Sábado 16 de Octubre de 2021

Hoy es Sábado 16 de Octubre de 2021 y son las 06:46 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

OPINIÓN

11 de octubre de 2018

Ley de adopción: cuestión de verdadero derecho

Ley de adopción: cuestión de verdadero derecho

Ante esta coyuntura y discusiones que buscan dividir, con los fanáticos y oportunistas de siempre, vale reflexionar sobre temáticas que debieran unir a todos los argentinos con la mirada puesta en el bien común.

Esta síntesis debe hacerla la política. Es su función primordial: generar consensos, dialogar y trabajar en conjunto.

Una de ellas es la ley de adopción que hoy rige en la República Argentina. Ley que, como tal, es adecuada y difícil de mejorar por alguna otra superadora, aunque sí es perfectible en su implementación. En ese sentido, solicitamos a los Ejecutivos provinciales y municipales que cumplan de forma responsable las medidas de abrigo y de contención dentro de su jurisdicción. Y al Poder Judicial, y específicamente a los Juzgados de Familia, el establecimiento de contraturnos, con la finalidad de abocarse en mayor profundidad y brindarles dedicación extra a las cuestiones relacionadas con el proceso de adopción. Contamos con jueces probos que muchas veces suplen las deficiencias de los Ejecutivos y, guiándose por el interés superior del niño, logran superar inequidades.

Sin embargo, a pesar de contar con una correcta ley y los ajustes adecuados para su excelente implementación, no dejamos de escuchar en los medios toda clase de quejas de dimensiones inauditas: procesos lentos, infinitos, plagados de una burocracia sin sentido. Personas mayores de 25 años, casados o no, en pareja o no, que reclaman su "derecho" a la adopción, aun cuando toda la normativa nacional e internacional reconoce a la adopción como un derecho de niñas, niños y adolescentes, no existiendo normativa alguna que otorgue a una persona mayor de edad el derecho a tener una/un niña/o en adopción. Es la inversa: un menor tiene derecho a una familia. Y no viceversa. Que no nos confunda la sociedad del consumismo: "Quiero un hijo y lo quiero ya". Adoptar es amar.

Vayamos a los números. Según un relevamiento del año 2014, existían en el país 9219 niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales. Estos 9219 se distribuían de la siguiente manera: 2200 tenían de 0 a 5 años (23,86%); 3654, de 6 a 12 años (39,64%); 3365, de 13 a 17 años (36,5%). ¿Podríamos adivinar, sin necesidad de estadística alguna, qué segmento fue adoptado y cuál no? Ese año, hubo algo así como 5500 postulantes. El 90% de ellos aceptaba niñas/os hasta 1 año; el 71% aceptaba niña/os hasta 4 años; el 15%, hasta 8 años y el 1%, hasta los 12 años.

Hoy no hay recién nacidos sanos que esperen ser adoptados. "Los ubicamos enseguida". Sí encontramos pequeños con discapacidad. O hermanos que no logran ser adoptados.

Ahora bien, son los datos estadísticos los que revelan que el espíritu de la ley no ha sido entendido en toda su dimensión: la adopción no es un proceso de adultos deseosos de constituir la familia que soñaron. Primero, porque nunca un hijo resulta ser el espejo en el que mirar nuestro narcisismo. Gracias a Dios. Segundo, porque la adopción tiene que ver con la necesidad del niño y no con la propia.

En una adopción se juegan corazones solidarios dispuestos a hacer suyas las necesidades de otro.

La autora es diputada nacional (PRO-Cambiemos).

Infobae

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!