Miércoles 26 de Enero de 2022

Hoy es Miércoles 26 de Enero de 2022 y son las 08:05 ULTIMOS TITULOS:

OPINIÓN

14 de junio de 2021

En Santa Fe, todos hablan con todos

La temporada de caza de dirigentes quedó habilitada. Juntos por el Cambio podría tener cuatro fórmulas. El peronismo deberá "unificar en la diversidad". Si no va Bonfatti, Javkin tendrá lista propia

Ya que Alberto Fernández logró el milagro de poner de moda a Lito Nebbia, bien se puede comenzar esta columna haciendo un parangón entre una letra del compositor rosarino y la situación de los radicales de la provincia: “Si algo ha cambiado eso es nosotros. El otro cambio, los que se fueron”.

  La decisión de los dirigentes del NEO de correrse del Frente Progresista en las elecciones a diputado y senador nacional va a producir efectos antes, cuando sean los comicios en las comunas y municipios. A menos que alguien crea que se pueda flotar eternamente entre el agua y el aceite.

  Horacio Rodríguez Larreta está feliz de la vida con el traspaso de radicales, porque quiere ampliar Juntos por el Cambio y hacer de Mauricio Macri una vieja medalla del pasado. Pero Larreta debería internalizar algo: con Macri solo no sirve para nada, pero sin Macri es muy cuesta arriba ganar las elecciones. Macri es jefe, tiene esa condición, y hay un sector (el más extremo y gorila de Juntos por el Cambio) que lo considera su referente.

Venimos de la bota

Los liderazgos en política no nacen de un repollo, se ganan. Antes de matar al padre, hay que construir poder propio. Hoy, el jefe de Gobierno porteño se recuesta en Martín Lousteau, sabedor de que es el que le puede arrimar dirigentes del interior. “Venimos de la bota”, le pueden haber dicho Pullaro y Felipe Michlig al calvo alcalde porteño.

  El lector de esta columna debe saber algo: todos están hablando con todos. El radicalismo produce algo que al periodismo político le gusta: movimientos sonoros, fotos, intercambios de ideas hacia futuro.

  Así como Pullaro-Michlig ya están instalados como parte de Juntos por el Cambio, el diputado provincial Julián Galdeano prepara su propia quinta para salir a la cancha. No escapa a lo que hizo Pablo Javkin con Ciro Seisas, ni a lo que harán otros: buscar rostros conocidos. La periodista de América 24 Carolina Losada evalúa presentarse como candidata a diputada o senadora, invitada por Galdeano. Cerca del ex presidente de la UCR están Mario Barletta y Anita Martínez. José Corral es un buen nombre que talla en Juntos por el Cambio.

   Javkin evalúa tener su propia lista para competir. “Si no va Antonio (Bonfatti), a quien hay que respetarle su historia, estoy pensando en tener mi propia lista”, dijo el intendente tras una recorrida de sábado por los hospitales públicos. La idea del jefe de Creo es nuclear intendentes bajo los nombres de María Eugenia Schmuck y Palo Oliver para la senaduría. Habrá que ver qué define el socialismo.

  El intendente rosarino tiene que tener presencia en el proceso electoral porque sus tiempos se han adelantado respecto del 2023. En el Frente Progresista, él y Emilio Jaton son los que tienen cargos ejecutivos más importantes.

  Ese “todos hablan con todos” se empieza a dar en el peronismo santafesino, mucho más tras el lanzamiento del perottismo como corriente interna. Hacemos Santa Fe parece acercarse al Hacemos por Córdoba, de Juan Schiaretti. Más temprano que tarde empezarán a llamarlos el binomio SanCor.

 Ese acercamiento viene desde lejos, mediado por el operador Guillermo Seita, con intereses transversales. Seita le proveyó a Perotti insumos de todo tipo y es interlocutor de Schiaretti. Obviamente, la decisión del rafaelino de mostrar bandera propia agudizó sentimientos.

  En las épocas que Roberto Mirabella buscaba apoyos para Perotti, les decía a sus interlocutores: “Yo tengo un candidato a gobernador, vos qué tenés”. Ahora, con su propia base de operaciones Perotti deja correr la voz de que será candidato a diputado provincial en 2023, imitando a Bonfatti y Lifschitz. “A ver quién se le anima al que va a hacer las listas para entonces”, dicen cerca del hierático gobernador.

 Hay ruidos adentro del PJ y sus aliados, por caso el Frente Renovador, que tiene en Oscar Cachi Martínez intereses y deseos concretos de tener gente propia en las listas. ¿Cómo se armaran esas listas locales? Alguna vez, Perotti dijo: “Que se ocupe (Ricardo) Olivera, que es el presidente del partido”.

  Perotti está preocupado (como todo el peronismo) por la impactante caída de Fernández en las encuestas. En la provincia de Santa Fe ha perdido casi 35 puntos desde aquel momento épico de adhesiones positivas. La caída de Fernández arrastra a todos. No hay ningún gobernante que esté en condiciones de golpearse el pecho.

  En medio de este panorama desolador, en que las decisiones se toman por las encuestas, se viene el cierre de listas. Algo así como la Puerta 12 del estadio de River.

  No es casual que algunos busquen el salvoconducto de rostros conocidos: no hay espacio, lugar ni tiempo para instalar candidatos. La sociedad hacia la que se dirigen está angustiada, perturbada y quejosa con los políticos. Nada va a cambiar demasiado desde aquí a las elecciones, salvo la intensificación del proceso vacunatorio.

  Poco aporta la oposición, ensimismada en una interna feroz en el PRO para resolver cuestiones de candidaturas. Podría ser diferente, aunque las elecciones se convierten en un incómodo tribunal hacia el 2023.

Ojalá lo mejor esté por venir. Para que hablar de política no sea poco elegante, siendo tan importante.

Fuente:La Capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!