Domingo 18 de Abril de 2021

Hoy es Domingo 18 de Abril de 2021 y son las 02:53 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

AGROPECUARIAS

13 de agosto de 2017

La fuerte carga tributaria es el palo en la rueda de la ganadería

La fuerte carga tributaria es el palo en la rueda de la ganadería

La causa esencial de la pérdida de competitividad en la Argentina es la intolerable carga fiscal. Excesivos impuestos, complejos, distorsivos y superpuestos entre sí, cúmulo de información requerida por los fiscos, cumplimientos formales permanentes que se trasladan a los contribuyentes con elevados gastos administrativos, son algunos de los motivos del incremento desmedido de costos que integran luego el precio de los productos exportados. En Latinoamérica el promedio del impuesto a la renta es del 28%, en el mundo del 24% y en la Argentina, del 35%. La carga sobre los movimientos bancarios es un "mérito" casi exclusivo, con una tasa del 1,2% al flujo de los fondos que se proyecta computar a cuenta del impuesto a las ganancias en los cinco años posteriores. En las jurisdicciones provinciales, Buenos Aires lidera con el impuesto sobre los Ingresos Brutos, donde la venta de carnes está alcanzada por el 1,75% cuando la empresa ya no es pyme. A este tributo no le interesa si existió o no renta y se acumula en cada una de las etapas productivas. La autoridades provinciales saben de memoria el perjuicio que este tributo produce. Su eliminación y eventual remplazo son urgentes. La herramienta "novedosa" en nuestro país para ejercer control y miedo entre los productos cárnicos es el Registro Fiscal de Operadores de Carne Bovina y Bubalina. Se trata de una medida injusta y que lejos está de ser voluntaria, como lo pregona el ente recaudador. Click Aquí La suspensión o exclusión de este padrón puede motivarse en cuestiones absolutamente subjetivas, en cuyo caso se produce una retención del total del IVA (10,5%) al vendedor de la hacienda. Por su parte, no está dispuesta una devolución inmediata de saldos favorables al productor y la privación de este capital de trabajo está ausente de resarcimiento al dueño de ese dinero. Se exigen también pagos a cuenta y percepciones en las compras de hacienda por faenar. El chip ganadero ha quedado sin vigencia por falta de reglamentación, pero se vienen nuevas normas de control y trazabilidad tributaria. La carga impositiva que agobia la producción de carne en el país se manifiesta en cálculos realizados en conjunto con la Cámara Argentina de Feedlot. Se puede obtener una utilidad de $ 765 en la compra de un ternero de 190 kilos y terminado con 310 kg. De ahí en más se descuentan los impuestos nacionales, provinciales y municipales, quedando para el productor una renta ínfima cuando la operatoria se desarrolla en Buenos Aires. El golpe mortal lo brindan el impuesto a los Ingresos Brutos, la carga del impuesto bancario, los efectos financieros tributarios y el impuesto a las ganancias, que terminan llevándose la mayoría de la utilidad posible. Tenemos la esperanza de que esta situación se revierta, pues nuestro país debe recuperar las cabezas perdidas por políticas equivocadas. El autor es contador y director fundador de SSV y Asociados

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!