Martes 25 de Junio de 2024

Hoy es Martes 25 de Junio de 2024 y son las 05:27 -

ACTUALIDAD

7 de agosto de 2021

La rica historia que dio origen al día de los agrónomos y veterinarios

El 6 de agosto de 1959 fue instituido como el "Día de la Enseñanza Agropecuaria" en Argentina, en conmemoración del inicio del dictado de clases en el Instituto Agronómico-Veterinario de la provincia de Buenos Aires, en el año 1883.

El 6 de agosto de 1959 fue instituido como el "Día de la Enseñanza Agropecuaria" en Argentina, en conmemoración del inicio del dictado de clases en el Instituto Agronómico-Veterinario de la provincia de Buenos Aires, en el año 1883. Esta fecha significó el comienzo de los estudios superiores en materia agropecuaria.

El Instituto ocupaba el predio de la antigua estancia Santa Catalina, de los hermanos Robertson ?ubicada en el actual partido de Lomas de Zamora- y tenía como objetivo "aplicar los descubrimientos de la ciencia a las diversas ramas de la producción animal y vegetal, formar hombres expertos y observadores capaces de mejorar los procedimientos de la explotación del suelo".

El primer antecedente de la creación del Instituto fue la toma de posesión por parte del gobierno bonaerense de la estancia Santa Catalina, tras la bancarrota de su dueño Patricio Bookey, quien no obtuvo las ganancias esperadas en la explotación de ganado lanar y quebró. Al no poder pagar las deudas impositivas, la tierra, las plantaciones y los edificios quedaron en manos del Estado provincial a fines de la década de 1860.

Por entonces, Isidoro Salustrio reiteró al gobernador Emilio Castro, un pedido -que venía realizando desde hacía diez años- de creación de una "chacra modelo" capaz de formar jóvenes en el área agropecuaria. Esa solicitud fue remitida por el ministro de gobierno, Antonio Malaver, a la Sociedad Rural a fin de que informara acerca de la viabilidad del proyecto. José Martínez de Hoz y Eduardo Olivera, integrantes de la Sociedad Rural, elevaron un informe favorable al respecto. (Archivo Ministerio de Gobierno, 1869).

Eduardo Olivera fue enviado a Europa por cuenta del Estado bonaerense para visitar institutos agrotécnicos que servirían de modelo al que se estaba proyectando. Por decreto del ejecutivo provincial, el instituto debía contar con una "Academia", una "Escuela Práctica de Agricultura" y una "Escuela Práctica de Horticultura". A tal fin, la Sociedad Rural adquirió en 1870 el establecimiento de Santa Catalina, por el monto de 1.400.000 pesos. En 1873, comenzó a funcionar la "Escuela Práctica de Agricultura" a cargo del ingeniero agrícola Eduardo Olivera, egresado de la escuela de agricultura de Grignon, Francia. El establecimiento sirvió, a la vez, de asilo para los niños que habían quedado huérfanos, producto de los estragos producidos por la epidemia de fiebre amarilla. La escuela de agricultura práctica:

La escuela funcionó casi una década, hasta que en 1879 el senador provincial José Hernández, sugirió elevar el establecimiento al nivel de escuela superior de agronomía, denominada "Escuela Científica de Ganadería", cuyos egresados recibirían el título de "Directores científicos de Estancia". 

En 1881, el gobernador Dardo Rocha autorizó la creación del "Instituto Agronómico-Veterinario" en el predio de Santa Catalina. Así, nació el primer instituto de Argentina que otorgaba títulos de ingeniero agrónomo y médico veterinario. El 6 de agosto de 1883 comenzó el dictado de clases.

El instituto contaba con una cabaña, iniciada con animales puros traídos de Europa y un "Conservatorio de vacuna animal", el primero de su tipo en Sudamérica.

En 1889, se dispuso el traslado del instituto a la ciudad de La Plata y se lo elevó a la categoría de "Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Provincia de Buenos Aires". Como la facultad no podía cubrir todas las necesidades educacionales en materia agrícola, en 1892, se dispuso la creación de "escuelas prácticas de agricultura y ganadería" y, en 1897, el Poder Ejecutivo decretó la apertura de la "Escuela Práctica de Agricultura y Ganadería" en Santa Catalina. La escuela proporcionaba tres cursos: uno de tres años para horticultores, y dos de cinco años para labradores y jardineros respectivamente.

Fuente: Campo Litoral

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!