cada vez que se implementó este tipo de medidas en la historia argentina para frenar la inflación, no sólo que no lo lograron sino que al intentar reprimir los precios artificialmente sin solucionar la causa, terminaron agravando el problema”, analizó el titular del CIL.

“El problema de fondo son los desequilibrios macroeconómicos que se mantienen en el tiempo; la inflación es la causa del aumento de precios, no la consecuencia, por lo tanto si pensamos que todo nace en los precios de los alimentos estamos haciendo mal el diagnóstico porque la realidad es otra”, agregó.

“Queremos dialogar y explicar nuestra situación; tenemos vocación de acompañamiento, diálogo y consenso, como siempre la tuvimos con este gobierno; claro que entendemos que hay una población a la que se le han reducido sus ingresos, por eso somos solidarios, pero dentro de una situación razonable, porque de nada sirve que nuestras empresas dejen de ser sustentables”, analizó el dirigente cordobés.

“Cada vez que se implementó este tipo de medidas en la historia argentina para frenar la inflación, no sólo que no lo lograron sino que al intentar reprimir los precios artificialmente sin solucionar la causa, terminaron agravando el problema

Según explicó Felippa, el sector lácteo es diferente a otros rubros, en el sentido de que “en cualquier otra actividad, las empresas no operan a pérdida, pero en esta en particular, no le podés decir a las vacas que no produzcan leche, porque es un proceso biológico y un producto perecedero; ojalá produjéramos bulones, porque comprando menos hierro y reduciendo la oferta, evitamos el quebranto, pero procesamos leche, que le tenemos que comprar al productor diariamente porque las vacas no saben que desde el Gobierno dictaron una medida que realmente condiciona toda la actividad”, ejemplificó el industrial, que además es productor tambero cooperativista y entiende el negocio desde los dos eslabones productivos.

¿Es cumplible la resolución?

A este interrogante, el titular de la principal cámara empresarial de industrias lácteas, respondió: “¿cumplible? Quizás sí, porque el Gobierno tiene el poder de policía del Estado y lo puede hacer cumplir con sus controles, pero definitivamente, no es sustentable para las empresas, porque hay que trabajar a pérdida y en esto no hay magia; las pérdidas se cubren con endeudamiento y todos sabemos cuál es la situación financiera de la mayoría de las empresas del sector”.

Que todas las empresas no aparezcan en el listado con sus productos, no significa que todos deban acatar esos valores, porque simplemente, cuando la marca A (primera marca) se acople al precio dictado por el Gobierno, arrastra a todas las demás marcas a nivelar hacia abajo.

Sobre llovido, mojado

A esta implacable espada de Damocles, se suma un conflicto sindical que está en pleno desarrollo y mantiene preocupada a la industria lechera. El gremio Atilra se encuentra en estado de alerta y acatando una conciliación obligatoria (vigente hasta fin de mes) por un reclamo que incluye “el salvataje” de SanCor y mejoras salariales por actualización de inflación. Esto comenzó el viernes pasado, cuando una contundente medida de fuerza sindical paralizó por 12 horas a toda la industria láctea argentina.

Fuente:Agro Clave

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!