Domingo 16 de Mayo de 2021

Hoy es Domingo 16 de Mayo de 2021 y son las 10:07 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

ROSARIO

3 de mayo de 2021

Cacerolazo en el entretiempo

Tras los anuncios sobre las nuevas restricciones en Rosario, hubo protestas en algunos barrios. Duraron lo mismo que el receso del clásico

No fue una ovación tan potente y coordinada como cuando Central metió el primer gol. Comenzó casi como un rumor, un sonido en una esquina, una queja dos cuadras más allá. La protesta fue tomando fuerza a medida que se viralizaba el video con los esperados -y demorados- anuncios del gobernador Omar Perotti sobre la suspensión de clases presenciales en Rosario y la profundización de otras medidas para frenar el avance de la segunda ola de contagios de coronavirus. Y finalmente, en el entretiempo del clásico rosarino, la queja estalló en forma de cacerolazo.

El horno estaba para bollos. El presidente Alberto Fernández había anunciado el viernes una nueva normativa vinculada a la clasificación del país según zonas de riesgo y había estipulado qué se podía hacer y qué no según ciertos indicadores sanitarios. Los rosarinos esperaron, desde entonces, alguna definición del gobierno provincial. ¿Cómo se aplicaba la nueva regulación? ¿Se encontraba la ciudad en la zona de alerta, lo que implicaba profundización de varias medidas, entre ellas la suspensión de clases presenciales? Dos días de muchas dudas, rumores en los medios y silencio oficial.

Los grupos de Whatsapp de padres y madres de chicos en edad escolar estuvieron activos todo el fin de semana. También los de docentes. Cada tanto, alguien lanzaba un "¿Novedades?", que era respondido por lacónicas respuestas o emojis, todos negativos. Este domingo, a más de 48 horas del anuncio, la frustración era evidente: desde temprano circulaban noticias sobre la pulseada entre provincia y Nación en cuanto a la suspensión de clases y se multiplicaban los lamentos -y los memes- sobre la confusa situación.

Twitter, como es habitual, se convirtió en gran difusor de la indignación. Pasadas las nueve, madres y padres de hijos pequeños aseguraban que los nenes ya se habían ido a dormir sin saber qué pasaba al día siguiente. Docentes y autoridades de colegio tampoco sabían qué esperar o cómo organizar su vida laboral. El domingo se terminaba sin señales de lo que vendría. Algunos se enojaban con nombre propio, otros con la política en general, también estaban los que lamentaban "la desafortunada situación". Nadie estaba contento.

La movilización de hinchas de Central por la tarde en el parque Alem, un espejo de lo que había sido el banderazo de fans de Newells hace unos días, sumó leña al fuego. El reloj seguía avanzando y los anuncios, que en principio se esperaban para antes del inicio del partido de las 21 en el Gigante de Arroyito, no llegaban. Finalmente, una vez comenzado el partido, cuando faltaba poco para el entretiempo, los periodistas y medios rosarinos comenzaron a recibir el material audiovisual con el discurso del gobernador, que se transformó respectivas en notas de anuncio.

Mientras muchos se frustraban de no poder verlo en televisión o en redes sociales oficiales, otros hacían circular el video de Perotti o notas con el detalle de los anuncios. Fue entonces cuando comenzaron en zonas de la ciudad algunos golpes de cuchara sobre sartenes. Además de gritos variados.

En Barrio Martin, se dio una particular situación: tras el anuncio oficial, algunos vecinos se pasaban factura de balcón a balcón.

"Que devuelvan las vacunas que les pusieron a los docentes".

"Callate, cacerolera".

"Abran las escuelas por favorrrrrr, basta de peronismo planero".

"Armá tu partido y postulate en dos años. Viva Perón".

La explosión de ruido, indignación y angustia duró varios minutos, pero pronto volvió a rodar la pelota en el clásico y volvió el silencio.

Así, mientras alguien se iba del balcón para guardar la cacerola y la cuchara de madera, otro se quedó fumando en la puerta del edificio mientras silbaba la marcha peronista. Y más allá de la grieta, todos los rosarinos debieron encarar en las últimas horas de este domingo la compleja tarea de ajustar contrareloj su agenda semanal para alinearse a la nueva normativa, anunciada apenas dos horas antes de que venciera el último decreto.

Fuente:La Capital

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!