Martes 20 de Abril de 2021

Hoy es Martes 20 de Abril de 2021 y son las 07:12 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

INVESTIGACIÒN

25 de marzo de 2021

La erosión hídrica, un enemigo silencioso

El Centro de Estudios Territoriales de Ciencias Agrarias de la UNR estudia la degradación existente y trabaja en tecnologías para solucionarla. La situación en la cuenca del arroyo Ludueña

El Centro de Estudios Territoriales de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) advirtió a través de un estudio sobre la “degradación” de los suelos por “erosión hídrica” en la cuenca hidrográfica más extensa de Rosario.

Se trata de la cuenca del arroyo Ludueña, que contiene a una extensión de 800 km2 de campos de Rosario y localidades aledañas.

“Dos tercios de la ciudad de Rosario se encuentra constituida sobre esta cuenca, por lo cual es elemental estudiar la zona para evitar así las consecuencias de este proceso de degradación de suelos por erosión hídrica”, advirtió el estudio realizado por Néstor Di Leo, Sergio Montico y José Alberto Berardi, y publicado por la agencia Télam.

Para los especialistas, es “elemental” estudiar la erosión hídrica debido a que se trata de un “proceso complejo que puede generar pérdidas considerables de suelo, afectando la productividad del mismo”.

La zona agrícola de esta cuenca de 18 kilómetros de extensión se encuentra al sur de la ciudad de Rosario, cerca de las localidades de Zavalla y Coronel Arnold.

Di Leo, coordinador del equipo de investigadores, consignó “que a través de imágenes satelitales se detectaron la presencia de cárcavas, que son una especie de zanjas que se generan en el medio del campo donde el flujo del agua se concentra”.

“Este es uno de los procesos más graves, porque se generan remociones muy importantes de suelo, provocando un daño inmenso al mismo por la pérdida de su funcionalidad hidrológica”, indicó el profesional.

Al respecto explicó: “Pensemos la situación como si fuera una esponja que absorbe una determinada cantidad de agua, y cuando no puede contener comienza a escurrir; cuando hay erosión las capas que van quedando por debajo del suelo tienen menor capacidad de filtración”.

“La erosión hídrica va originando una paulatina impermeabilización del suelo, generando un exceso de agua acumulada cuando llueve lo que deriva en inundaciones”, apuntó.

Cartas en el asunto

Para el investigador, la situación de los suelos en la región es “crítica” y los datos arrojados son un “indicador de que hay que tomar cartas en el asunto”.

Di Leo alertó que la erosión “tiene algunos pasos previos que se desarrollan de manera silenciosa, y cuando por fin aparecen los síntomas más evidentes, ya existe una pérdida de suelo importante”.

“Lo que suele suceder por ejemplo es que los productores agrícolas reaccionan cuando ven el grave daño que se produce en su campo, es decir cuando el proceso ya es evidente”, consideró Di Leo.

Según los investigadores, el estudio busca “concientizar” sobre la temática, “particularmente en los sectores productivos y organismos estatales”.

“Hablar de erosión hídrica no está de moda ni en la agenda mediática, pero genera consecuencias directas a todos los habitantes y al medioambiente”, consideró Di Leo, para quien el problema sólo podrá ser “controlado” si primero hay “concientización”.

En esa línea indicó “que pueden implementarse terrazas y la rotación de los cultivos, porque de esa manera no sólo se evita la degradación sino que además se ayuda a que el agua de lluvia se incorpore al suelo, que será a su vez aprovechada por el cultivo generando un mayor rendimiento”.

“Ocuparse de esta cuestión contribuye a la solubilidad de toda la población y del ambiente, es un problema que hay que atenderlo cuanto antes, antes de que sea tarde, porque no se puede fabricar nuevas tierras”, advirtió finalmente el experto en suelos.

Fuente:Agro Clave

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!