Domingo 4 de Diciembre de 2022

Hoy es Domingo 4 de Diciembre de 2022 y son las 04:35 -

PANDEMIA

2 de noviembre de 2020

Médicos advierten que el hospital de Rafaela “está al borde del colapso”

"El hospital está abarrotado y eso hace que los equipos de salud estén exhaustos", alertó la pediatra Natalia Weppler en Cadena OH!

La pandemia golpea fuerte a la ciudad de Rafaela. Ayer reportó 57 nuevos casos positivos y el fallecimiento de 6 personas de acuerdo al informe epidemiológico del Ministerio de Salud de la Provincia. De esta manera, acumula un total de 3.465 contagios y de 60 víctimas fatales desde que comenzó el brote.

“Sigue siendo crítica la situación en nuestro hospital. Los casos han ido en aumento en los últimos días. Desde hace dos meses se dio en forma progresiva un aumento de los casos y eso generó un desgaste constante y altísimo del personal. Por eso uno acude a movilizar a través de los medios y redes sociales para dejar un mensaje y generar consciencia”, sostuvo la pediatra Natalia Weppler, en diálogo con el programa “Todo al mediodía” que conduce Hugo Isaak por Cadena OH!

“Nuestra realidad en los últimos dos meses cambió notablemente, porque se mantiene en forma sostenida la cantidad de casos. El hospital está abarrotado, a punto del colapso y eso hace que los equipos de salud estén exhaustos. Necesitamos de la colaboración y ayuda de todos. Cuando digo colapso, no solo hablo de la estructura física, edilicia, sino a nivel humano (físico y mental). El equipo de salud también se ve atravesado por esta situación”, advirtió la profesional.

A su vez, Natalia Weppler detalló que el hospital recibe derivaciones del centro-norte de la provincia y eso lo ubica en la situación de atender la demanda propia de Rafaela, localidades vecinas y de otros departamentos (Tostado, San Cristobal, Ceres).

En este contexto, la médica contó emocionada que “hoy estamos aunando fuerzas por una colega de 40 años que está en terapia intensiva en estado reservado. Son situaciones muy difíciles que nos toca atravesar, no solamente con los pacientes”.

Consideró también, que el COVID-19 es una enfermedad “muy dura, que deja al paciente en una soledad inmensa. El único contacto que tiene es a través de los profesionales de salud cuando ingresan a la habitación. El contacto es por medio de un vidrio cuando no entramos a revisarlos”.

“Cuando la situación cambió en Rafaela hace dos meses y nos vimos obligados a exponernos a este virus en forma permanente, mi postura fue ‘decido cuidar’ a mis hijos (Bautista y Alma). Pensé que volviendo a casa era exponer a Bautista -su hijo padece múltiples comorbilidades-. No lo podía exponer a semejante situación y fue así que pasaron dos meses sin verlos”, relató conmovida.

Escuchar también la nota completa

Fuente:Sin Mordaza

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!