Viernes 25 de Junio de 2021

Hoy es Viernes 25 de Junio de 2021 y son las 03:21 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

OPINIÓN

28 de mayo de 2021

Gobernar es vacunar, aquí y ahora

Es el peor momento de la pandemia. Faltan dosis y, a veces, sentido común. Gobernantes y opositores parecen vivir una realidad paralela

La pandemia atraviesa su peor momento, faltan vacunas, las camas de terapia intensiva están a tope. La economía sigue asfixiando,o como casi siempre asfixia en este país, y los políticos se pelean entre ellos como si todo fuera naïve.

  A esta altura del partido, el esquema de vacunación y la cantidad de vacunas que lleguen al país de ahora en más serán clave para el gobierno. Si es por la economía, el Frente de Todos no tiene ninguna razón para ser optimista. Y tampoco la tendría demasiado por el manejo de la pandemia.

  Después de aquellos fulgurantes primeros meses en los que la imagen positiva de los gobernantes casi chocaba con las nubes, todos se han venido abajo. De aquel “comandante en jefe” con el que el eterno diputado radical Mario Negri caracterizaba a Alberto Fernández hasta la escandalosa vacunación VIP de Horacio Verbitsky transcurrió el mejor momento del presidente.

Una cuestión emocional

A veces parece que Fernández estuviese en otro tipo de nubes. Lo cierto es que ahora todo dependerá de las vacunas contra el Covid que, emocionalmente, impacta en la persona que es inoculada. Y ya lo dijeron todos los que saben sobre motivaciones a la hora del voto.

  Ese debate entre economía y salud está definitivamente zanjado. La economía no mejorara de aquí a las elecciones, y debe rezar de agradecido Fernández con los sindicalistas. Como cada vez que gobierna el peronismo los sindicalistas duermen la siesta casi ni les importa si los salarios van por la escalera y la inflación por el ascensor.

  A falta de pan, bienvenidas sean las vacunas. Tal vez la vacunación sea algo demasiado importante como para dejarla en algunas manos. Pero bienvenido sea cada avión que aterriza portando las dosis. Otra cosa no hay.

  En la realidad paralela de Fernández y el PRO están las denuncias paralelas. Patricia Bullrich escandalizando, a pantalón caído, con una acusación mediática por pago de retornos y el presidente de la Nación haciendo una acción penal contra la ex ministra de Mauricio Macri. ¿No tienen otra cosa que hacer?

  Imagine el lector lo que ocurrirá cuando comience la campaña formal si, ahora, en medio de una ola de contagiados y muertos, el jefe del Estado y la principal opositora ya se tiraron con todo. Aunque las balas peguen en sus propios pies.

  Será inédito el proceso electoral que ocurrirá en Argentina. Nadie sabe, ni se puede imaginar, cómo harán los candidatos para ofertarse en medio de una realidad pandémica que no afloja. ¿Será septiembre un mes acorde para ir cuartos de votación cuando —a mayo de 2021— lo peor no paso?

  En Santa Fe, el domingo debería ocurrir el cierre de alianzas para las elecciones locales. En medio de semejante realidad sanitaria, este plazo que vence el domingo debería postergarse. Motivos sobran.

  Por lo pronto habrá que esperar para saber qué hacen los radicales del NEO. Como hicieron otros correligionarios en su momento, capaz que atienden con dos teléfonos: en las elecciones locales juegan con la camiseta del Frente Progresista y en la nacionales con Juntos por el Cambio.

  “El Frente es una apacible granja al lado de la jungla que es Juntos por el Cambio. Ya los del NEO los mandan a la jungla sin escopeta”, reveló a La Capital una alta fuente del socialismo.

Tribulaciones

En el Frente de Todos no hay certezas de nada. Armar las listas se parecerá a una tribulación intensa. Hay muchos más nombres que puestos expectables en las listas. Pese a todo, las encuestas anteriores a la muerte de Miguel Lifschitz mostraba un escenario de tres tercios ilusionante para los muchachos y muchachas peronistas. Ahora habrá que ver como sigue el escenario político.

  Hay muchos nombres de candidatos legislativos, como los de Leandro Busatto, Roberto Sukerman, Roberto Mirabella, María Sacnun (y siguen las listas). Las lapiceras de Omar Perotti, Cristina Kirchner y Alberto Fernández serán trascendentes, aunque también esta pidiendo espacio Sergio Massa. ¿O, acaso, no se autodenominan “unidos en la diversidad”?.

  Tras el fallecimiento de Lifschitz, no hay ningún gran elector en la política santafesina y, por ende, el poroteo adquiere valor como nunca.

  Rotos como nunca antes los partidos políticos, la meca de algunos parecen ser los que tienen cierto peso mediático. Sin embargo, la frivolidad no debería ser parte de este momento de la historia.

  Nadie sabe qué definirá la mayoría de la sociedad a la hora de introducir su voto. Tal vez, una feta de salame, tal vez algunas caritas conocidas o, a lo mejor, hay conciencia de que de las crisis se sale con más y mejor política. Por eso, hay tanta expectativa sobre la evolución de los procesos vacunatorios, muchas veces dominado por el escándalo interesado de la oposición.

  Menos cháchara y más vacunas, Fernández.

Fuente:La Capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!